Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

MOSCÚ (Sputnik) — Al menos nueve militares se suicidaron en las últimas tres semanas en Australia, donde se publicó un informe sobre los presuntos crímenes de guerra cometidos por soldados australianos en Afganistán, según el periódico Daily Mail.

Entre estos nueve militares, ocho hombres y una mujer de edades comprendidas entre los 20 y los 50 años, había un veterano de la guerra de Afganistán, el soldado raso Shane Holt, quien se quitó la vida el pasado 16 de noviembre.

Nada indica que estas personas tuvieran algo que ver con 39 homicidios ilegítimos de civiles que, según el informe del Inspector General de la Fuerza de Defensa Australiana (ADF), habrían sido cometidos en Afganistán por miembros de un grupo de operaciones especiales, pero el revuelo mediático en torno a la investigación y el dosier pudo haber influido en algunos suicidios.

"Creo que algunos medios han estado midiendo a todos con el mismo rasero y que la gente parece olvidar lo de la presunción de inocencia hasta que se demuestre la culpabilidad, lo cual agrega un estrés adicional", dijo a The Advertiser Neil Wallace, ex soldado de infantería y asesor en materia de la salud mental de los veteranos.

El informe de supuestos abusos cometidos por las tropas australianas en Afganistán se basa en el examen de más de 20.000 documentos y 25.000 imágenes, así como en las entrevistas con 423 testigos. El documento recomienda al Gobierno de Australia pagar compensaciones a familiares de las víctimas, que no eran combatientes o habían dejado de serlo.

Después de publicado el informe, el comandante de la ADF, Angus Campbell, presentó sus disculpas al pueblo de Afganistán "por cualquier fechoría cometida por soldados australianos".

Durante el período de 2005 a 2016, más de 26.000 australianos hicieron el servicio en Afganistán, incluidos unos 3.000 efectivos de las tropas de operaciones especiales.

Más de 26.000 niños murieron o resultaron heridos en Afganistán desde 2005, mientras es revelado el «terrible costo» del conflicto

Un promedio de cinco niños han muerto o han resultado heridos todos los días en Afganistán desde 2005, según datos de la ONU publicados por Save the Children.

El «costo espantoso» del conflicto ha provocado el sufrimiento de al menos 26.025 niños entre 2005 y 2019, según la organización.

Antes de su conferencia de donantes en Ginebra esta semana, Save the Children declaró a Afganistán como uno de los países más peligrosos del mundo para los niños y pidió a las naciones que dejen de usar armas explosivas en áreas pobladas.

Chris Nyamandi, director de país de Save the Children en Afganistán, describió un panorama sombrío.

Imagínese vivir con el miedo constante de que hoy podría ser el día en que su hijo muera en un ataque suicida o un ataque aéreo. Esta es la triste realidad para decenas de miles de padres afganos cuyos hijos han resultado muertos o heridos.

La violencia ha aumentado en Afganistán debido a que las conversaciones de paz se han estancado y las tropas estadounidenses han comenzado a retirarse de la región. En 2019, Afganistán registró el mayor número de niños muertos (874) y heridos (2275) de todos los conflictos mundiales examinados en el informe del grupo.

El informe reveló cómo las escuelas son atacadas habitualmente en la región como parte de los enfrentamientos entre el gobierno afgano, junto con las tropas estadounidenses, y los talibanes, así como otros insurgentes. En los dos años entre 2017 y 2019, la organización benéfica descubrió que hubo más de 300 ataques a establecimientos educativos.

Además de las preocupaciones por la violencia en el país, Save the Children también advirtió que más de siete millones de niños en Afganistán corren el riesgo de pasar hambre y tres millones de niños menores de cinco años sufren desnutrición, con la pandemia de coronavirus que se ha «agravado». la situación.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente