Portada - Últimas noticias

CARACAS (Sputnik) — El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció que en su país las pérdidas alcanzan el 99% de los ingresos en divisas, producto del bloqueo económico que enfrenta la nación sudamericana en los últimos seis años.

"En seis años de persecución y bloqueo criminal contra Venezuela, las pérdidas alcanzan el 99% del volumen de ingresos en divisas. Esto significa sin duda alguna, un desplome sin precedentes de nuestra economía y un ataque artero a la vida del pueblo", señaló el mandatario a través de su cuenta en la red social Twitter.

​Maduro entregó el 29 de septiembre el proyecto de Ley Antibloqueo a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) para su aprobación, con la cual dijo buscan dotar al Estado de las capacidades institucionales y jurídicas para enfrentar el bloqueo económico.

El presidente aseguró que en seis años pasaron de percibir 56.000 millones de dólares a menos de 400 millones de dólares.

"En cinco años el bloqueo logró cortar de un tajo el financiamiento al país, impidiendo que el Estado disponga de las divisas para adquirir los alimentos, las medicinas, los insumos y materias primas esenciales de la actividad económica", expuso Maduro ante la ANC.

De igual manera, aseveró que desde el 2015 el ritmo de caída de los ingresos externos de Venezuela se eleva a 30.000 millones de dólares al año.

Mientras, que entre 2014 y 2019, dijo, la producción petrolera de Venezuela cayó en 66,5%, y el país dejó de producir 1,19 millardos de barriles entre 2015 y 2019.

Segundo buque iraní con gasolina entra en aguas venezolanas

CARACAS (Sputnik) — El buque iraní Fortune, cargado con gasolina, es el segundo en la última semana que ingresa a aguas venezolanas, de acuerdo con la información publicada por la web de radares náuticos Marine Traffic.

La embarcación, con el número de IMO: 9283746, se encuentra al norte del estado insular Nueva Esparta y se prevé que las próximas nueve horas arribe al puerto de la Refinería El Palito, ubicada en el estado Carabobo (norte).

El barco Forex, fue el primero en llegar, de este segundo envío de gasolina iraní a Venezuela, para palear la escasez provocada por las sanciones de Estados Unidos contra la estatal Petróleos de Venezuela S.A (PDVSA).

Para completar este envío solo resta el ingreso en aguas venezolanas del buque Faxon.

En base a la capacidad de las tres embarcaciones, se estima que transportan 825.000 barriles de gasolina, pero se desconoce si trasladan algunos de los componentes necesarios para la fabricación de este combustible, como lo hicieron a finales de mayo.

Desde mediados de 2018, estados del interior de Venezuela están padeciendo a causa de la escasez de gasolina, que el Gobierno ha denunciado es uno de los efectos de las sanciones de Estados Unidos, que le impiden importar aditivos para su elaboración, así como contratar servicios de mantenimientos o comprar repuestos.

En marzo de este año la crisis de abastecimiento de combustible llegó a la capital venezolana, y el primero de junio, el presidente Nicolás Maduro anunció el aumento del litro de gasolina a precio internacional, junto a restricciones para adquirirlo a precio subsidiado.

Esa medida comenzó a aplicarse tras el arribo de los tanqueros iraníes a finales de mayo, cuando Venezuela compró a la nación persa cinco buques con 1,55 millones de barriles de gasolina, que lograron aliviar en algunos estados las kilométricas filas.

Sin embargo, en septiembre la situación volvió a tornarse crítica, con estaciones de servicio cerradas e interminables filas de autos en las que estaban abiertas.

Análisis: Alianzas opositoras apuestan al voto para las parlamentarias en Venezuela

Kelly Carreño

CARACAS (Sputnik) — Faltando tres meses para las elecciones legislativas en Venezuela, sectores de la oposición decidieron formar una coalición y participar en los comicios, en contraposición con el llamado a no votar que se realiza desde las filas que lidera el también opositor Juan Guaidó.

Los partidos Acción Democrática, Copei, El Cambio, Cambiemos y Avanzada Progresista presentaron sus candidaturas ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) bajo la denominada Alianza Democrática.

El secretario general de El Cambio, Alfonso Campos, ve difícil que la oposición obtenga, como en el 2015, la mayoría en parlamento, pero dijo que trabajan en función de quitarle con votos la mayoría calificada al Gobierno, que se presenta en los comicios del seis de diciembre bajo la coalición del Gran Polo Patriótico, conformada por siete organizaciones políticas.

"Si siguen llamando a la abstención y llega a 50% va a ser difícil que nosotros alcancemos una mayoría en la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), pero lo que sí podemos alcanzar es romperle los dos tercios, quitarle la mayoría calificada. A lo mejor podrían tener la mayoría simple, no lo sé, habría que ver cómo termina el escenario", dijo Campos en conversación con Sputnik.

Para Campos, la principal motivación de la Alianza Democrática es no dejar a los venezolanos sin opciones y presentar una propuesta para quienes deseen expresar la desaprobación al Gobierno nacional a través de las urnas.

"La realidad del país es que no podemos desaprovechar el 84% de rechazo que hay hacia el Gobierno. La gente en los barrios (zonas populares) nos dice que no dejemos de hacerlo, que quieren dar voto castigo a este nefasto Gobierno que ha hundido a Venezuela en la crisis que actualmente vive", expresó.

Maduro ve con buenos ojos que ese sector de la oposición participe en los comicios. En reiteradas ocasiones ha dicho que el oficialismo le dará "una paliza" en las urnas a los partidos opositores, pero aseguró que en cualquier caso se respetarán los resultados de las parlamentarias.

Dos sectores

Mientras el sector opositor que apoya a Guaidó apuesta por "la mano extranjera en los asuntos de Venezuela", otro sector se ha decantado por la vía electoral para la resolución de conflictos; esta última, dijo el politólogo Walter Ortiz, es la más viable para generar un cambio político.

"Las alianzas que estamos viendo son la configuración del deslinde que hay entre los sectores de la oposición que creen que la ruta electoral es la más viable para generar un cambio político y los que insisten en vías insurreccionales fuera de la Constitución para generar un proceso de transición violento", indicó Ortiz, egresado de la Universidad Central de Venezuela y articulista del diario El Correo del Orinoco.

El analista manifestó que la oposición que participa en el proceso debe realizar un esfuerzo con los actores que se niegan a reconocer los resultados del seis de diciembre, y deben convencerlos de que la ruta que están tomando es viable para una solución política, y no el "atajo extremista del ejercicio de la violencia".

En ese sentido, Campos rechazó que el sector de la oposición que apuesta a la abstención los señale por llamar a la participación en las elecciones, la cual calificó como la única vía democrática para el ejercicio del voto.

"¿Cómo podemos como oposición llamar al abstencionismo y hacernos llamar a la vez democráticos, cuando el primer ejercicio que caracteriza a la democracia es el voto? ¿Cómo puedo llamarme pacifista si llamo a la violencia?, ¿Cómo puedo hablar de ejercicio político si no estoy dispuesto a dialogar con el adversario?", preguntó.

Entretanto, el diputado del gobernante Partido Socialista Unido (PSUV), Saúl Ortega, consideró que las alianzas políticas son una estrategia válida, constitucional y habitual en los procesos electorales democráticos.

"Es necesario que existan esas opciones, ya le tocará decidir al pueblo quién tiene la simpatía, pero lo importante es que los venezolanos tenemos para escoger, cosa que no ocurre en otros países como Estados Unidos, donde solo dos partidos participan. Aquí hay muchas organizaciones", alegó.

Para los comicios también se conformó la plataforma Venezuela Unida, liderada por el presidente del parlamento Luis Parra, y que agrupa en alianza a varios movimientos políticos.

Estos destacaron que su objetivo fundamental es "buscar soluciones a los graves problemas que enfrenta la población, lograr la despolarización del país y la reconciliación nacional".

Ambas alianzas son criticadas por el sector opositor que se opone a los comicios, y las acusa de estar confabuladas con el Gobierno para llevar a cabo una "farsa electoral".

Además, miembros de estas alianzas fueron sancionados por el Gobierno de Estados Unidos, al alegar que estos ciudadanos "han actuado como parte de un esquema más amplio para manipular las elecciones parlamentarias que se llevarán a cabo en diciembre de 2020".

Por su parte, alianzas opositoras y el Gobierno buscan convencer a los ciudadanos y la comunidad internacional que en el país existen garantías electorales para las parlamentarias, por lo que han asegurado que "llueve, truene o relampaguee", en enero de 2021 en Venezuela habrá una nueva Asamblea Nacional.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente