Portada - Últimas noticias

El cielo del Estrecho de Gibraltar ha sido 'tomado' por Reino Unido y Marruecos. Los británicos llevan desde el martes realizando maniobras aéreas con aviones Hawk, utilizando el aeropuerto del Peñón con el consentimiento del reino alauí, que les ha cedido su espacio aéreo.

Según ha publicado El Confidencial Digital, el ministerio de Defensa británico pidió autorización a Rabat para sobrevolar la totalidad del espacio aéreo del Estrecho, aprovechando las maniobras militares que se llevan a cabo desde el aeropuerto del peñón, anualmente. Permiso que le ha sido concedido.

Tras recibir el visto bueno de Marruecos, Reino Unido ha enviado al Peñón unidades de la Royal Air Force británica. Entre el dispositivo desplegado, aparatos Tornado y BAE Hawk, algunos de los cuales aviones hicieron escala con anterioridad en Gibraltar, durante la intervención militar de las fuerzas aliadas en la guerra de Libia.

Las fuentes consultadas explican que las unidades aéreas de Reino Unido aterrizaron en el aeropuerto de la colonia el martes día 24, y que la estancia se prolongará, por lo menos, hasta el viernes de la semana que viene: “Este tipo de maniobras suele tener una duración de diez días aproximadamente, pero éstas pueden durar más, al trabajar también en espacio aéreo marroquí”.

El ejército marroquí entrenó en Gibraltar

Las maniobras militares de la fuerza aérea británica en el espacio aéreo marroquí son fruto de un acuerdo de colaboración entre los departamentos de Defensa de ambos países, un hecho que ha causado malestar en el Gobierno de España en otras ocasiones. Al parecer, dicho pacto busca intercambiar conocimientos en diversos ámbitos. Por una parte, los marroquíes ofrecen como área de operaciones el desierto del Sahara y la agreste zona del Atlas –de orografía y condiciones meteorológicas similares a las de Afganistán-, y a cambio los británicos ilustran a la infantería marroquí en el manejo de armamento moderno y operaciones con soporte aéreo de helicópteros.
Uno de los episodios denunciados por el ministerio español de Asuntos Exteriores, y que se produjo en aplicación del acuerdo entre británicos y marroquíes, fue, precisamente, el entrenamiento del ejército marroquí realizado por militares de Gibraltar  en octubre de 2010. En el cual, militares desplegados en el Peñón instruyeron a sus compañeros marroquíes en el uso de modernos rifles y en operaciones con helicópteros.

El aeropuerto se ampliará en suelo español

Otro motivo de preocupación para el actual Gobierno de Mariano Rajoy es el acuerdo alcanzado por el entonces ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, con la alcaldesa socialista de La Línea, Gemma Araujo, para ampliar el aeropuerto del Peñón en suelo español. Ya que, según las fuentes consultadas por ECD, la intención del gobierno de la colonia con esta maniobra es “aumentar más aún su actividad comercial y permitir la entrada de más aviones de combate en el aeropuerto, que fue definido en 2006 como un enclave militar en el que también podían llevarse a cabo vuelos civiles”.

Fuente: El Confidencial Digital