Portada - Últimas noticias

La explosión ocurrida en un almacén de armas en la provincia siria de Idlib (noroeste) ha causado la muerte de unos diez terroristas.

La explosión se ha producido en uno de los depósitos de municiones pertenecientes a los terroristas de la alianza llamada Hayat Tahrir Al-Sham (HTS) —liderada por Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham)— que antes era una fábrica de plásticos en la ciudad de Salqin, en Idlib.

El estallido ha dejado 6 civiles heridos, incluidos dos niños, y 16 terroristas muertos o heridos, que se encontraban dentro del almacén y, según la agencia rusa de noticias Sputnik, citando a fuentes locales de Salqin, se eleva a 10 el número total de extremistas fallecidos.

A su vez, una fuente médica de esta localidad ha dicho que la mayoría de los muertos y heridos presentaba signos de graves quemaduras, probablemente debido a su exposición a materiales altamente inflamables en el lugar de los hechos.

Aún se desconoce la causa de la explosión en esta localidad de Idlib, el último bastión de los extremistas en el territorio sirio.

El pasado septiembre, Rusia alertó que las bandas terroristas, a la cabeza de ellas Hayat Tahrir Al-Sham, planeaban escenificar ataques en Idlib para luego acusar al Ejército sirio del uso de armas químicas.

Asimismo, señaló que los llamados “cascos blancos” participarían en dichas provocaciones, grabando vídeos falsos y advirtió que, en la acción, se usarían niños que habían sido secuestrados en Siria.

La mayor parte del territorio sirio se halla bajo el control del Gobierno de Bashar al-Asad. Idlib es prácticamente la única zona con presencia terrorista, por lo que el Ejército puso en marcha una serie de preparativos para hacerse con el pleno control de esta gobernación, después de las violaciones cometidas por los grupos ultraviolentos del alto el fuego acordado en marzo en dicha zona.

Al amparo de la noche: en Siria, la inteligencia descubrió una conexión sucia entre los kurdos y sus enemigos mortales

La administración kurda, en interés del apoyo financiero para sus actividades, sigue utilizando activamente las instalaciones del complejo de petróleo y gas de la República Árabe Siria en los territorios controlados. Los líderes de las FDS kurdas no evitan trabajar en estrecha colaboración con sus enemigos mortales, que han matado a muchos de sus compañeros tribales y han ocupado sus tierras.

Según la inteligencia siria, el 30% de las materias primas de hidrocarburos extraídas se transportan en camiones cisterna al territorio controlado por Turquía a través de la denominada zona de ocupación de la “Operación Escudo del Éufrates”. Los principales proveedores de recursos naturales son personas y organizaciones afiliadas a las Fuerzas Democráticas Sirias.

Recordemos que los turcos y los extremistas bajo su control mataron a muchos miles de kurdos, tomaron sus tierras y continúan el genocidio en cualquier oportunidad.

En el norte de la provincia de Alepo, en la región de Umm al-Jlud, se están entregando camiones cisterna a conductores mediadores de otros enemigos mortales de los kurdos comunes: los grupos terroristas de Hayat Tahrir al-Sham y Sultan Murad, que luego los transportan a Qubbasin, donde se ha creado la infraestructura para el almacenamiento de hidrocarburos y se lleva a cabo la producción artesanal de combustible diesel, que luego se dirige a Turquía y la provincia de Idlib. Esto permite a los extremistas pro-turcos controlar todo el mercado de combustible de Idlib.

Además, parte del petróleo se transfiere a la zona de Tarkhin, donde los extremistas también han creado una infraestructura para almacenar hidrocarburos.

El volumen de suministro de petróleo al territorio controlado por las fuerzas armadas turcas es de 10 a 30 camiones cisterna por día. El transporte se realiza solo en la oscuridad de la noche. Después de drenar el aceite, disminuyen en sentido contrario.

A pesar de las hostilidades y los lemas anti-turcos proclamados, las élites kurdas no se olvidan de sus ganancias y se adhieren al principio «Nada personal, es solo negocios».

PD: Curiosamente, hace unos meses, los terroristas de Hayat Tahrir al-Sham, a través de su empresa controlada Watad Petroluem (controlada por personas asociadas a HTS), anunciaron una reducción en los precios de los recursos energéticos importados de Turquía, y anunciaron oficialmente el permiso para importar combustible desde los territorios de las Fuerzas Democráticas Sirias.

16 extremistas murieron en otra explosión en un depósito de municiones en la provincia siria de Idlib

A última hora del 16 de octubre, un gran depósito y fábrica de municiones del grupo terrorista Hay’at Tahrir al-Sham (HTS) explotó en la región noroccidental en la provincia siria de Idlib.

Fuentes de la oposición dijeron que HTS estaba fabricando y almacenando proyectiles y municiones en la instalación, que estaba ubicada dentro de una fábrica de cemento en el centro del poblado de Salqin, cerca de la frontera con Turquía.

La agencia de noticias Step reveló que las instalaciones estaban ubicadas junto a una escuela que alberga a refugiados, un mercado local y varias casas para civiles.

Según la red Sputnik, 16 extremistas de HTS murieron como consecuencia de la explosión. También resultaron heridos al menos seis civiles.

Este fue el segundo depósito de municiones de HTS que explotó por razones desconocidas este mes. La semana pasada, explotó un depósito en el poblado de Maarrat al-Ikhwan en el norte de Idlib. En ese entonces, varias fuentes informaron que el depósito fue supuestamente alcanzado por misiles lanzados por el Ejército Árabe Sirio o las fuerzas rusas.

HTS, que controla la mayor parte en la provincia siria de Idlib, ubica la mayor parte de sus instalaciones de producción y almacenamiento de municiones en áreas urbanas. Muchas de estas instalaciones están ubicadas junto a los campos de refugiados en la frontera con Turquía.

Ataque informático afecta a instituciones económicas israelíes

Las unidades de defensa cibernética iraníes repelieron un ataque cibernético aparentemente israelí el miércoles y este fracasó estrepitosamente.

Aproximadamente 48 horas después del ciberataque a una infraestructura portuaria electrónica en el país, la Organización Portuaria y Marítima de Irán anunció que las misiones de la Organización continuaban sin interrupción.

Según el corresponsal de la agencia de noticias Tasnim, el pasado miércoles por la mañana se llevaron a cabo ciberataques contra la infraestructura electrónica de los puertos del país. A pesar del ataque, la descarga y carga de las mercancías y el proceso de transferencia de las mismas se desarrollaron sin problemas.

Y poco después, el jueves 15 de octubre, un medio israelí confesó que varias instituciones económicas israelíes se habían visto afectadas por ciberataques y que algunas de estas instituciones habían sido dañadas.

En un informe que cita a dos empresas de ciberseguridad activas en Israel, el diario empresarial israelí Calcalist anunció que este jueves 15 de octubre algunas instituciones económicas israelíes resultaron dañadas como consecuencia de ciberataques.

Aunque los medios israelíes intentan restarle importancia al alcance del daño causado por este ciberataque, el director general de una de estas empresas de ciberseguridad ha confesado que los piratas informáticos introdujeron malware en los ordenadores de las instituciones económicas, a través de documentos PDF y Excel, que había borrado todos sus datos y, por lo tanto, habían apagado todas sus computadoras. Y esto en una situación en la que la mayoría de los empleados que trabajaban a distancia necesitaban una cibercomunicación más que nunca.

En su informe, el diario Calcalist y expertos israelíes afirmaron que los piratas informáticos responsables de sus ataques eran iraníes, señalando que hasta ahora habían tenido un éxito significativo en esta área.

Recuerde que el 17 de julio de 2020, el periódico israelí Yediot Aharonot informó de un ciberataque contra dos infraestructuras de agua israelíes. Según el sitio web Arab 48, uno de los ataques tuvo como objetivo una bomba de agua en la región de la Alta Galilea y el otro tuvo tomó como blanco una instalación al sur de la ciudad ocupada de Al Quds (Jerusalén).

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente