Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Carlos Chávez. MOSCÚ (Sputnik) — El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, dio su último zarpazo contra el gasoducto europeo Nord Stream 2 a pocas horas de concluir su mandato.

La tubería que construyen los países europeos para elevar su seguridad energética ha estado en la mira de Washington desde el comienzo de su construcción en 2018. La infraestructura aumentará la oferta del gas ruso en 55.000 millones de metros cúbicos anuales, algo que va en contra de los planes de Estados Unidos que busca compradores para su gas natural licuado (GNL).

Según informes de algunos medios, el embajador de Trump en Berlín advirtió a la jefa del Gobierno alemán, Angela Merkel, que la Casa Blanca aprobaría este 19 de enero sanciones contra el barco Fortuna que tiende el gasoducto por el fondo del mar Báltico entre las costas de Rusia y Alemania.

Reacciones

Desde Moscú, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló que el Nord Stream 2 continúa siendo blanco de ataques ilegales. "El proyecto internacional se sigue enfrentando a una brutal e ilegítima presión por parte de Estados Unidos, continúan y aumentan las acciones dirigidas a imponer las restricciones ilegítimas desde el punto de vista de las normas internacionales contra los operadores económicos", remarcó.

La Casa Blanca no le ha temblado la mano para imponer sus sanciones que afectan también a sus aliados como Alemania, Austria, Francia y Países Bajos, cuyas empresas impulsan la construcción del gasoducto.

Ante las nuevas amenazas estadounidenses al proyecto, Berlín se limitó de momento a expresar su consternación. "Tomamos nota de esos datos con pesar", dijo un portavoz del Ministerio de Economía alemán a los medios locales.

La oposición alemana ha ido más allá e instó a Merkel y a la Unión Europea a responder con aranceles a la importación del gas natural licuado (GNL) estadounidense. Klaus Ernst, de la bancada del partido La Izquierda y presidente de la comisión de Economía y Energía del Parlamento germano, recalcó que era intolerable la forma cómo Estados Unidos buscan defender los intereses económicos de su industria del gas y convertir a sus aliados en simples ejecutores de sus órdenes. "Instó al Gobierno alemán a citar al encargado de negocios de la Embajada de Estados Unidos y explicarle claramente su posición", enfatizó.

Después de la tempestad

Algunas voces en Europa creen que con la llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca, el 20 de enero, Estados Unidos podría suavizar su presión al proyecto europeo.

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, adelantaba el 15 de enero que Merkel estaba interesada en negociar con Biden el tema de las sanciones contra el Nord Stream 2, pero el legislador opositor Ernst auguró que era poco probable que el nuevo presidente estadounidense cambié el rumbo de esa agresiva política económica.

El Congreso estadounidense aprobó en diciembre pasado una ley que dejaba la puerta abierta a posibles conversaciones a nivel de gobiernos sobre las restricciones.

Las peripecias del proyecto

En diciembre de 2019 el Gobierno de Trump logró paralizar las obras al amenazar con sanciones a la empresa suiza Allseas cuando faltaban tender menos de 160 kilómetros del total de 2.460 que tienen en su conjunto los dos ramales paralelos del gasoducto.

Un año después, el 11 de diciembre de 2020, el barco Fortuna de una empresa rusa retomó la construcción en las aguas territoriales alemanas y ahora podría estar expuesto al garrotazo de Estados Unidos.

Este mes, la Casa Blanca extendió sus sanciones unilaterales contra cualquier compañía que preste servicios esenciales de seguros, supervisión o certificación necesarios para finalizar el Nord Stream 2.

Se oponen al proyecto también países como Polonia, Letonia y Lituania, más por rivalidad con Rusia que por consideraciones económicas, así como Ucrania que teme perder sus ingresos por el tránsito del gas ruso.

El tiempo de Trump en el despacho oval se agota, mientras tanto los países europeos y aliados de Estados Unidos esperan que la llegada de Biden disipe los nubarrones.

Bundestag: las sanciones contra Nord Stream 2 no surtirán el efecto deseado

BERLÍN (Sputnik) — Las sanciones de EEUU contra el gasoducto europeo Nord Stream 2 no producirán el efecto deseado en Washington, declaró Klaus Ernst, el portavoz en el Bundestag (Parlamento Federal alemán) del partido de La Izquierda y presidente del comité legislativo de Asuntos Económicos y Energía.

"Yo parto de que las sanciones de Estados Unidos contra las compañías que participan en la construcción de gasoducto Nord Stream 2 no producirán el efecto deseado, pero a pesar de todo son inadmisibles", dijo a Sputnik.

Ernst indicó que "resulta imposible ver cómo EEUU defiende los intereses económicos de su industria de gas y convierte a sus socios en ejecutores de sus órdenes".

"Temo que el nuevo presidente [de EEUU] no hará cambiar la política económica agresiva de su país", agregó el legislador alemán.

El proyecto Nord Stream 2 tiene como objetivo la puesta en marcha de un gasoducto que transportaría hasta 55.000 millones de metros cúbicos de gas natural por año desde Rusia a Alemania, pasando por las aguas territoriales o las zonas económicas exclusivas de Dinamarca, Finlandia, Alemania, Rusia y Suecia.

Ucrania, que teme perder sus ingresos por el tránsito del gas ruso, también está en contra del proyecto.

En 2019, Washington impuso sanciones a los contratistas que trabajaban en la colocación de tuberías, lo que obligó a la empresa suiza Allseas a abandonar las obras.

Las restricciones, ampliadas, se extienden a una variedad mayor de empresas, incluidas aquellas que prestan servicios de seguros, pruebas, inspección o certificación necesarios o esenciales para la finalización del proyecto.

El 18 de enero trascendió en los medios que ya este 19 de enero EEUU planea imponer sanciones al barco ruso Fortuna que participa en el tendido del gasoducto.

El sucesor de Merkel mostró intención de dialogar con Rusia

El nuevo líder de la gobernante Unión Demócrata Cristiana (CDU) en Alemania fue el primer ministro del estado federal de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet. Es partidario de Nord Stream 2 y está llamado a no demonizar a Rusia. Pero también se le considera el sucesor de las políticas de Angela Merkel. ¿Qué les espera a las relaciones entre Moscú y Berlín si Laschet asume el cargo de canciller alemán este otoño?

El sábado, el primer ministro del estado federal de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet , de 59 años, fue elegido nuevo líder del partido gobernante de Alemania, la Unión Demócrata Cristiana (CDU) . La votación tuvo lugar después de una convención del partido de dos días, que se pospuso repetidamente debido a la pandemia y se llevó a cabo en formato virtual.

Laschet recibió 521 de los 991 votos de los delegados emitidos, el abogado corporativo Friedrich Merz fue apoyado por 466 delegados y el jefe del comité internacional del Bundestag, Norbert Röttgen, fue eliminado en la primera vuelta. Formalmente, los resultados serán aprobados después de la finalización de la votación por parte de los delegados del congreso por correo, debido a que la legislación electoral del país no prevé una disposición sobre la votación en línea.

El nuevo presidente de la Unión Demócrata Cristiana se convierte en uno de los candidatos más probables para el cargo de canciller alemán del bloque CDU / CSU en las elecciones parlamentarias de septiembre. Sin embargo, los observadores también hablan de las posibilidades de victoria del primer ministro de Baviera y del presidente de la Unión Social Cristiana (CSU) Markus Seder y del ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn.

La canciller Angela Merkel, que en 2018 prometió dimitir como jefa de gobierno tras las elecciones de septiembre de 2021, apoyó la candidatura de Laschet en el congreso. La propia canciller, que lidera el partido desde 2000, esperaba entregar las riendas a Annegret Kramp-Karrenbauer, que se hizo cargo de la CDU en 2018. Pero debido a la falta de carisma y las cualidades de liderazgo adecuadas, el político renunció voluntariamente un año después de la victoria.

Laschet era un firme aliado de Merkel. En 2015, apoyó su decisión de aceptar a más de un millón de migrantes en el país. En su discurso a los delegados, afirmó que después de la pandemia, “tendremos que hacer mucho en nuevas formas”.

Actualmente, las encuestas de opinión prometen a la conservadora CDU alrededor del 37% de los votos en las elecciones del Bundestag, casi el doble del apoyo de cualquier otro partido. Los Verdes liberales ocupan el segundo lugar con alrededor del 20%, seguidos por los socialdemócratas, los socios de la coalición de Merkel desde hace mucho tiempo, con alrededor del 15%. El partido de extrema derecha Alternativa para Alemania puede contar con un 10%.

Laschet es muy inferior en popularidad al actual canciller, y "esta confianza no se puede regalar, no se puede heredar, no se puede simplemente heredar". “Esta confianza debe ganarse. Las palabras duras o las buenas no son suficientes ... Cuando las palabras y los hechos se combinan, surge la confianza ”, dijo Laschet.

El politólogo alemán Alexander Rahr señala que con la llegada de Lashet al frente de la CDU, no se deben esperar cambios notables que habrían sido posibles en caso de la victoria de Merz. “Bajo Lashet, poco cambiará. De hecho, continuará el curso de Merkel. Por eso, los delegados lo eligieron. Preservará las carreras de aquellos que llegaron a la cima del poder bajo el actual Canciller. Laschet no hará movimientos bruscos, desviará al partido a la derecha y no lo hará más conservador, como prometió Merz ”, está seguro Rahr.

El experto agregó que Lashet se adherirá a una posición liberal de centro. Ahora en Alemania, toda la atención se centra en cómo comenzará a construir su equipo que lo ayudará a luchar por la cancillería. “Laschet tiene una buena oportunidad. Quizás hoy vimos al futuro canciller de Alemania ”, sugirió el experto.

Si Laschet gana la lucha por el puesto de canciller de la RFA, las relaciones ruso-alemanas obviamente no empeorarán. Anteriormente, el político advirtió contra la demonización de Moscú por la situación con Crimea y cuestionó las acusaciones contra Rusia en el caso del envenenamiento de Skripal. También criticó a Estados Unidos por sus acciones en Siria y se pronunció a favor de profundizar las relaciones con China.

Hablando en el Foro Alemán-Ruso hace unos meses, Laschet “habló claramente por Nord Stream 2”. “Fue Laschet quien se mostró pragmático, como una persona que entiende que hay muchos conflictos entre Alemania y Rusia, pero él personalmente quiere resolverlos. No es rusófobo, pero defenderá los intereses nacionales.

En Alemania, llega al poder una persona que es mucho más positiva sobre las futuras relaciones entre Alemania y Rusia, más pragmática de lo que lo hizo la Sra. Merkel y lo que harían otros candidatos a la presidencia de la CDU ”.

Igor Maksimychev, Doctor en Ciencias Políticas, Investigador Líder en el Instituto de Europa de la Academia de Ciencias de Rusia, Ministro Consejero de la Embajada de la URSS en la RDA en 1987-1990, agrega que la cúpula de la CDU mostró prudencia, eligiendo como líder a un hombre que no se empañara con ataques escandalosos “al país, desde relaciones de lo que depende en gran medida el papel de la propia RFA en las relaciones internacionales ". “Laschet tiene tiempo para darse un perfil internacional. El problema con todos los políticos agrarios es que les va bien en los pequeños asuntos relacionados con su papel en una provincia en particular. Pero Renania del Norte-Westfalia es la región más industrializada. Esta es la columna vertebral de la República Federal. Entonces, en este sentido, es importante como exponente del estado de ánimo de la mayoría de los que trabajan sobre el terreno. Hay mucho apoyo público detrás de él.”

Andrei Klimov, vicepresidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, también desaconseja esperar cambios notables en las relaciones ruso-alemanas en caso de que Lashet asuma el cargo de canciller. Irónicamente recordó a sus ex compañeros parlamentarios que, tras la elección del presidente estadounidense Donald Trump, bebieron champán en la Duma estatal. “La CDU no puede verse fuera del contexto del Partido Popular Europeo, que incluye a los partidos Demócrata Cristiano y Conservador de los países europeos. El poder político de Alemania está determinado no solo por sus eventos internos, sino también por la posición de Alemania en las estructuras de la Unión Europea ”, dijo Klimov.

El político calificó el posicionamiento del país como líder de la UE como una característica de la política alemana, en relación con la cual los alemanes "convierten muchas cosas políticas internas en europeas comunes y viceversa". “Sugeriría que todos los observadores serios se tomen un descanso y vean qué cambiará en los próximos seis meses en relación con la llegada de Lashet como jefe de la CDU. Incluso aquellos que apoyan a Nord Stream 2 no son pro-rusos, sino políticos pro-alemanes. Son muy conscientes de que este proyecto ofrece oportunidades para una ventaja competitiva más seria para Alemania sobre los Estados Unidos en la lucha por el mercado europeo y mundial. Cuando dicen en Alemania que Estados Unidos no tiene derecho a llevar a cabo sanciones extraterritoriales, no se refieren a proteger los intereses de Rusia, sino a los negocios alemanes ”, explicó Klimov.

La política del futuro canciller estará influida por el resto de partidos, fundamentalmente los socialistas, Alternativa para Alemania y Los Verdes. Merkel logró ser independiente gracias a su vasta experiencia, ahora cualquier representante de su partido no tiene el mismo bagaje político. "Será difícil para Lashet seguir su propia línea política", predice el senador.

Alemania deplora los planes de EEUU de sancionar al barco que tiende el Nord Stream 2

MOSCÚ (Sputnik) — Las autoridades de Alemania lamentan la decisión del Gobierno saliente de Estados Unidos de imponer sanciones al barco ruso Fortuna por participar en la construcción del gasoducto europeo Nord Stream 2, informó la agencia DPA.

"Con pesar tomamos nota de esos datos", dijo un portavoz del Ministerio de Economía alemán a ese medio.

Según la agencia, la Embajada estadounidense advirtió el 18 de enero a la canciller alemana, Angela Merkel, que Washington aprobaría restricciones contra la embarcación especializada en la colocación de tuberías en aguas profundas.

El Gobierno alemán considera ilegales las sanciones extraterritoriales de Estados Unidos.

El gasoducto que conectará a Alemania y Rusia por el fondo del mar Báltico fue concebido para diversificar las rutas del suministro de gas y prevé la construcción de dos ramales para transportar hasta 55.000 millones de metros cúbicos del combustible.

Las obras del proyecto impulsado por compañías de Alemania, Austria, Francia, Países Bajos y Rusia, fueron suspendidas en diciembre de 2019 después de que Estados Unidos amenazara con sanciones a la empresa suiza Allseas que realizaba el tendido. De los 1.230 kilómetros de la tubería falta construir actualmente menos de 160 kilómetros.

Se oponen al nuevo gasoducto Estados Unidos que busca vender a Europa el GNL de sus yacimientos de esquisto y algunos países europeos como Polonia, Letonia y Lituania. También está en contra del proyecto Ucrania que teme perder sus ingresos por el tránsito del gas ruso.

Alemania no presentó a Rusia los datos solicitados del caso Navalni

MOSCÚ (Sputnik) — Las respuestas del Ministerio de Justicia de Alemania sobre el caso del opositor ruso Alexéi Navalni son poco informativas y no responden las preguntas, incluidos los resultados de las pesquisas toxicológicas, afirmó la Fiscalía General de Rusia.

"Fueron examinados los materiales enviados por el Ministerio de Justicia de Alemania a la Fiscalía General de Rusia en respuesta a sus solicitudes (...) No son informativos y no contienen respuestas a las preguntas planteadas", dice el comunicado.

Agrega que, de los 15 procedimientos solicitados por Rusia, Alemania realizó solo dos, el interrogatorio de Navalni y su esposa.

En particular, no se realizaron interrogatorios de los médicos que atendieron a Navalni, no se presentaron documentos médicos, incluido el historial, ni los resultados de las pesquisas. Alemania también se negó a proporcionar los biomateriales del opositor para estudios comparativos.

"Según los materiales proporcionados, Alemania realizó un estudio toxicológico de (...) las botellas en las que supuestamente fueron encontrados rastros de la sustancia de acción neuroparalizante Novichok", señaló la Fiscalía General rusa.

Añadió que "al mismo tiempo, Alemania no presentó ninguna conclusión basada en los resultados de los estudios y ofreció aceptar todo con fe, tampoco proporcionó información sobre los expertos que realizaron la pesquisa y se negó a interrogarlos".

"Todo esto muestra que Alemania ha cumplido solo formalmente las solicitudes rusas, de hecho, sin aportar nada que pudiera arrojar luz sobre la situación en torno al presunto envenenamiento, lo que demuestra la intención de los colegas extranjeros de ocultar las verdaderas circunstancias de lo ocurrido con el fin de seguir con las acusaciones infundadas contra Rusia", afirmó el organismo.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES