Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El nuevo secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, declaró este miércoles durante su primer discurso en el cargo que el liderazgo de su país "es necesario en todo el mundo" y se comprometió a proporcionarlo.

"El mundo nos está mirando intensamente en este momento. Quieren saber si podemos sanar a nuestra nación. Quieren ver si lideraremos con el poder de nuestro ejemplo, si valoramos la diplomacia con nuestros aliados y socios para enfrentar los grandes desafíos de nuestro tiempo", señaló Blinken.

"Los valores de EE.UU. son nobles y fuertes y volveremos a comprometernos con ellos. El liderazgo de EE.UU. es necesario en todo el mundo y lo brindaremos porque es mucho más probable que el mundo resuelva problemas y haga frente a los desafíos cuando EE.UU. está ahí", aseveró el diplomático.

Blinken además subrayó que la nación norteamericana "todavía tiene una mayor capacidad que cualquier otro país" para "movilizar a otros para mejorar" y agregó que el "Departamento de Estado será fundamental para todo esto".

Las declaraciones del secretario de Estado se producen mientras la Administración Biden pausó o puso bajo revisión varias decisiones de la política exterior de la era Trump. Así, fueron suspendidos al menos temporalmente varios lucrativos contratos de venta de armas a los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita.

Hablando con los reporteros poco después de la ceremonia, Blinken señaló que la Administración se encuentra examinando los detalles de un acuerdo de paz entre EE.UU. y los talibanes firmado en febrero de 2020 y está dispuesta a volver a los compromisos bajo el acuerdo nuclear iraní de 2015, del que se retiró el expresidente Donald Trump, pero solo si Teherán vuelve a cumplir plenamente las condiciones del pacto. Además, se inició una "revisión integral" de las relaciones entre Washington y Moscúrecoge AP.

Uno de los asuntos por el que Blinken está particularmente preocupado es la designación de los hutíes como "organización terrorista", una medida anunciada por el exsecretario de Estado, Mike Pompeo, solo 10 días antes del final de la Administración Trump. "Estamos analizándolo de manera muy urgente y muy de cerca", dijo el diplomático, mientras los expertos advierten que la medida exacerbará aún más la crisis humanitaria en Yemen.

Entre tanto, el analista internacional Roberto Quesada opina que, antes de hablar de liderazgo mundial, el nuevo secretario de Estado tendría que evaluar la política exterior de los Gobiernos de Trump y Obama en relación a la frontera sur del país.

Reforzar la lucha anti-China, “máxima prioridad” de EEUU en la ONU

La futura representante de EE.UU. ante la ONU promete luchar contra la influencia global de China y ejercer una política más dura contra el gigante asiático.

Ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Linda Thomas-Greenfield, elegida por el presidente Joe Biden para el puesto de embajadora de Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), aseguró el miércoles que su “máxima prioridad” será evitar la influencia de China en el mundo.

“China está trabajando en todo el sistema de la ONU para impulsar una agenda autoritaria que se opone a los valores fundamentales de la institución: los valores estadounidenses. Su éxito depende de nuestra continua retirada [de instancias internacionales]. Eso no sucederá bajo mi supervisión”, aseveró la diplomática en la audiencia legislativa para la confirmación del cargo.

El expresidente de EE.UU. Donald Trump (2016-2020), desde comienzo de su mandato, tachó de obsoleta a la ONU y retiró a Estados Unidos de un número importante de tratados mundiales, como el Acuerdo de París, e incluso agencias de este organismo internacional, entre ellas la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), así como el Consejo de Derechos Humanos.

En sus cuatro años de mandato, Trump adoptó una línea dura respecto a China sobre varios asuntos, como el comercio, la competencia tecnológica, la pandemia del coronavirus, asuntos relacionados con Taiwán, y Hong Kong, entre otros. De hecho, antes de dejar la Casa Blanca, el mandatario prohibió a empresas o inversores estadounidenses participar en compañías con sede en este país asiático.

Conforme a analistas, las medidas del mandatario republicano buscaban dificultar el camino de Biden, sobre todo, por haber impuesto sanciones contra el gigante asiático a solo días de dejar la Casa Blanca.

Ante ello, el presidente chino, Xi Jinping, a advertir a su nuevo homólogo de EE.UU. de no iniciar una “nueva guerra fría”, ya que no solo podría provocar el aislamiento o el estrangulamiento económico del país norteamericano sino una confrontación.

Otra postura anti-China: Biden asegura a Japón apoyo ante Pekín

Presidente de EE.UU., Joe Biden, asegura a Japón el compromiso de Washington con la defensa de su soberanía en las disputadas islas Senkaku (Diaoyu, en chino).

En una conversación telefónica con el primer ministro nipón, Yoshihide Suga, el inquilino de la Casa Blanca enfatizó el miércoles el “compromiso inquebrantable” de EE.UU. con la “defensa” de Japón, en virtud de un acuerdo de seguridad que mantienen los dos aliados.

Biden prometió reforzar la alianza con el país asiático, así como colaborar con Tokio para frenar la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, y combatir el cambio climático.

La desnuclearización “completa” de la península coreana fue otro tema que los dos mandatarios destacaron que es necesario para garantizar la estabilidad en la región.

Las islas Senkaku, para Japón, o Diaoyu, para China, son un grupo de islotes deshabitados, ubicados en el mar de la China Oriental y en el extremo occidental de Japón, controlados por Tokio, pero reclamados por Pekín desde finales de la década de 1960.

Las tensiones entre China y Japón en este sentido se agravaron a principios de 2017, cuando el expresidente estadounidense Donald Trump intervino en el caso y expresó el apoyo de su país a Japón, en el marco de un polémico pacto bilateral de cooperación defensiva.

Pekín reclama su derecho soberano sobre las islas Diaoyu e insta a Japón a no provocar una “tensión artificial” en torno a estos disputados islotes.

Ante tal coyuntura, distintos analistas consideran que Japón podría tener un rol más “efectivo” en la seguridad de la región si sus autoridades dejaran de “obedecer” las órdenes de EE.UU.

De hecho, la Administración de Biden ya ha expresado su apoyo a la “firme postura” adoptada por Trump frente a China y ha considerado necesaria una coalición para encarar al gigante asiático. Pekín, por su parte, ha advertido al nuevo presidente de EE.UU. de no iniciar una “nueva guerra fría”.

Biden congela nuevas perforaciones de petróleo y gas en terrenos federales y busca reducir los subsidios a los combustibles fósiles

El presidente de EE.UU., Joe Biden, firmó este miércoles una serie de acciones ejecutivas destinadas a combatir el cambio climático. Entre otras consecuencias, la medida supone un freno a nuevos contratos de arrendamiento de petróleo y gas en terrenos federales y busca reducir los subsidios a los combustibles fósiles.

Una amplia orden ejecutiva titulada 'Abordar la crisis climática en el país y en el extranjero' establece las consideraciones climáticas como un "elemento esencial de la política exterior y la seguridad nacional de EE.UU.". El documento llega después de que Biden nombrara al exsecretario de Estado John Kerry como su enviado presidencial especial para el clima, un puesto recién creado en el Consejo de Seguridad Nacional.

La orden también reafirma que Biden organizará una cumbre de líderes mundiales sobre el clima el Día de la Tierra, el próximo 22 de abril, e inicia el proceso de establecer los objetivos de emisiones acordados bajo el Acuerdo de París, al que EE.UU. volvió a ingresar la semana pasada. La directiva, además, instruye a las agencias federales a comprar energía limpia y vehículos eléctricos, así como se compromete con el objetivo de conservar para 2030 "al menos el 30 %" de las tierras y aguas federales y duplicar la producción de energía renovable procedente de instalaciones eólicas marina.

Por otra parte, el documento ordena pausar la firma de nuevos contratos de arrendamiento de petróleo y gas en tierras federales o aguas costeras "en la medida de lo posible" y autoriza una "revisión rigurosa" de todos los permisos relacionados con la explotación de combustibles fósiles en estos territorios, lo que provocó críticas por parte de los estados que dependen de los ingresos por perforación, recoge Reuters.

Dentro de las nuevas acciones ejecutivas, Biden ordenó también a las agencias federales que "eliminen los subsidios a los combustibles fósiles de conformidad con la ley aplicable". Sin embargo, no está claro qué subsidios podrían eliminarse bajo esta orden, dado que muchas de las exenciones fiscales de la industria están aprobadas por el Congreso.

Las nuevas medidas —que difieren radicalmente de las que tomó el expresidente Donald Trump, que buscó maximizar la producción de petróleo y gas en EE.UU. mediante la eliminación de regulaciones y la flexibilización de las revisiones ambientales— fueron criticadas por el sector energético, que señala que estas costarán millones de puestos de trabajo y miles de millones de dólares en ingresos, y teme que pongan bajo amenaza la independencia energética del país. Biden, sin embargo, asegura que la construcción de una infraestructura energética moderna, resistente y respetuosa con el clima creará millones de empleos bien pagados.

El presidente también firmó este miércoles una orden que restablece el Consejo de Asesores en Ciencia y Tecnología, que asesorará al presidente sobre temas que van desde la salud pública hasta la "equidad racial", y emitió un memorando que "dirige a las agencias a tomar decisiones basadas en evidencia guiadas por la mejor ciencia y datos disponibles".

Irak indignado que EEUU de Biden dude en retirar sus tropas

Dos diputados iraquíes recuerdan a EE.UU. que la retirada de sus tropas de Irak es irrevocable, rechazando así la propuesta del Pentágono para revisar el tema.

La agencia de noticias iraquí Baghdad Today informó sobre la reacción de los parlamentarios Hasan Shaker al-Kaabi, líder del bloque parlamentario Badr, y Mujtar al-Musavi, representante de la coalición Al-Fath, ante la noticia de que la nueva Administración de EE.UU., presidida por Joe Biden, baraja revisar el nivel del retiro de las tropas estadounidenses desplegadas en Irak y Afganistán por orden del exmandatario Donald Trump.

El martes, el diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ) informó que el nuevo secretario de Defensa de EE.UU., Lloyd Austin, estaría revisando una de las últimas órdenes de Trump sobre el retiro de los contingentes militares estadounidenses desplegados en territorio iraquí y afgano.

Ambos diputados insistieron en la necesidad de implementar, con carácter de urgencia, la resolución del Parlamento de Irak, que exige la expulsión de las tropas de Estados Unidos del territorio iraquí, señaló el medio iraquí.

La resolución sobre la expulsión de las tropas estadounidenses del país árabe fue aprobada por el Parlamento de Irak dos días después del asesinato del teniente general iraní Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, y del subcomandante iraquí de Al-Hashad Al-Shabi, Abu Mahdi al-Muhandis, en una operación terrorista realizada el 3 de enero de 2020, en Bagdad (capital iraquí), ordenada por Trump.

Al-Kaabi resaltó que la expulsión de las tropas estadounidenses, además de contar con el respaldo del Parlamento, es una demanda generalizada en Irak, como se ha visto en las masivas manifestaciones registradas en todas las plazas del país en rechazo a la violación de EE.UU. de su soberanía, en diversos casos, pero en particular, el macabro asesinato del prominente militar iraquí y sus acompañantes.

Por su parte, Al-Musavi remarcó que la resolución parlamentaria en cuestión no solo es irrevocable, sino que deja claro que no hay razón alguna para la presencia de las fuerzas ocupantes estadounidenses en el suelo iraquí. Es hora que el nuevo Gobierno de Biden sea consciente de esta realidad, acentuó.

Escuelas de San Francisco eliminarán nombres de Lincoln, Washington y otros "esclavistas"

MOSCÚ (Sputnik) — El Consejo de Educación de San Francisco votó por eliminar los nombres de Abraham Lincoln, George Washington y otros personajes icónicos de 44 escuelas, por su conexión con una época de esclavitud, opresión y racismo, reportó el diario San Francisco Chronicle.

La controvertida decisión fue aprobada el 26 de enero por seis votos a favor y uno en contra, en medio de las críticas por la negligencia en el proceso al que los historiadores, según el periódico, han tenido "poca o ninguna aportación".

En un caso trascendió durante las deliberaciones que el comité no sabía si la escuela secundaria Roosevelt llevaba el nombre del 26 presidente (Theodore) o del 32 (Franklin Delano).

Una encuesta de padres mostró que hasta un 80% están a favor de cambiar los nombres.

Los promotores de la iniciativa se oponen a que los alumnos lleven sudaderas con los nombres de propietarios de esclavos, entre ellos los presidentes George Washington, Thomas Jefferson y James Madison.

En la escuela secundaria James Denman, las familias llevaban años exigiendo otro nombre para la institución llamada en homenaje al primer superintendente de las escuelas de San Francisco, un líder racista que denegó la educación pública a los estudiantes chinos.

Las familias y el personal en cada escuela tendrán de plazo hasta mediados de abril para proponer nuevos nombres que se someterán a la aprobación en la segunda quincena del mismo mes o a principios de mayo.

Congresistas republicanos se oponen a la extensión del tratado START

Los congresistas republicanos estadounidenses Michael McCaul y Mike Rogers se opusieron a la prórroga de cinco años, acordada con Rusia, del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, también conocido como Nuevo START o START III, e instaron al presidente Joe Biden a considerar la opción de acortar la duración del acuerdo.

"Es frustrante que la Administración esté desperdiciando una oportunidad para negociar una versión más fuerte del Nuevo START que incluya armas nucleares no estratégicas, nuevos sistemas de armas no cubiertos por el tratado original, y un régimen de verificación más fuerte", dijeron los congresistas.

Análisis: Tropas estadounidenses permanecerán en la frontera con México como 'muro digital' que probablemente reemplazará la barrera de Trump

Morgan Artyukhina

Si bien la nueva administración de Biden se deshace rápidamente de gran parte de las políticas más impopulares del ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, los acuerdos secretos firmados unos días antes de que Trump dejara el cargo entre el Departamento de Seguridad Nacional y las autoridades de varios estados de Estados Unidos podrían bloquear cambios significativos en la política de inmigración durante meses.

En una orden ejecutiva emitida pocas horas después de su toma de posesión la semana pasada, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, puso fin al estado de emergencia en la frontera entre Estados Unidos y México que fue previamente declarado por el expresidente Donald Trump para justificar asignaciones especiales de efectivo para su proyecto del muro fronterizo.

Las tropas permanecen en la frontera

Sin embargo, no es probable que la militarización de la frontera de Estados Unidos con México termine pronto,  ya que el Military Times informó el lunes que la misión de las aproximadamente 3.000 tropas estadounidenses estacionadas en la región en apoyo de los esfuerzos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos. “Continuará con normalidad”, según un portavoz del Pentágono.

En una llamada telefónica del 22 de enero con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, los dos jefes de estado “acordaron trabajar en estrecha colaboración para detener el flujo de migración irregular a México y Estados Unidos”, según una lectura de la llamada de la Casa Blanca . El comunicado de prensa no mencionó a los aproximadamente 15,000 soldados mexicanos que Trump obligó a la Ciudad de México a enviar a la frontera entre Estados Unidos y México en 2019 para detener la inmigración del norte.

Como resultado de la orden ejecutiva de Biden, la nueva administración está revisando varios proyectos autorizados por la declaración de Trump. Si la legislación que Biden envió al Congreso al día siguiente es un indicador, es poco probable que su política difiera mucho de la de sus predecesores, e incluso podría conllevar nuevas y peligrosas amenazas a las libertades civiles estadounidenses.

Jessica Bolter, analista asociada de políticas del Migration Policy Institute, dijo a The Nation que "ha sido fácil para los políticos señalar la tecnología de seguridad fronteriza como una opción alternativa si simplemente no les gusta la idea de barreras físicas", lo cual es probable ser atractivo para Biden, ya que busca distanciarse de las odiadas políticas de Trump mientras conserva la misma concepción básica del control fronterizo como un problema de seguridad nacional.

Una valla de borde digital

Una hoja informativa sobre la Ley de ciudadanía estadounidense de 2021 de Biden presentada en el Senado el jueves insinúa una nueva dependencia de la tecnología para vigilar la frontera.

Una parte de la hoja informativa aborda "complementar los recursos fronterizos existentes con tecnología e infraestructura" y pide al secretario de seguridad nacional que "desarrolle e implemente una estrategia para administrar y asegurar la frontera sur entre los puertos de entrada que se centre en soluciones y tecnologías que amplían la capacidad para detectar actividades ilícitas, evaluar la efectividad de las operaciones de seguridad fronteriza y ser fácilmente reubicadas y divididas por el Sector de la Patrulla Fronteriza ”.

Si bien esto podría incluir sensores de movimiento o  tecnología de reconocimiento facial , es casi seguro que también incluiría vehículos aéreos no tripulados.

Defense One informó que dos importantes fabricantes de drones, Sikorsky y General Atomics, han presionado a la Administración Federal de Aviación durante años para actualizar las regulaciones de EE. UU. Para permitir el funcionamiento de drones de ala fija como el MQ-9B SkyGuardian en los cielos de EE. UU. Esperan obtener dicho permiso para 2025 y luego podrán desplegar en los Estados Unidos la misma tecnología de vigilancia en toda la ciudad que se usa en los campos de batalla urbanos en el Medio Oriente, un objetivo establecido por el Pentágono ya en 2010 .

De hecho, el DHS ya tiene un permiso especial para volar UAV de ala fija como General Atomics MQ-1 Predator sobre las partes más aisladas de la frontera, e incluso los ha desplegado para vigilar a los estadounidenses dentro de la frontera: después de que estallaron protestas masivas en Minneapolis. , Minnesota, en mayo de 2020, luego de la muerte bajo custodia de George Floyd, un hombre negro de 46 años, a manos de la policía, un avión no tripulado CBP Predator de la frontera entre Estados Unidos y Canadá fue visto dando vueltas por la ciudad.

La tecnología de vigilancia, incluso la restringida a las áreas fronterizas, tiene enormes implicaciones para las libertades civiles de Estados Unidos. Dentro de las 100 millas de cualquier frontera de los Estados Unidos existe una llamada "zona libre de constitución" establecida en 1953 por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos para dar a los agentes de la CBP un ​​poder legal casi imparable para registrar y vigilar a las personas sin una orden judicial. Dos tercios de la población de Estados Unidos vive dentro de esas zonas, que incluyen fronteras marítimas. La Unión Estadounidense de Libertades Civiles ha llamado la atención sobre los extensos abusos del sistema, calificándolo de un "enfoque de arrastre para la aplicación de la ley y la seguridad nacional" que "nos convierte cada vez más en sospechosos".

Inercia de la política de Trump

La legislación de Biden también exige una gran cantidad de nuevas tecnologías avanzadas para "acelerar la detección y mejorar la capacidad de identificar narcóticos y otro contrabando en cada puerto de entrada terrestre, aéreo y marítimo", incluidas las "tecnologías de escaneo de alto rendimiento para garantizar que todos los y los vehículos de pasajeros y el tráfico ferroviario de carga que ingresan a los Estados Unidos por los puertos de entrada terrestres y los cruces fronterizos ferroviarios a lo largo de la frontera se someten a un escaneo preprimario ”, según la hoja informativa.

The Nation sugirió que la propuesta parece seguir la misma lógica que sustenta el enfoque del asesor principal de Trump, Stephen Miller , arquitecto del programa de Protocolos de Protección al Migrante (MPP) que separaba a los niños de sus padres y empujaba a los solicitantes de asilo a miserables campos de refugiados al sur de la frontera entre Estados Unidos y México hasta que tengan una audiencia. El programa tiene una acumulación de decenas de miles de solicitantes y, como un abogado le dijo a Mother Jones el año pasado, es básicamente un "maldito desastre diseñado para fracasar". Biden ha suspendido la inscripción al MPP en espera de una revisión del programa, que continúa admitiendo solicitantes a audiencias con solo un goteo.

El nominado de Biden para encabezar el DHS, Alejandro Mayorkas, se ha comprometido a poner fin al MPP . Mayorkas fue anteriormente jefe de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EE. UU., Una agencia del DHS. Sin embargo, Edward Hasbrouck, consultor de Identity Project, le dijo a la Nación que es probable que los funcionarios de la agencia sigan presionando en la dirección opuesta para que la entrada a la frontera sea tan predecible como las llegadas al aeropuerto, en un esfuerzo por facilitar el proceso de inspección.

En la frontera, cualquiera puede presentarse y pedir cruzar, lo que hace deseable un proceso de "aprobación previa que externalice y aleje cada vez más las fronteras", dijo Hasbrouck.

Una lectura de la llamada de Biden con López Obrador hizo solo una vaga mención de "mejorar el procesamiento en la frontera para adjudicar solicitudes de asilo y revertir las draconianas políticas de inmigración de la administración anterior" y "trabajar de cerca para detener el flujo de migración irregular a México y el Estados Unidos ”, sin dejar claro cómo responderá Biden.

Los cambios que ha propuesto Biden están siendo combatidos por algunos funcionarios republicanos en cuatro estados, citando los acuerdos de la Primera Promulgación del Santuario para los Estadounidenses (SAFE) que alcanzaron discretamente con el DHS solo unas semanas antes de que Trump dejara el cargo. Según BuzzFeed News , los documentos aseguran que tendrán un período de seis meses para revisar y desafiar cualquier cambio en las políticas del DHS antes de que entren en vigencia, un movimiento aparentemente dirigido a frenar cualquier intento de Biden de cambiar rápidamente las políticas de Trump.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES