Portada - Últimas noticias

Alemania y Austria informaron que incrementarán sus tropas en Kosovo ante el temor de nuevas tensiones interétnicas en esa escindida provincia de cara a las próximas elecciones presidenciales, legislativas y locales de Serbia.

El batallón de 550 soldados germanos y 150 austriacos iniciará su despliegue a partir del venidero 1 de mayo y se unirá a las KFOR, las fuerzas de la OTAN para dicho territorio, cuyo Parlamento autoproclamó la independencia en 2008 pese al rechazo de Belgrado. Los ministerios de Defensa de ambos países europeos confirmaron en esta jornada que enviarán sus militares a pedido de la Organización del Tratado Atlántico Norte por el posible resurgimiento de incidentes violentos en Kosovo durante el sufragio del 6 de mayo.

Las KFOR tienen una nómina de 5.800 soldados, de ellos 1.300 proceden de Alemania y 1.400 de Austria.

En un inicio, las autoridades electorales de Serbia declinaron celebrar los comicios en ese territorio porque la misión especial de la ONU allí se negó a apoyarlas. Pero las partes acordaron dialogar en los próximos días para coordinar posturas sobre la seguridad durante la votación en Kosovo, dominada por sectores albaneses, aunque residen casi cien mil serbios y otros grupos étnicos de la extinta Yugoslavia y gitanos.

Desde que Prístina declaró la soberanía unilateral, su estatus oficial está bajo debate en la comunidad internacional, debido al no reconocimiento por parte de Belgrado y a la abierta oposición de la minoría serbo-kosovar. Un total de 12 candidatos, incluido el ex jefe de Estado Boris Tadic, competirán el 6 de mayo próximo por la presidencia de Serbia. Ese día, la población del país balcánico también escogerá a sus representantes locales y a los 250 integrantes del Parlamento.

Esta situación coincide con uno de los más insólitos comunicados de política exterior de una extraña administración Obama. La secretaria de estado Hillary Clinton ha anunciado que Washington “ayudará” a Kosovo a que se incorpore a la OTAN, así como a la Unión Europea. Hizo tal promesa tras un reciente encuentro en Washington con el primer ministro de Kosovo Hashim Thaci, donde alabó el progreso del gobierno de Thaci en su avance “en el desarrollo económico e integración europea”.

No hay duda de que su comunicado causó intensos dolores de estómago entre los gobiernos y oficiales militares de las diversas capitales de la OTAN en Europa. Muy poca gente aprecia el plan demencial de Clinton para empujar a un narcoEstado como Kosovo hacia la OTAN y la Unión Europea.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente