Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El presentador de Fox News Tucker Carlson ha aseverado durante su programa que un envío de documentos "condenatorios" vinculados a Hunter Biden y su padre, el candidato presidencial Joe Biden, desapareció misteriosamente en su tránsito hacia Los Ángeles.

La noticia se produce en medio de las críticas revividas contra Joe Biden por su posible implicación en escándalos de corrupción en Ucrania. Las acusaciones surgieron hace varios años a raíz de que el hijo del exvicepresidente fuera miembro de la junta directiva de la compañía de gas ucraniana Burisma al mismo tiempo que su padre dirigía las relaciones diplomáticas con Kiev bajo la Administración de Barack Obama.

"El lunes de esta semana, recibimos de una fuente un conjunto de documentos confidenciales relacionados con la familia Biden. Creemos que son auténticos, reales y condenatorios", contó el periodista.

Carlson detalló que fue contactado por la fuente mientras estaba en Los Ángeles preparándose para entrevistar a Tony Bobulinski, un exsocio comercial de Hunter Biden, quien detalló el supuesto conocimiento por parte de Joe Biden de los vínculos extranjeros de su hijo en su programa de Fox News el martes por la noche.

"Le enviamos un mensaje de texto a un productor en Nueva York y le pedimos que nos enviara esos documentos a Los Ángeles", continuó Carlson. "Y lo hizo, así que el lunes por la tarde, envió los documentos a California con un gran transportista nacional, una empresa de marca que hemos utilizado, que todos han utilizado, innumerables veces sin ningún problema".

Sin embargo, dicho paquete de documentos nunca llegó a Los Ángeles, según el presentador. "El martes por la mañana recibimos noticias de la empresa de envíos de que nuestro paquete había sido abierto y faltaba el contenido. Los documentos habían desaparecido", afirmó Carlson.

La compañía de mensajería inició de inmediato una investigación, rastreando el sobre desde el momento en que lo dejaron en Nueva York hasta las 3:44 de la madrugada del martes, cuando un empleado de una instalación de clasificación en otro estado notó que el paquete había sido abierto y estaba vacío. A pesar de que la empresa entrevistó a sus empleados y registró el avión y los camiones que lo transportaron, no logró localizar el envío.

"Fueron mucho más allá, pero no encontraron nada. Esos documentos han desaparecido", concluyó Carlson. "A partir de esta noche, la compañía no tiene idea ni teoría sobre lo que sucedió con ese tesoro de materiales, documentos que son directamente relevantes para la campaña presidencial dentro de seis días".

Los intereses millonarios del hijo de Joe Biden en Colombia a través de China

Un documento en manos del Senado estadounidense indica que una de las empresas de Hunter Biden utilizó la "fuerte" relación entre Joe Biden y el expresidente colombiano Juan Manuel Santos para convencer a una empresa china de invertir en Colombia. La empresa de los Biden proponía hacer negocios en campos petroleros y un oleoducto desde Venezuela.

El nombre de Hunter Biden no ha dejado de ser una piedra en el zapato para la carrera hacia la Casa Blanca de su padre, Joe Biden, durante los meses previos a las elecciones generales de EEUU que se realizan este 3 de noviembre. Ahora, nuevos documentos indican que Hunter Biden utilizó el nombre del padre a su favor para concretar negocios en Colombia y atraer capitales chinos.

Una fotografía del actual candidato demócrata estrechando la mano del expresidente colombiano Juan Manuel Santos no debería sorprender. En efecto, Joe Biden visitó Colombia en diciembre de 2016, cuando todavía era vicepresidente de Barack Obama (2009-2017), para reunirse con Santos, en ese entonces mandatario colombiano, y respaldar el proceso de paz que impulsaba en el país sudamericano.

Lo llamativo es que la fotografía de ambos aparezca resaltada en un documento ideado para atraer inversores. O al menos así lo entiende la comisión del Senado estadounidense que investiga si el hijo de Joe Biden se benefició de su padre para hacer negocios en el exterior.

Según un artículo del portal estadounidense Daily Caller, recogido por la revista colombiana Semana, el comité del Senado de EEUU tiene en su poder documentos que muestran cómo Hunter Biden intentó utilizar en su favor el apellido paterno para concretar negocios con la empresa china CEFC China Energy y realizar inversiones en Omán, Rumania, Luxemburgo y Colombia.

Biden y Colombia, la "puerta de entrada a América Latina"

Uno de los documentos analizados es un dossier de 2017 en el que se busca convencer al conglomerado chino de invertir 10 millones de dólares en un emprendimiento petrolero en Colombia, país al que calificaban como la "puerta de entrada a América Latina".

La sección del documento dedicada a los negocios en Colombia incluye la fotografía de Santos y Joe Biden estrechando sus manos y añade: "La relación entre el presidente colombiano Juan Manuel Santos y Joe Biden ha sido fuerte durante la Administración Obama".

También se destaca que Joe Biden "prometió su firme apoyo personal al proceso de paz" liderado por Santos y abogó por "la importancia de mantener el apoyo bipartidista para Colombia en el Congreso de los Estados Unidos".

El documento es redactado por EEIG, una empresa asociada a SinoHawk — un consorcio atribuido a la familia Biden— y ofrece a la empresa china un "marco para la asociación" con empresas locales colombianas "con una sólida base que comienza desde los fundamentos mismos de la administración del país".

Entre los negocios en Colombia que EEIG ofrece a la CEFC están un pozo petrolero actualmente manejado por una empresa Rattan Holdings, una inversión en el Puerto de Buenaventura sobre el océano Pacífico y un oleoducto que transporte petróleo desde Venezuela.

El periódico Semana pone énfasis en la alusión explícita que el documento hace de una posible asociación con la familia Santo Domingo. En ese sentido, destaca que "durante décadas, la familia Santo Domingo ha controlado una red de empresas" y remarca que EEIG ya ha "sentado las bases en el país con la familia Santo Domingo como posibles socios locales".

A pesar de la oferta, CEFC finalmente no concretó la inversión de 10 millones de dólares solicitada por EEIG. Sin embargo, documentos entregados al comité del Senado por el empresario Tony Bobulinski —exsocio de Hunter Biden y James Biden (tío de Hunter y hermano de Joe)— indican que la empresa china hizo un pago de 5 millones de dólares al estudio de abogados de Hunter Biden entre agosto de 2017 y agosto de 2018.

La declaración de Bobulinski ante el Senado se convirtió en otro problema para Joe Biden, ya que el empresario aseguró que el candidato demócrata a la Presidencia de EEUU no solo estaba al tanto de los negocios con la empresa china sino que llegó a participar de reuniones sobre el tema. Esa participación es fuertemente negada por el comando de campaña de Biden, quien sostiene que no está vinculado a los negocios de su familia.

Zuckerberg alerta del "riesgo de disturbios civiles" en el contexto de las elecciones en EE.UU.

El fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, ha anunciado este jueves que su compañía ha estado tomando medidas para afrontar el riesgo de posibles disturbios civiles asociados con las elecciones presidenciales estadounidenses del próximo 3 de noviembre. "La semana que viene sin duda será una prueba" para la plataforma, ha señalado.

"Me preocupa que con nuestra nación tan dividida y los resultados electorales que, posiblemente, demoren días o semanas en completarse, exista el riesgo de disturbios civiles en todo el país", explicó Zuckerberg en una conferencia telefónica para discutir las ganancias trimestrales. En estas circunstancias, "empresas como la nuestra deben ir mucho más allá de lo que hemos hecho antes", añadió.

Para evitar este riesgo, Facebook ha adoptado algunas medidas, consistentes en ayudar a los usuarios a registrarse para votar, proporcionarles información precisa sobre las elecciones, prohibir propaganda electoral una semana antes de las elecciones, bloquear anuncios que intentan deslegitimar los resultados de las elecciones y en prohibir contenido problemático, como los grupos centrados en la teoría de la conspiración QAnon y el negacionismo del Holocausto.

Zuckerberg anunció que el enfoque en la seguridad electoral continuará después de la próxima semana. "Seguiremos anticipándonos a nuevas amenazas, evolucionando nuestro enfoque", prometió.

No solo Facebook se muestra preocupado en el actual clima preelectoral, pues este mismo jueves, Walmart retiró las armas y municiones de los estantes de sus tiendas en EE.UU. debido a episodios de "disturbios civiles" en algunas áreas del país.

El modelo estadístico que vaticinó la victoria de Trump en 2016 predice que ahora arrasará

El politólogo estadounidense Helmut Norpoth augura que Donald Trump arrasará en las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo 3 de noviembre en el país y que, por tanto, saldrá reelegido con un amplio margen de ventaja: según los cálculos del experto, el candidato republicano tiene un 91% de posibilidades de ganar, frente al demócrata Joe Biden, al que le otorga tan solo un 9% de probabilidades. De este modo, ni su criticada gestión de la crisis del coronavirus ni las protestas del movimiento antirracista «Black Lives Matter», que en ocasiones se tornaron virulentas, harían a Trump salir de la Casa Blanca. De un total de 538 votos electorales, siempre siguiendo las cábalas de Norpoth, el ahora mandatario se hará con 362, mientras que su contrincante logrará 176.

El politólogo, que publicó este estudio el pasado 2 de marzo, se basa en el llamado «modelo primario», que de nuevo tiene muy poco: de los últimos seis comicios que han tenido lugar en Estados Unidos ha predicho los resultados de cinco -el único desatino fue la derrota de Al Gore frente George Bush en el 2000-. En la página de la Universidad de Stony Brook, donde trabaja como profesor de ciencias políticas, Norpoth cuenta que comenzó a elaborar este método, hasta ahora «cuasi» infalible, tras las elecciones de 1992 y que lo utilizó por primera vez en 1996, cuando «Bill Clinton fue reelegido para un segundo mandato». Recuerda que «predecir esta victoria se consideró arriesgado en ese momento porque estuvo bastante mal en su primer mandato».

El parámetro clave: las primarias

En aquella época, su modelo era más simple de lo que es en la actualidad. Lo amplió y perfeccionó con el paso del tiempo -de hecho, asegura, sigue sufriendo cambios- pero ha mantenido siempre un parámetro que considera clave y en torno al cual giran sus cálculos: las primeras primarias de los partidos y «la forma en que los candidatos se desenvuelven en esos primeros comicios». Afirma que «es un muy buen indicador de lo que sucederá en noviembre» y que, además, tenerlo en cuenta lo diferencia del resto de predicciones y encuestas.

El modelo utiliza datos de comicios que se remontan hasta 1912, año en que se introdujeron las primarias presidenciales. En esa ocasión, el candidato que ganó la votación de su formación, Woodrow Wilson, pasó a derrotar al que había perdido la del suyo, William Howard Taft. A partir de entonces, el candidato que obtiene mejores resultados en las primarias ha tendido -casi siempre- a ganar las elecciones generales. Para analizar los comicios anteriores a 1952, Norpoth incluye todas las primarias. Sin embargo, en los estudios que hace de las votaciones celebradas a partir de 1952, normalmente, utiliza solo la de New Hampshire. En 2008 añadió Carolina del Sur: tanto Barack Obama ese año como Hillary Clinton en 2016 disfrutaron de un fuerte apoyo en el bastión demócrata.

Esta vez como detalla Norpoth en su página web, «en el lado demócrata, Joe Biden y Bernie Sanders dividieron las primarias demócratas en New Hampshire y Carolina del Sur, mientras que Trump ganó cómodamente las republicanas en New Hampshire (las de Carolina del Sur fueron canceladas este año)». «Cuando vi que en New Hampshire Trump obtuvo el 85% de los votos y que el contrincante más cercano fue Bill Weld con el 10%, estaba bastante seguro de lo que el modelo iba a predecir», relata el politólogo. «Si Trump hubiera obtenido solo el 55% y uno de los oponentes se hubiese hecho con el 40%, es posible que no hubiera predicho que Donald Trump tendría la oportunidad de ganar», explica, y agrega: «La gente ha olvidado cómo le fue a Joe Biden en New Hampshire. Fue terrible. Obtuvo el 8,4% de los votos, lo que es inconcebible para un candidato con aspiraciones de ser presidente».

Otro factor: la tendencia a la reelección

Lo que también favorecería a Trump en este -extraño en todos los sentidos- 2020, además de sus resultados en las primarias de su partido, es la historia electoral de Estados Unidos que le precede, que es, como la historia en general, cíclica. Según el análisis previo al establecimiento de este método, tras un mandato en la Casa Blanca, el partido en el poder es el favorito para ganar la reelección.

No obstante, si se aplica este modelo estadístico y sus principales varas de medir (los resultados en las primarias y la tendencia a la reelección) a todas las elecciones estadounidenses desde 1912, no siempre acierta. De 27 comicios, hay dos en los que fallaría: los de 1960, «una de las elecciones presidenciales más reñidas», y los anteriormente nombrados de 2000, «cuando el último recuento en Florida le dio la victoria a Bush; aun así, Al Gore terminó ganando el voto popular». No ocurrió lo mismo, sin embargo, con las últimas elecciones: el experto en ciencias políticas contradijo a todas las encuestas que daban por sentada la derrota de Trump y apostó por su victoria sobre Hillary Clinton (le dio 87% de probabilidad de éxito). Su estudio fue publicado el 7 de marzo de 2016; el 8 de noviembre de ese mismo año los resultados electorales le dieron la razón.

Resultados contrarios a las encuestas

Por su parte, tal y como publicó el corresponsal de ABC en Washington, David Alandete, «las encuestas electorales en Estados Unidos reflejan una distancia por parte de Joe Biden de al menos seis puntos sobre Donald Trump. Lo cierto es que algunos de los sondeos han llegado a reflejar una diferencia de hasta 14 puntos, aunque han sido escasos. Esta semana, la media de sondeos de RealClearPolitics apunta a una distancia del demócrata de casi nueve puntos».

Ante ello, Norpoth afirma que su método es invariable y no tiene en cuenta el momento histórico-social, la popularidad de los candidatos en el momento: «Mi predicción es lo que llamo "final incondicional". No cambia. Es un modelo matemático basado en cosas que han sucedido. La elección presidencial de 2016 ha sucedido, los resultados de las primarias ya están disponibles. Puedo agregar los resultados de más primarias, pero incluso esos números han sucedido y tampoco pueden cambiar».

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente