Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

MINSK (Sputnik) — El soldado polaco Emil Czeczko, que huyó a Bielorrusia y pidió asilo político, aseguró que tiene datos del asesinato en el territorio de Polonia de más de 240 migrantes, informó el Comité de Investigación de Bielorrusia.

"Durante la investigación del caso criminal, Emil Czeczko reconoció que desde 8 de junio de 2021, junto con sus colegas, participó en asesinatos organizados en la franja fronteriza y cerca de la localidad de Siemianówka. Según las palabras del soldado, él tiene noticias del asesinato de más de 240 personas", indica el mensaje del Comité de Investigación de Bielorrusia.

El Comité de Fronteras bielorruso informó anteriormente que ese militar polaco, nacido en 1996, fue detenido el 16 de diciembre en la franja fronteriza. Los guardias bielorrusos indicaron que el detenido solicitó asilo político en Bielorrusia "debido a su desacuerdo con la política de Polonia relacionada con la crisis migratoria y la práctica de brindar un tratamiento inhumano a los refugiados".

En un programa de la televisión bielorrusa Czeczko acusó a las fuerzas de seguridad polacas de matar de manera sistemática a los inmigrantes, así como de haber eliminado a dos voluntarios, asegurando además que tuvo que disparar contra los refugiados.

El Ministerio del interior de Bielorrusia informó que aceptó la solicitud de Czeczko y le otorgaría el estatus de refugiado. En Polonia el militar fue declarado en búsqueda y fue acusado de deserción, por lo cual podría enfrentarse a condenas de hasta 10 años de prisión.

Siemianówka es un poblado del distrito administrativo de Gmina Narewka del condado de Hajnówka, Voivodato de Podlaskie, situado en el noreste de Polonia, en la frontera con Bielorrusia.

La situación en la frontera bielorruso-polaca, donde se congregaron miles de migrantes en su mayoría procedentes de Irak y otros países de Oriente Medio con la esperanza de pasar a la Unión Europea, se agravó desde principios de noviembre.

Las autoridades polacas, que reforzaron la protección de sus límites, acusan a Minsk de provocar una crisis migratoria con fines políticos.

Minsk rechaza esos cargos, alegando que Varsovia está expulsando por la fuerza a los migrantes.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente