Portada - Últimas noticias

Una gran base militar rusa ha surgido en el noreste de Siria.

El Ejército ruso ha comenzado a desplazar a las fuerzas estadounidenses de territorios sirios, colocando una de las bases militares más grandes detrás del ejército estadounidense. Gracias a las acciones del comando militar ruso, el ejército de EEUU no pudo avanzar en dirección occidental. El Ejército ruso tiene previsto desplegar en la base sistemas de defensa antiaérea de corto y medio alcance, lo que le permitirá tomar eventualmente el control de todo el espacio aéreo sirio.

Las imágenes de satélite muestran una base militar rusa ubicada cerca de la ciudad de Kobani (provincia de Alepo), donde se puede ver que la instalación militar está reforzada activamente por personal militar ruso. Además del equipo terrestre militar, también se despliegan allí helicópteros de combate y polivalentes de las fuerzas aeroespaciales rusas, lo que no solo ayuda a proteger la región, sino que también permite la realización de patrullas en áreas remotas.

Ahora, la policía militar y las fuerzas aeroespaciales rusas se encuentran cerca de Kobani. Los helicópteros Mi-8 y Mi-35 tienen su base allí y proporcionan cobertura aérea a las patrullas militares rusas que se desplazan por las carreteras de Siria en vehículos blindados. Cabe señalar que el área de influencia de EEUU en Siria se ha reducido considerablemente. Ahora controlan la base de Al Tanf, en el sureste de Siria, cerca de la frontera con Iraq y Jordania, así como el territorio del llamado “Kurdistán Occidental”, adyacente a ella, en la frontera iraquí, en el noreste y este del país.

Cabe señalar que anteriormente EEUU intentó activamente evitar la expansión rusa hacia el este de Siria, pero estos intentos no tuvieron éxito debido a la significativa superioridad de Rusia en esta región.

Cuatro miembros de las FDS muertos en ataques en el noreste de Siria

Cuatro elementos de la milicia pro-estadounidense FDS murieron y otros resultaron heridos en una serie de ataques en los campos de Hassaka, Raqqa y Deir Ezzor.

Fuentes civiles informaron al reportero de SANA que un ataque efectuado por desconocidos contra un cuartel de la milicia FDS en el poblado de Fagg (municipio Al Hol) al este de la ciudad de Hasaka causó la muerte de dos milicianos por lo menos mientras otros fueron heridos.

En Raqqa, desconocidos atacaron con ametralladoras un cuartel de la milicia FDS dejando a un efectivo herido.

Un artefacto sembrado por desconocidos explotó al paso de un vehículo militar perteneciente a la milicia pro-estadounidense FDS cerca del poblado Keshkiye, al este de Deir Ezzor, lo cual provocó la muerte de dos armados de esa milicia.

Anteayer un efectivo de la milicia FDS murió durante un asalto contra un puesto de la misma en el pueblo Al Kubr situado a orillas del Éufrates, en el campo occidental de Deir Ezzor, cerca de los límites administrativos de Raqqa.

En los últimos tiempos los ataques contra los cuarteles y ejes de movilidad de los ocupantes estadounidense y turco van en aumento en la región de Al Yazira (noreste de Siria) causándoles numerosos muertos y heridos aparte de la destrucción de vehículos militares.

Atacan con explosivos vehículos de embajada británica en Irak

Varios vehículos pertenecientes a la embajada británica en Bagdad, capital iraquí, han sido atacados con “artefactos explosivos improvisados”.

De acuerdo con la información divulgada por la agencia británica de noticias Reuters, la representación diplomática del Reino Unido en Bagdad ha anunciado, este martes, que se produjo un ataque con artefactos explosivos improvisados (IED, por sus siglas en inglés) contra varios de sus vehículos, además de indicar que en el incidente no se registraron víctimas mortales y ningún grupo armado se ha atribuido la autoría de la ofensiva por el momento.

El Reino Unido es una de las más de 60 naciones de la llamada coalición liderada por EE.UU. que mantienen una presencia militar en Irak desde 2014, so pretexto de combatir al grupo terrorista Daesh.

La misma jornada, pero horas antes, dos convoyes de vehículos blindados de EE.UU. han sido blanco de una serie de bombas colocadas en dos vías del país árabe. Conforme a fuentes locales, los camiones estadounidenses que integraban dichos convoyes, que trasportaban equipo militar y logístico de la coalición estadounidense, quedaron totalmente destruidos, mientras que otros informes han aseverado que no han sufrido daños.

Cohetes y bombas: EEUU recibe nueva advertencia en Irak

Las fuerzas de EE.UU. en Irak han sido objeto de una nueva serie de ataques y parece que a Washington le ha calado hondo el mensaje de estas ofensivas.

Este martes, se ha lanzado un ataque con cohetes contra la embajada de Estados Unidos en Bagdad, capital iraquí. También, el lunes, varios convoyes estadounidenses fueron blanco de asaltos en el sur y centro del país árabe.

Últimamente, las tropas norteamericanas son atacadas con mucha frecuencia en suelo iraquí. El Mando Central de EE.UU. (USCENTCOM, por sus siglas en inglés) ha confirmado esta realidad, empero se abstiene de comentar los daños sufridos.

“Hemos registrado numerosos ataques indirectos contra nuestras bases en la primera mitad de este año (...) Lo bueno es que no han sido letales”, sostuvo el pasado viernes el general Kenneth McKenzie, jefe del USCENTCOM.

Ningún grupo ha asumido la autoría de estas recientes ofensivas, pero lo que sí parece patente es que a EE.UU. le ha calado hondo el mensaje implícito de los ataques, razón por la cual, planea retirar parte de sus tropas del país árabe.

Estados Unidos invadió Irak en 2003, so pretexto de derrocar al exdictador iraquí Sadam Husein y acabar con sus armas de destrucción masiva. Transcurridos 17 años de dicha fecha, el militarismo estadounidense ha sido siempre blanco de críticas, sobre todo después del atentado que ordenó a principios de este 2020 el presidente de EE.UU., Donald Trump.

En el marco de un ataque selectivo, Trump ordenó en enero el asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y del subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, entre otros militares, en Bagdad.

Cohetes y bombas golpean dos convoyes militares de EEUU en Irak

Dos convoyes de vehículos blindados pertenecientes a EE.UU. que transportaban equipo militar y logístico han sido blanco de bombas en las carreteras de Irak.

El Ejército iraquí, en un comunicado emitido el lunes, informó que la primera bomba explotó al borde de una carretera en la provincia sureña de Al-Qadisiya, mientras que la segunda explosión tuvo lugar en otra vía en la provincia central de Babil.

“Las dos bombas, al costado de la carretera, apuntaron a los convoyes de camiones que transportaban equipo de la coalición internacional (liderada por Estados Unidos)”, indica la nota y especifica que los camiones eran operados por conductores y empresas de transporte iraquíes.

Conforme al texto, las explosiones no han causado daños a los convoyes. Esto mientras que fuentes locales aseguraron que los vehículos quedaron totalmente destruidos y el fuego ardió durante mucho tiempo en el lugar del ataque al convoy militar en la carretera internacional.

Hasta el momento ningún grupo o individuo se ha atribuido la responsabilidad de dichos ataques. Sin embargo, estos son los más recientes de una serie de explosiones que ha afectado a las fuerzas de ocupación norteamericanas en medio del creciente sentimiento antiestadounidense en el país árabe.

Asimismo, la madrugada de este martes, la Zona Verde en Bagdad (capital iraquí), que alberga la embajada de EE.UU., ha sido una vez más objetivo de un ataque con cohetes. Los medios iraquíes han anunciado que el ataque apuntó la parte militar de la sede diplomática de EE.UU., que con frecuencia sufre este tipo de ofensivas. Se han escuchado al menos tres explosiones en el lugar.

Sin embargo, según las fuentes, el sistema de defensa aérea de la embajada estadounidense pudo contrarrestar varios de los cohetes disparados contra el edificio.

Irak exige más que nunca la salida de las tropas estadounidenses, sobre todo, tras el brutal asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y el subcomandante de Al-Hashad Al-Shab, Abu Mahdi al-Muhandis, entre otros compañeros, en un ataque selectivo ejecutado el pasado 3 de enero por Washington en Bagdad.

Tras estos asesinatos, han crecido los sentimientos antiestadounidenses y el descontento de los iraquíes por la violación de la soberanía su país.

Las fuerzas populares iraquíes, a su vez, han afirmado que harán frente a cualquier ataque de EE.UU. y han advertido de que tratarán a los militares estadounidenses como a “tropas de ocupación”.

Un helicóptero del Ejército de EEUU se estrella en el norte de Siria

BEIRUT (Sputnik) — Un helicóptero del Ejército de EEUU se estrelló cerca de la localidad de Al Yarubiya, situada en la provincia de Al Hasaka, en el norte de Siria, comunicó la agencia nacional siria SANA, que cita fuentes locales.

"Un helicóptero de las fuerzas de ocupación de Estados Unidos se estrelló en el poblado de Tel Haddad, en la región de Al Yarubiya", detalló SANA.

Según esta agencia, el lugar de la caída del helicóptero fue acordonado con vehículos blindados de los militares norteamericanos.

Mientras tanto, el portavoz de la operación de la coalición Resolución Inherente, coronel Wayne Marotto, comunicó que el helicóptero realizó un aterrizaje de emergencia en el norte de Siria.

"Un helicóptero de la coalición realizó un aterrizaje de emergencia sobre las 09:30 del 15 de septiembre en el norte de Siria", tuiteó Marotto.

​El coronel militar precisó que "el incidente no fue resultado de ninguna actividad hostil y el helicóptero aterrizó de manera segura".

"El personal de emergencia respondió al incidente, no hubo heridos, la tripulación fue rescatada", agregó.

En 2014, Estados Unidos y sus aliados llegaron a Siria para combatir al grupo terrorista ISIS (autodenominado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países), sin autorización de Damasco.

En diciembre de 2018 el presidente estadounidense, Donald Trump, proclamó la victoria sobre el grupo terrorista, al subrayar que la lucha contra esa organización era la única razón de EEUU para mantener su presencia en Siria.

Más tarde, la Casa Blanca anunció la retirada de las fuerzas de EEUU de Siria, sin embargo, precisó que ello no significa el fin de la coalición antiterrorista global liderada por Washington.

Con respecto al contingente militar que EEUU todavía mantiene en el noreste de Siria, el jefe del Pentágono, Mark Esper, había comentado que su objetivo principal es evitar que ISIS recupere el acceso al petróleo sirio.