Portada - Últimas noticias

Varios líderes del llamado partido Al-Islah planean huir de Yemen ante avances de las fuerzas yemeníes frente al enemigo en distintas partes del país.

Varias fuentes, que pidieron el anonimato, informaron el martes al portal local Yemen News de la inminente fuga de altos mandos del partido Al-Islah —que ocupa Marib y está vinculado al grupo terrorista Al-Qaeda— de las provincias yemeníes de Marib (centro-oeste), Shabwa (este) y Taiz (suroeste) en los próximos días.

Conforme a las fuentes, la mayoría de esas figuras ocupan cargos militares en el dimitido gobierno yemení del expresidente fugitivo Abdu Rabu Mansur Hadi, y están preocupados por el arresto de elementos de alto rango de su partido.

Por su parte, Jaled Fazel, comandante de Al-Islah en Taiz, y varios otros líderes de este partido en la misma provincia huyeron de Yemen a Turquía, Jordania y Malasia en los últimos dos días.

Ante tal situación, la coalición agresora que lidera Arabia Saudí está tratando de reemplazar a los mercenarios afiliados a los Emiratos Árabes Unidos (EAU) con los mercenarios del gobierno dimitido, agregaron las fuentes conocedoras del asunto.

Todas estas acciones indican la caótica situación militar y política la que se encuentra el gobierno dimitido de Mansur Hadi.

En 2015, la llamada coalición liderada por Arabia Saudí lanzó una guerra cruenta contra Yemen, saltándose todas las leyes internacionales y normativas de las Naciones Unidas, en un intento por eliminar de la ecuación política regional al movimiento popular yemení Ansarolá, así como restaurar en el poder a Mansur Hadi.

Desde el comienzo de la agresión, Saná ha podido resistir y desarrollar sus capacidades militares de manera que ya es capaz de disuadir esta agresión, responder a sus crímenes y golpear los objetivos militares y vitales de Riad y sus aliados.

Por lo tanto, Arabia Saudí y sus aliados están últimamente sufriendo duros reveses, así como ataques de represalia, por parte de las fuerzas yemeníes, hastiadas de la brutal campaña lanzada en su contra.

Decenas de militantes patrocinados por los EAU mueren o resultan heridos en el ataque de un misil de las fuerzas de Sanaa

Decenas de militantes yemeníes patrocinados por los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Arabia Saudí murieron o resultaron heridos cuando soldados del Ejército yemení y combatientes de los Comités Populares aliados lanzaron un ataque con un misil contra su posición en la provincia de Shabwah, en el sur de Yemen.

Fuentes informadas, que hablaron bajo condición de anonimato, dijeron al sitio web de Yemen News Portal que una explosión masiva sacudió un campamento militar de militantes respaldados por los EAU, más conocidos por el nombre de guerra de los Gigantes, en el área de Nokhan, que se encuentra al este de la provincia, el lunes por la noche.

Según las fuentes, el incidente ocurrió cuando soldados yemeníes y combatientes aliados lanzaron un misil balístico de desarrollo nacional contra el sitio, dejando a decenas de militantes muertos y heridos.

Este hecho se produjo un día después de que la red de noticias de televisión en árabe Al Mayadin del Líbano informara que el comandante de la llamada Tercera Brigada de los militantes, Majdi al Radfani, había muerto a causa de sus heridas después de que las tropas del Ejército yemení y sus aliados atacaran a militantes patrocinados por los Emiratos Árabes Unidos en el distrito de Bayhan de la provincia de Shabwah.

El informe agregó que más de 130 militantes han muerto durante las batallas con las Fuerzas Armadas de Yemen en los últimos días y docenas más han resultado heridos. Varios de sus vehículos militares también han sido destruidos.

Yemen apunta con misiles contra posición de mercenarios emiratíes

Una fuerte explosión ha sacudido una posición de las fuerzas mercenarias emiratíes en la provincia de Shabwa, sita en el sur de Yemen.

Las fuerzas yemeníes han atacado la tarde de este lunes (hora local) un campamento militante afiliado a los Emiratos Árabes Unidos (EAU) al este de la ciudad de Ataq, lo cual ha resultado en una gran explosión en la zona.

De acuerdo con los medios locales, el ataque ha sido provocado por un misil balístico pertenecido al Ejército yemení contra las fuerzas de la llamada coalición saudí-emiratí cuya agresión al país más pobre del mundo árabe cumplirá siete años en marzo.

Hasta el momento, no se ha reportado una cifra de posibles víctimas o heridos del ataque, según ha afirmado el portal yemení Yemen News.

La explosión ha tenido lugar solo dos días después de que más de 300 mercenarios proemirtíes murieran o resultaran heridos durante los enfrentamientos con el Ejército yemení en varias ciudades de Shabwa.

Yemen inflige graves pérdidas a mercenarios respaldos por los EAU

El Ejército de Yemen, en lucha por la provincia de Shabwa (este), recupera cientos de km2 de tierras, y causa daños a terroristas de Daesh y mercenarios de EAU.

El portavoz del Ejército yemení, el teniente general Yahya Sari, ha informado este miércoles que “los soldados del Ejército yemení y los combatientes de los Comités Populares continúan haciendo sacrificios altruistas mientras se enfrentan a elementos del grupo terrorista Daesh y mercenarios de los Emiratos Árabes Unidos (EAU)”.

El vocero castrense yemení ha señalado que más de 515 mercenarios y terroristas de Daesh, respaldados por los EAU, incluidos comandantes de alto rango, murieron durante las operaciones, mientras más de 850 resultaron heridos.

En este contexto, el vocero, citando fuentes de inteligencia, ha agregado que más de 200 mercenarios apoyados por los EAU han desaparecido y decenas de sus vehículos blindados han sido destruidos durante los ataques de represalia de Yemen.

Las declaraciones de Sari se han producido en momentos en que, según los informes, los EAU han enviado militantes aliados de loa takfirés, así como equipo militar, a la estratégica provincia de Marib (centro-oeste) en Yemen, mientras las tropas del Ejército yemení y los combatientes de los comités populares están ganando terreno allí.

Según informó el domingo la canal libanesa Al-Mayadeen, Majdi al-Radfani, comandante de la 3.ª Brigada de las fuerzas leales a Mansur Hadi, perdió la vida el sábado, tras un ataque con misiles balísticos del Ejército yemení contra las posiciones de los mercenarios respaldados por la llamada coalición que lidera Arabia Saudí contra Yemen, en el distrito de Bayhan, en Shabwa (este).

Arabia Saudí, respaldada por EE.UU. y sus aliados regionales, lanzó una guerra contra Yemen en marzo de 2015, con el objetivo de llevar de vuelta al poder al gobierno del expresidente yemení Abd Rabbuh Mansur Hadi y aplastar el movimiento de resistencia popular Ansarola. La guerra ha dejado cientos de miles de yemeníes muertos y desplazado a millones más. También destruyó la infraestructura de Yemen y propagó hambrunas y enfermedades infecciosas.

Las fuerzas armadas yemeníes y los comités populares aliados, sin embargo, han crecido constantemente en fuerza contra los invasores liderados por Arabia Saudí.

Tras gran escándalo: Riad admite que su vídeo sobre Yemen es falso

Después de un gran escándalo, la coalición agresora saudí admite que el vídeo recién publicado sobre un sitio de misiles balísticos yemeníes no es real.

El portavoz de la llamada coalición liderada por Arabia Saudí, el coronel Turki al-Maliki, publicó el sábado imágenes de las supuestas actividades de las fuerzas del Ejército yemení, apoyado por el movimiento popular Ansarolá, utilizando el puerto de Al-Hudayda, en el oeste de Yemen, para almacenar misiles.

Este martes, Al-Maliki ha reconocido que el vídeo es falso.“El vídeo de los misiles de los hutíes nos fue transmitido de manera incorrecta, y es parte del error marginal en tratar con fuentes”, ha indicado en una conferencia de prensa desde la ciudad de Ataq, capital de la provincia de Shabwa (sureste de Yemen).

Esto se produce después de que la cadena yemení Al Masirah revelara el domingo que las escenas que, según Al-Maliki eran de un sitio de misiles balísticos yemeníes en el puerto de Al-Hudayda, fueron extraídas de un documental estadounidense, llamado ‘Severe Clear’, filmado en 2003 al comienzo de la invasión norteamericana de Irak.

El portavoz del movimiento popular yemení Ansarolá, Muhamad Abdel Salam, consideró un “gran escándalo” y otra “bancarrota” para la coalición agresora saudí mostrar un fragmento cortado de una película estadounidense como un sitio de fabricación de misiles balísticos yemeníes.

Además, los activistas deploraron el comportamiento de la llamada coalición liderada por Arabia Saudí y dijeron que indicaba “clara desinformación”.

Con tales alegatos, Riad y sus aliados tratan de justificar ante la comunidad internacional su agresión contra Yemen. A la cabeza de varios de sus aliados, la monarquía saudí lanzó una brutal campaña militar contra Yemen en marzo de 2015 y, desde entonces, ha matado a decenas de miles de civiles yemeníes, mediante bombardeos directos y un asedio simultáneo, sobre todo contra el estratégico puerto de Al-Hudayda, que sirve de entrada de bienes para la supervivencia de muchos yemeníes.