Portada - Últimas noticias

"Hay que sacar los Presupuestos como sea". Es la consigna de La Moncloa a los ministros, según revelan fuentes del Gobierno a Vozpópuli. No importa la línea roja que se cruce, ni la institución que quede entredicho. La coalición entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se ha conjurado para un único objetivo: su supervivencia. Y la continuidad del Ejecutivo exige unas nuevas cuentas.

Es la interpretación que hacen fuentes del PSOE y de Podemos sobre los acontecimientos de los últimos días. El anuncio de la tramitación de los indultos a los líderes del proceso separatista, el choque con la Comunidad Madrid por la gestión de la pandemia y el ataque de los ministros morados a la monarquía son el embrión de un conflicto institucional. La preocupación en las altas esferas del Estado, las empresas y los partidos políticos, incluido un sector del PSOE, va en aumento.

Algunos ministros han lamentado la gestión que ha hecho La Moncloa del veto al rey Felipe VI en Cataluña. No entienden la falta de explicaciones, que, en su opinión, solo ha contribuido a alimentar las especulaciones sobre las verdaderas razones de su ausencia en el acto de entrega de despachos a los nuevos jueces en Barcelona.

El episodio ha desconcertado al PSOE, que no sabe a qué atenerse. Y critican esa sensación de que todo está en venta con tal de sacar adelante los Presupuestos. Fuentes socialistas entienden que la maniobra de Sánchez con los indultos y la reforma de los delitos de sedición y rebelión es un intento de atar esas cuentas.

Vía Cs y negociaciones con ERC

Es cierto que el Gobierno mantiene abierta la vía de Ciudadanos, pero no quiere cerrar la puerta del bloque de la investidura: ERC y Bildu, además de PNV. Desde el socialismo interpretan que son "gestos estéticos" hacia el independentismo que de momento no tienen consecuencias judiciales, pero que pueden servir para los Presupuestos. "Hay mucha táctica", admite un alto cargo socialista. "Podemos está muy duro y complica la vía de Ciudadanos".

En Podemos aseguran que las negociaciones de Iglesias con Bildu y ERC estaban pactadas con Sánchez. Y que el presidente del Gobierno quiere lanzar al vicepresidente para "evitar quemarse". "Estamos en una pandemia mundial, y hacemos todo lo posible para sobrevivir", reconoce un dirigente de Podemos en conversación con Vozpópuli.

Los morados admiten que el Ejecutivo lucha por la supervivencia. Apuntan a que Iglesias siempre pacta con Sánchez todos sus movimientos, y que en el caso del indulto a los condenados del procés, así como en el veto del Rey Felipe VI a Cataluña del pasado viernes, fue Sánchez y su sanedrín en la Moncloa los que tomaron la decisión.

"Sánchez tiene miedo"

"Sánchez tiene mucho miedo a que vuelva a ocurrir lo que pasó en febrero del año pasado. Entonces presentó los presupuestos antes de tener atado el pacto político, y ERC le obligó a convocar elecciones. Esta vez el borrador presupuestario ya está casi cerrado, pero hace falta blindar un pacto político", mantienen las fuentes consultadas.

Tanto Sánchez como Iglesias saben que la aprobación de los presupuestos es esencial para evitar una crisis de Gobierno. La orden de la Moncloa es sacar adelante las cuentas como sea, lo que de momento está desembocando en algo parecido a una crisis institucional. Pero en el Gobierno reiteran: "Estamos en una pandemia mundial, y hacemos todo lo posible para sobrevivir".

Sánchez acelera la desaparición del Estado en Cataluña: "El separatismo nos ha expulsado"

El veto del Gobierno a la presencia del Rey en Barcelona y el anuncio de que la próxima semana el Ejecutivo comenzará a tramitar los indultos a los condenados por el 'procés', con la negociación de los Presupuestos y la posible inhabilitación de Quim Torra en el horizonte, han disparado las alarmas entre los sectores constitucionalistas y el poder judicial en Cataluña. Creen que las cesiones al independentismo desde la llegada de Pedro Sánchez a Moncloa han ahondado aún más en la desaparición de las instituciones del Estado en Cataluña iniciada después de la transición.

"Esa dinámica de autoexclusión o retirada del Estado y sus instituciones de Cataluña, que ya venía produciéndose desde hace décadas, está empeorando de forma preocupante en las últimas semanas", señala a Vozpópuli el presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC), Fernando Sánchez Costa. "Nos provoca una gran desazón que después de diez años de 'procés' volvamos a sufrir otra vez los mismos errores de los últimos cuarenta años y que, con el objetivo de conseguir apoyos parlamentarios en Madrid, los gobiernos de turno sigan replegando a las instituciones y hayan convertido a Cataluña en un protectorado de las élites nacionalistas", añade.

La cesión de competencias en materia de Educación, medios de comunicación, lengua y fuerzas de seguridad del Estado desde la transición han sido los pilares utilizados por el independentismo catalán para construir su marco discursivo en los últimos cuarenta años, según indica el politólogo David Álvaro en su libro 'Cataluña, la construcción de un relato' (Ed. Deusto).

"La educación en Cataluña está completamente ideologizada, se habla del Estado español como una suerte de ente extranjero. Lo mismo ocurre con los medios de comunicación, la propia Convergencia reconoció que TV3 nacía con el objetivo de crear una conciencia de cultura catalana; no se llevan a cabo actos culturales promovidos por el Gobierno central; las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han quedado muy relegados por detrás de los Mossos; e incluso han desaparecido o vetado los partidos de la selección española de fútbol en Cataluña", resume Álvaro.

"La llegada de Pedro Sánchez al Gobierno ha acelerado aún más la desaparición del Estado y sus instituciones", asegura este politólogo. Como ejemplo, recuerda los mensajes que Carles Puigdemont envío a Toni Comí en enero de 2018, sólo tres meses después del 1-O, reconociendo que "Moncloa había triunfado" y que el plan de independencia independista había fracasado.

Sin embargo, diciembre cerró el año 2018 con el pacto de Pedralbes entre Sánchez y Torra. "En sólo doce meses, todo cambió para el independentismo y a partir de entonces se ha acelerado la desaparición del Estado en Cataluña y la puesta en marcha de un proceso de diálogo del que depende la aritmética y la supervivencia parlamentaria del Gobierno de Sánchez", agrega Álvaro. "En esa mesa de diálogo se negocia todo. Incluso la presencia del jefe de Estado en Cataluña".

El veto al Rey indigna a los jueces

Precisamente la decisión del Gobierno de no autorizar al Rey a presidir la ceremonia de entrega de los despachos a los nuevos jueces celebrada este viernes en Barcelona llevó al presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, a expresar su "enorme pesar" y a defender la figura del monarca como "símbolo de unidad y permanencia" del Estado.

Un malestar generalizado entre fiscales, jueces y juristas. "La ausencia del Rey no refuerza al poder judicial, y reforzar al poder judicial en Cataluña es algo necesario en estos momentos", indica en declaraciones a Vozpópuli José María Macías, vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Este jurista destaca el hecho de que, precisamente, la Escuela Judicial tenga su sede en Cataluña, una comunidad autónoma que sufre de un importante déficit de jueces y fiscales debido a las tensiones desatadas en los últimos años por el independentismo al poder judicial.

"El 90% de los jueces que se han incorporado este viernes a la Escuela Judicial tendrán como primer destino tribunales de Cataluña. El Rey simboliza la unidad y la permanencia del Estado, y según indica el artículo 117 de la Constitución, en España la Justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey por Jueces y Magistrados, por eso la presencia del Rey en cualquier acto del Poder Judicial es importantísima", añade Macías.

La ausencia del Rey en Barcelona también ha dejado desamparados a los sectores constitucionalistas. "Es un error grave, un paso más en la retirada o autoexclusión del Estado en Cataluña y una nueva concesión al nacionalismo", indica el presidente de SCC, Fernando Sánchez Costa.

"Tiene una importancia especial para los que no somos independentistas, porque el jefe del Estado es la institución más importante del país y por lo que significó para los constitucionalistas su discuros del 3 de octubre del 2017. El independentismo nos ha expulsado y el Estado debe protegernos", añade.

Temor a una amnistía tras los indultos

Las concesiones del Gobierno de Sánchez al independentismo, con la negociación de los presupuestos y la posible inhabilitación de Quim Torra en el horizonte más cercano, han avivado los temores a que se acabe traduciendo también en una amnistía encubierta a los condenados por el procés mediante una reforma del Código Penal para cambiar el delito de sedición.

Desde SCC se oponen a la concesión de los indultos, aunque entienden que el Gobierno debe tramitarlos, debido a que el 'procés' "ha sido el mayor intento de quiebra constitucional en la historia de España" y a que por parte de los condenados "no hay ningún tipo de arrepentimiento ni voluntad de reparar el daño ocasionado".

"No obstante, pensamos que si el Gobierno decide aceptarlos por tener un gesto político con el independentismo deben de hacerlo de cara a la opinión pública y no por la puerta de atrás. Estamos en contra de los indultos, pero si los conceden que no lo hagan reformando el código penal para hacer una amnistía encubierta y orientada a solventar las penas de los condenados por el 'procés", señala Sánchez Costa.

El presidente de SCC reclama una presencia administrativa fuerte del Estado, así como una política cultural y el reforzamiento de la arquitectura de las instituciones estatales en Cataluña para evitar que los independentistas acaben "ganando".

"La entrega de competencias y de espacios institucionales a las élites nacionalistas es letal, y a medio plazo, en 10 o 15 años, puede suponer la desconexión definitiva de Cataluña respecto al Estado. Están convirtiendo a Cataluña en un protectorado de las élites nacionalistas", apostilla Sánchez Costa.

Fuente: Vozpopuli

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente