Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

Los enfrentamientos entre los residentes árabe-palestinos del desierto de Neguev y las fuerzas de ocupación israelíes continuaron el viernes por tercer día consecutivo. Los beduinos del Neguev se oponen a que las excavadoras israelíes arrasen sus tierras y cultivos. Las autoridades de ocupación justifican estas violaciones en base a un proyecto de forestación de tierras financiado por el Fondo Nacional Judío, una agencia de la Organización Sionista Mundial.

Cuatro manifestantes resultaron heridos el jueves 13 de enero, mientras que otros 70 fueron detenidos por las fuerzas de ocupación.

Cientos de policías israelíes dispararon balas de goma, bombas de sonido y gases lacrimógenos contra los manifestantes y las casas de las aldeas beduinas de la zona.

Miles de manifestantes del Neguev y de los territorios palestinos ocupados en 1948 participaron en estas protestas.

Los enfrentamientos estallaron a principios de esta semana después de que las autoridades de ocupación arrasaran las tierras de la tribu Al Atrash, en la región de Naqa, como parte de las operaciones de acaparamiento de tierras y de judaización de los territorios restantes en la Palestina ocupada en 1948.

Cabe señalar que el Neguev alberga 40 aldeas árabes palestinas que están privadas de electricidad, agua y otros servicios básicos. Los habitantes de esta región están enfrascados en una lucha contra el plan israelí de desalojarlos de sus tierras.

La ocupación trabaja para reunir alrededor de 150.000 habitantes de estos pueblos en una tierra más pequeña, privándolos de sus hogares, que abarcan un área de 700.000 dunums en el Neguev.

Las autoridades de ocupación controlan la gran mayoría de las tierras del Neguev, aproximadamente 15 millones de dunums (1 dunam equivale a 1.000 m2).

Fuerzas turcas atacan con artillería pesada tres aldeas sirias

Las fuerzas del Ejército de Turquía y sus aliados terroristas bombardean con artillería pesada tres pueblos de la provincia de Al-Hasaka, en el noreste de Siria.

Los ataques apuntaron a las aldeas de Al-Dardara y Al-Abush, ubicadas en la ciudad de Tal Tamr, y el pueblo de Tal Al-Ward en Abu Rasin, según informó el viernes la agencia estatal siria de noticias, SANA.

El medio aseguró que los bombardeos turcos provocaron grandes pérdidas en las viviendas y otras propiedades de los ciudadanos sirios.

Esto ocurre pese a que el Gobierno de Siria, presidido por Bashar al-Asad, denuncia insistentemente que el Ejército de Turquía está de forma ilegal en el territorio sirio.

Sin la autorización de Damasco, Turquía ha desplegado militares y ocupado varios puntos de las zonas norteñas de Siria, so pretexto de combatir a las milicias kurdas, a las que considera terroristas, mientras que algunos informes revelan la implicación de Ankara y sus milicias aliadas en el robo del petróleo sirio.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente