Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

La asistencia de la Reina doña Sofía a los actos solemnes organizados por Inglaterra con motivo de las bodas de oro de Isabel II en el trono han provocado polémica en algunos ámbitos diplomáticos españoles. En un principio, habían sido invitados don Juan Carlos y doña Sofía, pero todo indica que el proceso de recuperación del rey, tras las últimas operaciones, va a impedir su asistencia, con lo que la representación la ostentará la reina en solitario.

El acto central del jubileo tendrá lugar el 18 de mayo, con un almuerzo de gala en el que participarán miembros de la práctica totalidad de las familias reales reinantes, así como representantes de numerosos países al máximo nivel.

Según ha publicado El Confidencial Digital, la decisión de la Casa Real no ha gustado a algunos diplomáticos españoles. Estos sectores consideran que la presencia de la Familia Real en las celebraciones de Londres “hace un flaco favor a los intereses e imagen españoles, sobre todo frente al Reino Unido”. Los citados círculos diplomáticos alegan, entre otras razones, el hecho de que a día de hoy, existe un conflicto abierto entre España y Reino Unido a cuenta de Gibraltar y de sus aguas. Y en estos momentos los pescadores españoles no pueden faenar en aguas españolas de la bahía de Algeciras, porque la Policía del Peñón se lo impide. Pero además, añaden, el próximo 11 de junio, uno de los hijos de la reina, Eduardo, y su esposa (los condes de Wessex) llegarán a la colonia británica para una visita de tres días.

Hay que recordar, en este sentido, que el propio príncipe de Asturias pidió públicamente el año pasado al príncipe de Gales, “avanzar en la solución del conflicto de Gibraltar”, con motivo de una visita de éste último a la Roca. También hubo protestas ciudadanas por el viaje de la princesa Ana. Y, con anterioridad, la ausencia de los reyes de España en la boda de Carlos y Diana de Gales, porque iban a iniciar el viaje de bodas en Gibraltar.

La  descolonización es otro de los motivos aludidos. El Reino Unido reconoce a Gibraltar y no tiene ninguna intención de avanzar en el proceso de descolonización. Un detalle: el Real Regimiento de Gibraltar ha sido designado para la realización de los cambios de guardia en lugares de gran significación para los británicos como los palacios de Buckingham y Saint James y la Torre de Londres. Se añade, el título nobiliario ya que, aseguran desde ámbitos diplomáticos, que no hay que olvidar que Gibraltar y la reina de Inglaterra han ‘usurpado’ un título que históricamente pertenece a la Corona de Castilla. Desde Gibraltar se ofreció a Isabel II (y la soberana lo aceptó) el título de Reina de Gibraltar. De hecho, se llevan acuñando monedas con este título desde hace un año. Los reyes españoles nunca han expresado su disconformidad con que su homóloga británica acepte este título. Y la Corona es patrimonio de los españoles.

En este sentido, es de cajón que no haya sentado nada bien que los británicos busquen  tomar posiciones en un contexto político internacional, dando por hecho que Gibraltar es un “Realm”, es decir, un reino más de la comunidad de reinos de la Commonwealth.

Pero además, el Comité Especial de Descolonización (C24) de la ONU celebrará en Quito uno de sus seminarios regionales anuales a partir del 30 de mayo y se prolongará durante el mes de junio. En el último encuentro, el actual ministro principal de Gibraltar criticó la “ignorancia española” y su “democracia joven” por su postura hacia el Peñón. Ocurrió durante el Gobierno socialista.

En conclusión, apuntan las fuentes diplomáticas consultadas, la presencia de la Familia Real española en las celebraciones de Isabel II supone un “perjuicio más para los intereses soberanos españoles”. Llegan incluso a comparar esta visita con el viaje cinegético del rey a Botsuana, que fue puesto en tela de juicio por mercados, diplomacia y política internacional.

No obstante, otras fuentes políticas apuntan que la asistencia de la reina doña Sofía a los actos de Londres ha tenido que contar con el conocimiento y aun el visto bueno del Gobierno de Mariano Rajoy, dato que sin embargo aún no ha sido confirmado por fuentes oficiales del ministerio de Asuntos Exteriores.

Fuente: El Confidencial Digital


CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente