Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El Ejército yemení, apoyado por el movimiento popular Ansarolá, sigue logrando avances ante los agresores saudíes y sus aliados en la provincia de Marib.

Mientras las fuerzas yemeníes se encuentran en la cuenta regresiva de la liberación de Marib, sita en el centro-oeste de Yemen, los medios locales han informado este jueves de que el Ejército ha tomado el control de dos áreas en la zona de Sarwah, situada a unos 10 kilómetros al oeste de la ciudad de Marib, capital de la provincia homónima.

Las fuerzas del Ejército y los comités populares yemeníes avanzan hacia el cruce oriental de Marib que lo conecta con la provincia de Hadramaut (este), y el cruce fronterizo de Wadia, entre Hadramaut y Arabia Saudí.

Al mismo tiempo, las fuentes yemeníes han anunciado que mientras los combatientes de Ansarolá avanzaban hacia la Presa de Marib, las fuerzas de la llamada coalición saudí sufrieron numerosas bajas.

De hecho, tal y como indican los expertos militares yemeníes, ahora no queda nada hasta que se libere la ciudad de Marib, rica en hidrocarburos, donde en los últimos meses las tropas yemeníes han progresado con éxito.

Ante los notables avances frente a los mercenarios saudíes en Marib, la llamada coalición liderada por Riad no ha escatimado esfuerzos para evitar la liberación de la ciudad e incluso ha recurrido a medidas como utilizar a civiles como escudo humano.

No obstante, el pueblo yemení está decidido a liberar cada pulgada de su territorio. En este contexto, la cadena local Al Masirah informa que las tribus en Marib han confirmado este mismo jueves su apoyo al Ejército y los comités populares hasta que la provincia sea liberada de las fuerzas de ocupación y los grupos terroristas que operan allí bajo el paraguas de la monarquía árabe.

Fuerzas yemeníes derriban un dron espía saudí

Las fuerzas de defensa aérea de Yemen han destruido un dron de reconocimiento perteneciente a la llamada coalición saudí en la provincia yemení de Marib.

El portal yemení Al Khabar Al Yemeni, citando a fuentes militares, ha informado este miércoles que el avión no tripulado (dron) espía ha sido derribado en los cielos sobre la región de Al-Abdiya en la provincia de Marib (centro-oeste), bajo el control del Ejército y las fuerzas populares yemeníes.

El referido dron realizaba una misión de espionaje para recopilar información de las fuerzas yemeníes, según las fuentes, y volaba a gran altura sobre la zona antes de ser derribado.

Este suceso ocurre en momentos en que el Ejército yemení sigue con notables avances frente a los mercenarios saudíes en Marib, mientras la llamada coalición liderada por Riad no ha escatimado esfuerzos para evitar la liberación de la ciudad e incluso ha transferido a miles de terroristas para defender su último bastión en el norte de Yemen.

Entretanto, el portal Al-Tagheer Press ha reportado este mismo miércoles que las fuerzas del movimiento popular yemení Ansarolá están a punto de liberar Marib y han tomado el control de las alturas del norte de la ciudad Al-Suwayda, así como la estratégica montaña de Al-Adram.

Además, conforme a la agencia yemení Al-Masirah, las fuerzas populares yemeníes han podido rodear por completo la ciudad de Marib y están a pocos pasos de la victoria.

Las autoridades yemeníes subrayan que la batalla para liberar Marib se está llevando a cabo para “neutralizar la implacable agresión de la coalición saudí y sus mercenarios”, y enfatizan que abandonar al territorio yemení es la única opción de Arabia Saudí y sus aliados para sobrevivir.

Líderes tribales yemeníes contra complots EEUU y R. Unido en Marib

Los líderes tribales de Yemen confirman su apoyo al Ejército y las fuerzas populares del país frente a los aliados de la coalición saudí en la batalla en Marib.

Los jeques de las tribus yemeníes afirmaron el jueves que están junto a sus fuerzas hasta que la provincia de Marib, en el centro de Yemen, sea liberada de los invasores, informa la cadena local Al Masirah.

“El pueblo yemení, junto a sus líderes, está decidido a liberar Marib, sin importar cuánto griten los agresores”, dijo Nayi al-Masri, uno de los grandes jeques de la tribu Jehm.

Al-Masri enfatizó que la liberación de Marib está en marcha y que Estados Unidos o el Reino Unido no pueden intervenir al respecto.

Por su parte, el jeque Said Salama, de la tribu Al-Jadaan, criticó el mutismo de la comunidad internacional ante los atroces crímenes de la coalición saudí contra el pueblo yemení durante los últimos seis años, afirmando que los yemeníes apoyan a las fuerzas populares en Marib. “Nadie puede detenernos”, recalcó.

Naser bin Naser al-Aqra, jeque de la tribu Al-Jadaan, indicó, a su vez, que el motivo de la batalla para liberar Marib es “proteger a la ciudad de los agresores extranjeros y de los criminales takfiríes”.

También, Naser Ashal, del mismo pueblo yemení, resaltó que “es una vergüenza para nosotros que Marib sea el origen de los planes de Estados Unidos y el Reino Unido”.

Las afirmaciones de los líderes tribales se producen en momentos en que el Ejército yemení sigue con notables avances frente a los mercenarios saudíes en Marib, mientras la llamada coalición liderada por Riad no ha escatimado esfuerzos para evitar la liberación de la ciudad, e incluso ha transferido a miles de terroristas para defender su último bastión en el norte de Yemen.

Entretanto, las autoridades yemeníes subrayan que no detendrán sus ataques contra los objetivos de los agresores, mientras la llamada coalición liderada por Riad no termine su ofensiva contra el país más pobre del mundo árabe, que ha dejado más de 100 000 muertos, la mayoría de ellos niños y mujeres.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDACIONES