Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

La Unión Europea advierte a Hungría contra la importación y el uso de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V

La intención de Hungría de importar y posiblemente aplicar la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V siembra preocupaciones de seguridad y podría afectar la confianza en posibles vacunas contra el covid-19, declaró un portavoz de la Comisión Europea en un comunicado para Reuters.

A principios de este mes, el ministro de Exteriores húngaro, Peter Szijjarto, anunció que en diciembre su país comenzará a importar pequeños lotes de la vacuna rusa, "para completar los ensayos clínicos y estudiar la vacuna aquí, así como para completar la concesión de la licencia". Szijjarto añadió que Budapest aumentará las compras de la vacuna rusa a partir de enero de 2021 y luego pasará a producir el fármaco si este resulta ser seguro y eficaz.

Este 13 de noviembre, Szijjarto mantuvo negociaciones con el ministro ruso de Comercio e Industria, Denís Mantúrov. Las partes acordaron que las primeras dosis de Sputnik V llegarán a Hungría a lo largo de esta semana.

La decisión de Budapest se produce a pesar de que Bruselas había declarado que los Estados miembros de la Unión Europea solo podrán usar las vacunas contra el covid-19 que sean aprobadas por el bloque. Además, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) dijo que, en concordancia con las reglas de la UE, debe autorizar el uso de Sputnik V antes de que pueda comercializarse en cualquier Estado del bloque de 27 naciones.

"Surge la pregunta de si un Estado miembro debería querer administrar a sus ciudadanos una vacuna que no ha sido revisada por la EMA", indicó el portavoz de la Comisión Europea. "Es aquí donde el proceso de autorización y la confianza de la vacuna convergen. Si nuestros ciudadanos empiezan a cuestionar la seguridad de una vacuna, si no pasa por una evaluación científica rigurosa para demostrar su seguridad y eficacia, será mucho más difícil vacunar a una proporción suficiente de la población", explicó.

Estrategia de la UE en relación con las vacunas

Al mismo tiempo, de acuerdo con la legislación de la UE, la importación y distribución temporal de vacunas no autorizadas en el bloque está permitida para uso de emergencia "en respuesta a la propagación sospechada o confirmada de agentes patógenos, toxinas, agentes químicos o radiación nuclear, cualquiera de los cuales podría causar daño". De acuerdo con el vocero de la Comisión Europea, esta exención también ha sido debatida últimamente por expertos de la UE.

"La opinión ampliamente apoyada es que debe considerarse con mucho cuidado", indicó el portavoz, ya que estos procedimientos de emergencia también entrarían en conflicto con la actual estrategia de vacunas de la UE.

Bajo esta estrategia el bloque ha firmado contratos con cinco fabricantes de vacunas, incluido Pfizer, para el suministro de casi 2.000 millones de dosis de sus posibles vacunas contra el coronavirus y está negociando con al menos otros dos fabricantes. Estas cantidades del fármaco cubrirían los 450 millones de personas que conforman la población total de la UE, incluida Hungría, país que en virtud de esos acuerdos también ordenó millones de dosis de las vacunas que Pfizer, Astra Zeneca y Johnson & Johnson están desarrollando, indica la agencia.

"Las vacunas deberían estar fuera de la política"

La semana pasada, los desarrolladores de la vacuna rusa Sputnik V anunciaron que este fármaco contra el coronavirus muestra un 92 % de efectividad, lo que permitiría empezar la vacunación masiva en las próximas semanas.

Comentando la situación en torno a las importaciones de Sputnik V a Hungría, el director del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), Kiril Dmítriev, indicó que "las vacunas deberían estar fuera de la política y los países deberían poder elegir cómo proteger a sus ciudadanos".

Agregó que Rusia está dispuesta a compartir con la EMA los datos de pruebas y desarrollo de la vacuna y que tiene intención de producir la vacuna contra el coronavirus en Hungría y en otras naciones de la UE que lo deseen.

Dmítriev añadió que una subsidiaria del RDIF también solicitó asesoramiento científico a la EMA a fines de octubre, pero que de momento no ha recibido respuesta. La EMA, por su parte, señaló a Reuters que no había recibido datos de Rusia o Hungría sobre Sputnik V o cualquier otra vacuna contra el coronavirus.

Sputnik V llega a Hungría, el primer país de la UE en recibir la vacuna rusa

Los primeros lotes de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V han llegado a Hungría, según anunció este jueves el ministro de Exteriores de ese país, Peter Szijjarto.

De esta manera, Hungría se convirtió en la primera nación de la UE en recibir la vacuna rusa para ensayos clínicos.

La decisión de Hungría se produce a pesar de que Bruselas había declarado que los Estados miembros de la Unión Europea solo podrán usar las vacunas contra el covid-19 que sean aprobadas por el bloque. Un portavoz de la Comisión Europea señaló a Reuters que la intención de Budapest de importar y posiblemente aplicar Sputnik V siembra preocupaciones de seguridad y podría afectar la confianza en posibles vacunas contra el coronavirus.

No obstante, de acuerdo con la legislación de la UE, la importación y distribución temporal de vacunas no autorizadas en el bloque está permitida para uso de emergencia "en respuesta a la propagación sospechada o confirmada de agentes patógenos, toxinas, agentes químicos o radiación nuclear, cualquiera de los cuales podría causar daño".

Comentando la situación en torno a las importaciones de Sputnik V a Hungría, el director del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), Kiril Dmítriev, indicó que "las vacunas deberían estar fuera de la política y los países deberían poder elegir cómo proteger a sus ciudadanos".

Agregó que Rusia está dispuesta a compartir con la Agencia Europea de Medicamentos los datos de pruebas y desarrollo de la vacuna y que tiene intención de producir la vacuna contra el coronavirus en Hungría y en otras naciones de la UE que lo deseen.

Sputnik V

Según el primer análisis intermedio de la tercera fase de los ensayos clínicos de Sputnik V realizados en Rusia, el fármaco ha mostrado un 92 % de efectividad. Unos 40.000 voluntarios están participando en ensayos posteriores al registro del medicamento.

Sputnik V utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad26 y Ad5, para una primera y una segunda inyección. Sin embargo, Sputnik V no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales humanos que no son capaces de multiplicarse y son completamente seguros para la salud. El fármaco se basa en una plataforma de vacuna de dos vectores ya existente, con la que también se han creado varias otras vacunas.

Indicios de la existencia del stay-behind ‎de la OTAN en Dinamarca

El centro de interceptación de la inteligencia militar danesa (FE) en ‎Sandagergard, en la isla de Amager.

La prensa de Dinamarca acaba de publicar una serie de revelaciones sobre la participación del ‎Estado danés en una gran operación de espionaje de Estados Unidos... contra las administraciones ‎danesas. ‎

En 1992, el entonces presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, solicitó al primer ministro de ‎Dinamarca, Poul Nyrup Rasmussen, que Estados Unidos tuviese acceso al tronco de la red de ‎internet danesa. El primer ministro danés respondió positivamente y se procedió a establecer los ‎procedimientos para la colaboración del Forsvarets Efterretningstjeneste (el servicio de ‎inteligencia militar de Dinamarca, conocido como FE) con la National Inteligence Agency (NSA), ‎cuya actividad de intercepción de las comunicaciones internacionales fue revelada públicamente, ‎en junio de 2013, por el informático Edward Snowden, quien trabajó durante ‎años para esa agencia de espionaje estadounidense. ‎

La colaboración del FE con la NSA permite a Estados Unidos vigilar todas las comunicaciones de ‎los extranjeros que pasan por Dinamarca… y también las de todos los daneses.‎

Bajo la administración Obama –o sea, aun después de las revelaciones de Edward Snowden sobre ‎la NSA y a pesar del supuesto compromiso estadounidenses de poner fin al espionaje contra ‎sus “aliados”– la colaboración del FE con la NSA permitió a Estados Unidos manipular la ‎licitación emitida por Dinamarca para la compra de nuevos aviones de combate e imponer el F-‎‎35 estadounidense, en detrimento la industria danesa y europea. ‎

La opinión pública ve erróneamente todo este asunto como un caso de espionaje. Pero se trata ‎de una colaboración autorizada por un primer ministro de Dinamarca e implementada por el ‎servicio danés a cargo de la inteligencia militar y la vigilancia electromagnética. ‎

En realidad estamos viendo la continuación del dispositivo creado por la CIA, después de la ‎Segunda Guerra Mundial, y posteriormente ampliado por Estados Unidos y Reino Unido a través ‎de la OTAN, bajo la designación de redes stay-behind o Gladio. Utilizando como pretexto la ‎lucha contra la URSS, los servicios de inteligencia anglosajones se arrogaron la potestad de ‎interferir en los asuntos internos de los demás Estados miembros de la OTAN, llegando incluso a ‎orquestar el asesinato de un primer ministro y a organizar golpes de Estados en varios países ‎‎“aliados”. ‎

La rama danesa de las redes stay behin, designada como Absalón y supuestamente disuelta ‎en 1989– estaba perfectamente instalada en pleno corazón de la inteligencia militar (FE) ‎de Dinamarca [1]. ‎

Todo indica que aquel dispositivo, supuestamente disuelto, aún se mantiene activo en todos los ‎países miembros de la OTAN. ‎

[1] Para más detalles, ver «La guerra secreta en Dinamarca», ‎por Daniele Ganser, Red Voltaire, 15 de agosto de 2013, y Stay-Behind og Firmaet. ‎Efterretningsvæsen og private antikommunistiske organisationer i Danmark 1945-1989, Ministerio de Justicia de Dinamarca.

Lukashenko asegura que en Ucrania y Polonia funcionan centros de espionaje de EEUU

MINSK (Sputnik) — Los servicios de Inteligencia de Rusia y Bielorrusia descubrieron que en Kiev y en las cercanías de Varsovia funcionan centros de servicios secretos de EEUU cuya labor está dirigida contra Minsk, declaró el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, en una rueda de prensa.

"Estados Unidos instaló antes un centro en las cercanías de Varsovia y acaba de crear otro en Kiev, nuestros servicios de Inteligencia —de Rusia y Bielorrusia— lograron ver esos centros, allí no hay ni un solo polaco, solo es territorio polaco, allí son todos norteamericanos, gente inteligente, talentosa y capaz", dijo el mandatario citado por la agencia estatal Belta.

Lukashenko aseguró que actualmente están trabajando contra Bielorrusia los servicios secretos más poderosos del mundo porque este país es para Estados Unidos "como una espina en la garganta".

"¿Quieren aplastarnos? ¡Pues no lo conseguirán!", expresó el presidente.

Oposición bielorrusa se crea un nuevo chiringuito, el Consejo de Coordinación, para recibir el dinero de la UE

MOSCÚ (Sputnik) — La oposición bielorrusa creó un nuevo Consejo de Coordinación, los nombres de sus miembros se mantienen en secreto por motivos de seguridad, comunicó la opositora bielorrusa y también Premio Nobel de Literatura Svetlana Alexiévich a la revista alemana Der Spiegel.

"El Consejo de Coordinación (anterior) ya no existe (...) Se creó un nuevo consejo, los nombres de sus miembros se guardan en secreto para protegerlos", dijo Alexiévich.

La opositora agregó que toda la comunicación "se realiza a través de las redes sociales".

Por su parte, el opositor bielorruso Serguéi Dilevski comentó a Sputnik que "el Consejo de Coordinación está en pleno funcionamiento", al agregar que no dispone de información sobre el nuevo consejo anunciado por Alexiévich.

Las autoridades de Bielorrusia abrieron un expediente penal contra el Consejo de Coordinación creado por la oposición bielorrusa, por un delito tipificado en el artículo 361 del Código Penal, que castiga con penas de hasta cinco años de cárcel los llamamientos a derrocar el poder o cambiar de forma violenta el orden constitucional en el país.

La líder opositora Svetlana Tijanóvskaya se marchó a Lituania por motivos de seguridad.

Bielorrusia es escenario de protestas desde el 9 de agosto contra los resultados de las elecciones presidenciales que revalidaron un nuevo período del presidente Alexandr Lukashenko.

Según el escrutinio oficial, Lukashenko obtuvo el 80,1% de los votos, seguido de la opositora Svetlana Tijanóvskaya, con el 10,12% de los apoyos. Los otros tres candidatos reunieron juntos poco más del 4%.

La oposición exige la repetición de los comicios argumentando numerosas irregularidades. El propio Lukashenko ha descartado nuevas elecciones en términos contundentes y advirtió que las acciones de algunos manifestantes equivalen al terrorismo.

Los organismos judiciales de Bielorrusia, a su vez, confirmaron la radicalización de las protestas.

En tanto, Lukashenko acusó a Polonia, República Checa, Lituania y Ucrania de estar detrás de estas protestas.

Los países bálticos incluyen a más individuos en su lista negra contra Bielorrusia

MOSCÚ (Sputnik) — Estonia, Letonia y Lituania acordaron incluir a otros 28 individuos en su lista de sanciones contra Bielorrusia por estar presuntamente implicados en la violencia contra los manifestantes, declaró el ministro de Asuntos Exteriores lituano, Linas Antanas Linkevicius.

"Lituania, en cooperación con Letonia y Estonia, impuso sanciones a otros 28 individuos relacionados con la violencia contra manifestantes en Bielorrusia, incluida la muerte de [activista opositor Román] Bondarenko", escribió el ministro en su cuenta de Twitter.

El jefe de la diplomacia lituana subrayó que si "no termina la brutalidad" en Bielorrusia, su país impondrá sanciones adicionales.

Linkevicius también adjuntó a su tuit una foto con texto, según el cual los 28 individuos añadidos a la lista son agentes de seguridad y representantes del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko.

Se precisa que de momento la lista negra de Lituania incluye a 156 personas en total.

Europa en el proceso constitucional en Bielorrusia

Por su parte, el ministro de Estado para Europa en el Ministerio de Exteriores de Alemania, Michael Roth, declaró que el Consejo de Europa podría desempeñar un rol importante en el proceso constitucional en Bielorrusia.

Alemania asumió la presidencia semestral del Comité de Ministros del Consejo de Europa.

"Actualmente, el Consejo de Europa podría desempeñar un papel importante en el proceso constitucional en Bielorrusia, y podríamos hacer nuestro aporte a ese proceso", dijo Roth en una reunión virtual del Comité Permanente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE).

El ministro comentó que "desde hace tiempo quiere que Bielorrusia se incorpore al Consejo de Europa".

"Pensé que podríamos avanzar en el asunto de abolición de la pena de muerte [en Bielorrusia]", indicó el ministro alemán.

Si el país quiere ser miembro del Consejo de Europa —agregó Roth— se necesita "una democratización, una sociedad libre que siga el camino de la democracia".

El pasado 2 de octubre, la Unión Europea formalizó medidas restrictivas contra 40 funcionarios bielorrusos que, según Bruselas, son responsables de la violencia durante las protestas y de la falsificación de los resultados de las elecciones presidenciales.

Un mes después, el bloque comunitario aprobó una segunda tanda de sanciones, que afectan al presidente Lukashenko, su hijo Víctor y otras 13 personas.

El pasado 13 de noviembre, la UE anunció que está dispuesta a imponer sanciones adicionales contra Bielorrusia debido a la muerte de un manifestante, si las autoridades de ese país no detienen la violencia ni comienzan una investigación transparente de los crímenes cometidos durante las protestas.

La Unión Europea saluda las sanciones

A su vez, el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, declaró que la Unión Europea saluda que terceros países se hayan unido a las sanciones en relación con las crisis en Bielorrusia, Ucrania y Transnistria.

"La UE toma nota del compromiso y lo saluda", comentó Borrell la imposición de sanciones por terceros países que "garantizarán que sus políticas nacionales sean conformes a la decisión del Consejo de la UE".

El pasado 1 de octubre el Consejo añadió a su lista negra a dos personas y cuatro entidades en relación con "acciones que menoscaban o amenazan la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania"

Montenegro y Albania, que aspiran a ingresar en la UE, así como Noruega y Ucrania, se unieron a las sanciones europeas que afectan en total a 177 personas y 48 empresas, tras la última actualización de la lista.

Además, estos mismos países junto con Liechtenstein, Islandia y Macedonia del Norte, candidato a la adhesión a la UE, también se alinearon a la decisión del Consejo de la UE sobre las medidas restrictivas contra 40 funcionarios bielorrusos que, según Bruselas, son responsables de la falsificación de los resultados de las elecciones presidenciales y la violencia durante las protestas que habían estallado tras los comicios.

Asimismo, Macedonia del Norte, Montenegro, Albania, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Ucrania y Georgia se unieron a las sanciones de la UE contra los líderes de la autoproclamada República Moldava de Transnistria, territorio fuera de control de Chisinau, con todos los atributos de un Estado, incluida una moneda propia.

Transnistria, donde los rusos y los ucranianos constituyen el 60% de la población, luchó por separarse de Moldavia desde antes de la desintegración de la Unión Soviética, al temer que el auge del nacionalismo empujara a los moldavos a unirse a Rumanía.

Chisinau perdió el control sobre los territorios en la orilla izquierda del Dniéster en 1992 tras un intento frustrado de resolver el problema por la fuerza.

El calvario de Macedonia del Norte hacia la UE se alarga por el veto búlgaro

Nacho Alarcón. El camino de Macedonia del Norte hacia la Unión Europea es escarpado, estrecho y lleno de obstáculos. Cuando Skpje creía haber llegado a la cima, a punto de poder iniciar las negociaciones de adhesión, el país balcánico se enfrenta ahora a un nuevo y espinoso bloqueo: el de Bulgaria. Este martes, durante una reunión del Consejo de Asuntos Generales que debía respaldar el inicio de las conversaciones en diciembre, el Gobierno búlgaro ha confirmado su negativa.

La razón por la que Sofía, que hace solo tres años aprovechaba su presidencia del Consejo de la Unión Europea para impulsar la ampliación hacia los Balcanes, bloquea las negociaciones con Macedonia del Norte es que considera que hay una serie de disputas históricas y culturales abiertas con Skopje, y que para comenzar a dialogar, antes el Gobierno normacedonio tendrá que hacer concesiones. Es el último capítulo del calvario normacedonio para acceder a la Unión Europea.

El largo camino

En junio de 2018, Grecia y Macedonia del Norte, por entonces Antigua República Yugoslava de Macedonia (FYROM) alcanzaron un histórico acuerdo, por el cual Skopje y Atenas ponían fin a un pulso de prácticamente dos décadas respecto al nombre del país balcánico. Gracias a dicho pacto, el Tratado de Prespa, accedió a añadir “del Norte” detrás de Macedonia. Ese pacto abrió definitivamente las puertas de la OTAN a Skopje, que ingresó en la alianza atlántica en 2020.

Pero dicho acuerdo no fue sencillo. Era, y en parte todavía es, tremendamente sensible tanto para macedonios del norte como para griegos, cuyas reservas se fundamentaban en la existencia de una región, Macedonia, que forma parte de la propia Grecia. Pero fue un movimiento por parte del primer ministro griego Alexis Tsipras y del primer ministro macedonio Zoran Zaev que la comunidad internacional interpretó como valiente. Zaev logró que se aceptara dicho acuerdo porque era el ticket para llevar a Skopje a la Unión Europea.

Desde su llegada al Gobierno en 2017, Zaev y su Ejecutivo habían hecho esfuerzos por realizar profundas reformas en Macedonia del Norte, y siempre con el objetivo de poder allanar el camino hacia el club comunitario. En junio de 2018 se decidió retrasar durante un año la apertura de esas negociaciones. Y cuando llegó el momento de que la Unión Europea cumpliera su promesa con Skopje, fue Francia la que decidió meter todo en el congelador.

Emmanuel Macron, presidente francés, señaló entonces que hacía falta una revolución interna y una intensificación profunda de la integración europea antes de abrirse a nuevos socios. "No creo que la única relación que podamos tener con nuestro vecindario sea la expansión", dijo entonces el galo, ganándose el enfado de las instituciones y de otras capitales europeas. Jean-Claude Juncker, entonces presidente de la Comisión Europea, lo calificó de un “error histórico”.

La Comisión Europea respondió al bloqueo francés con una reforma de las normas de adhesión, haciéndolas más duras, flexibles y con la posibilidad de suspenderlas. Se presentaban en febrero de 2020. Así, la presidencia alemana, que arrancó en la segunda mitad del año, esperaba poder iniciar las negociaciones con Skopje. Tras haber hecho el país balcánico profundas reformas, haberse sometido a un cambio de nombre y haber tenido que esperar un año más a una reforma de las normas de adhesión, la UE debía pulsar la luz verde.

Pero eso no ha ocurrido. Este martes, durante el Consejo de Asuntos Generales, Bulgaria ha bloqueado las negociaciones, pidiendo que Macedonia del Norte cumpla con unos acuerdos firmados en 2017, que reconozca sus raíces históricas y lingüísticas búlgaras, y que, de esta forma, elimine la afirmación de que existe una minoría macedonia en Bulgaria. Por ejemplo, Sofía quiere que se elimine del marco negociador la referencia a la “lengua macedonia”. Aunque está reconocida desde 1977 por Naciones Unidas, Bulgaria, que la considera un dialecto del búlgaro, pide que en el documento aparezca “la lengua según la constitución” de Macedonia del Norte, que ha sido la fórmula utilizada durante los últimos veinte años en las negociaciones entre ambos países.

El pulso de Bulgaria también tiene que ver con un revolucionario búlgaro, Goce Delcev (1872-1903), que luchó en la era otomana también por la independencia de Macedonia. Es considerado un héroe en ambos países, pero por razones distintas, y Sofía quiere una interpretación común de su historia, y acusa a Skopje de querer “robar” la historia búlgara. Con este nuevo bloqueo la presidencia alemana, que tenía la esperanza de poder dar el pistoletazo de salida a las conversaciones antes del inicio del 2021, dice adiós a esa opción.

“Nadie está disputando su derecho a autodefinir su nación y llamar a su idioma como quiera. Pero no podemos estar de acuerdo en que este derecho se basará en el odio, el robo de la historia y la negación de Bulgaria ”, asegura este fin de semana Ekaterina Zaharieva, ministra de Asuntos Exteriores búlgara. El Gobierno búlgaro atraviesa desde este pasado verano una difícil crisis, con continuas protestas en las calles de Sofía contra la corrupción del Gobierno por la que los manifestantes han pedido la dimisión del primer ministro Boyko Borisov.

Sofía sí que ha dado su visto bueno a comenzar negociaciones con Albania, un país que contaba con la oposición de muchos otros Estados miembros en 2019 debido a que no había hecho las mismas reformas ni los mismos sacrificios que Macedonia del Norte, uno de los pocos países balcánicos que durante los últimos años ha dado buenas noticias. El inicio de negociaciones de adhesión no es sinónimo de que ese país candidato vaya a ser finalmente admitido en el club comunitario.

Para la UE este bloqueo es un nuevo golpe a su credibilidad en la región. Los Veintisiete quieren jugar un papel estabilizador en la zona,contrarrestando la presencia china y rusa con la promesa de la membresía al club europeo como objetivo final. Pero el propio bloque está siendo víctima de las mismas emociones y sensibilidades que hacen de esa zona un foco de potencial inestabilidad, para enfado y frustración de diplomáticos y funcionarios europeos que ven cómo se vuelve a faltar a la promesa hecha.

Fuente: El Confidencial

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente