Portada - Últimas noticias

Cazas sirios y rusos han abierto las puertas del infierno a los terroristas de Daesh, al lanzar amplios bombardeos contra sus escondites en el centro del país árabe.

Conforme reporta el portal web Al-Masdar News, los aviones del Ejército sirio, respaldados por la Fuerza Aeroespacial de Rusia, han realizado este viernes un ataque relámpago contra las posiciones de Daesh en varias partes de la provincia central de Homs, tras monitorear sus movimientos en la región.

En esta feroz ofensiva, según detalla el informe, los cazas de combate destruyeron las guaridas de los extremistas en la zona, además de infligir grandes pérdidas y considerables daños en sus filas.

A su vez, las unidades del Ejército Árabe Sirio y las Fuerzas de Defensa Nacional realizaron una gran patrulla en una región ubicada entre las provincias de Homs, Al-Raqa (norte) y Deir Ezzor (este) para una llevar a cabo una operación de peinado y detectar a las células durmientes de Daesh en la zona, agrega el medio.

Recientemente, cientos de terroristas de Daesh, incluidos cabecillas, se han estado refugiando en el desierto de Homs, sito en el corazón de la región central de Siria. Esto, mientras que varios informes revelan que los extremistas están recibiendo apoyo logístico de las fuerzas respaldadas por EE.UU. en la zona de Al-Tanaf, en el sureste de Homs.

A pesar de la lucha incansable del Ejército sirio y la caída del ‘califato’ proclamado por Daesh en este país árabe, los terroristas takfiríes siguen perpetrando atentados en distintos puntos de Siria.

Esta operación conjunta de las Fuerzas Armadas de Rusia y Siria se produce un mes de después de que un general ruso perdió la vida al explotar una bomba colocada por los terroristas de Daesh en el arcén de una carretera en la gobernación de Deir Ezzor.

Las fuerzas sirias también están emprendiendo acometidas contra otros bastiones de las células de Daesh, particularmente en las zonas desérticas de la provincia de Deir Ezzor, donde los terroristas siguen operando.

Dos ataques simultáneos contra convoyes estadounidenses en Iraq. Washington amenaza con cerrar su embajada

Dos bombas situadas al borde de la carretera detonaron simultáneamente en Iraq, una en la localidad de Abu Garib y la otra en la localidad de Al Hallah contra dos convoyes militares estadounidenses.

Los convoyes militares estadounidenses en Iraq llevan siendo atacados desde hace varios meses. Para protegerse de tales explosiones, la llamada coalición anti-Daesh liderada por EEUU recurrió a compañías iraquíes locales para la transferencia de sus equipos logísticos.

Recientemente, los ataques con cohetes contra bases estadounidenses en Iraq han obligado al ejército estadounidense a evacuar algunas bases, incluida la de Al Tayi al norte de Bagdad.

“El Departamento de Estado de EEUU ha advertido del cierre de su embajada en Bagdad si continúan los ataques a las representaciones diplomáticas estadounidenses”, anunció el presidente iraquí.

“El secretario de Estado, Mike Pompeo, advirtió sobre los continuos ataques contra la embajada de EEUU y otras representaciones diplomáticas y convoyes de apoyo logístico”, dijo el presidente iraquí Barham Saleh en un comunicado en una reunión de los jefes de los tres poderes ejecutivo, legislativo y judicial con líderes de partidos y grupos iraquíes, organizada por invitación del primer ministro iraquí, Mustafa al Kadhimi, y en ausencia de Nuri al Maliki y Hadi al Amiri, líderes del Estado de Derecho y la coalición Al Fath respectivamente.

Según el presidente iraquí, Pompeo ha dicho que el presidente de EEUU, Donald Trump, está considerando seriamente el cierre de la embajada estadounidense en Bagdad.

Pompeo también amenazó con lanzar una “operación de aniquilación” contra todos los involucrados en los ataques a las fuerzas estadounidenses.

“El secretario de Estado de EEUU describió las consecuencias del cierre de la embajada como muy negativas para Iraq y su futuro. Concluyó que esta fue la última advertencia al gobierno para que tome medidas serias contra tales acciones”, agregaron las fuentes.

El Ejército libanés mata a 13 terroristas en la frontera con Siria

Las Fuerzas Armadas libanesas han abatido a 13 terroristas takfiríes en la frontera con Siria, según han informado medios locales.

En una operación lanzada el sábado en la región de Wadi Jaled, en el norte de El Líbano, las fuerzas de seguridad mataron a 13 extremistas y detuvieron a otros 15.

Tal y como informó la cadena local de televisión Al-Mayadeen, el Ejército libanés destruyó también una sede de los terroristas en la referida zona.

El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) anunció en agosto de 2017 el final de la presencia de las bandas violentas en la frontera común con Siria, como resultado de las ofensivas realizadas de manera conjunta con el Ejército sirio.

La frontera sirio-libanesa, que una vez fue una de las principales vías de acceso de los terroristas, actualmente está blindada y cerrada al tráfago por las fuerzas sirias y no hay informes de movimientos diarios de los takfiríes en la zona.

EEUU aumenta vuelos militares en Siria tras choques con Rusia

En medio de la escalada de tensión con Rusia en las zonas nororientales de Siria, EE.UU. ha aumentado sus vuelos de escolta y reconocimiento en el país árabe.

En un informe publicado el sábado, el portal sirio Al-Masdar News informó del aumento considerable de los vuelos de los helicópteros de la llamada coalición anti-Daesh, liderada por Estados Unidos, en el noreste de Siria.

“Los convoyes militares de Estados Unidos son escoltados por helicópteros militares, especialmente en las zonas donde están presentes las fuerzas rusas”, indicó el medio, citando a varios activistas locales que habían pedido permanecer en anonimato.

La noticia se difundió, tras los enfrentamientos entre las tropas rusas y las estadounidenses en la provincia de Al-Hasaka. Uno de los recientes casos acaeció a finales de agosto, cuando una patrulla del Ejército ruso intentara frenar el avance de una columna de vehículos blindados de Estados Unidos que se dirigía a la ciudad de Al-Malekiya. En el suceso, algunos soldados norteamericanos resultaron heridos.

Al-Hasaka, un área abundante en recursos petroleros, ha vivido una escalada de tensión provocada por Washington, cuyas tropas se han medido con los efectivos del Ejército sirio, así como con las unidades rusas que realizan patrullas diarias en esta zona a petición del Gobierno sirio.

Ante tal escenario, últimamente, el Ejército sirio y su aliado ruso han reforzado sus posiciones militares en Al-Hasaka y en las ciudades adyacentes, en las que EE.UU. y ciertos grupos terroristas a los que apoya tienen bajo ocupación ciertas regiones cercanas a los yacimientos petrolíferos.

Estados Unidos ha incrementado también los despliegues militares en las zonas nororientales de Siria, donde ha instalado el radar avanzado Sentinel, pese al rechazo de Damasco a su presencia ilegal en el territorio sirio.

De hecho, el presidente sirio, Bashar al-Asad, ha dejado claro una y otra vez que Damasco considera a las tropas estadounidenses como ocupantes, y ha prometido liberar cada centímetro del país de las fuerzas invasoras, sea de EE.UU., de Turquía o del régimen israelí.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente