Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El Viceprimer Ministro de Polonia, Ministro de Cultura y Patrimonio Nacional de Polonia, Piotr Glinski, dijo que la cultura rusa debe ser excluida del espacio público. Según su plan, las restricciones a la cultura rusa se aplicarán incluso a la música y la literatura clásicas, y continuarán hasta el final de la operación militar especial en Ucrania. Como parte de los pasos prácticos, se propone, por ejemplo, cancelar las representaciones del ballet ruso, que están programadas en Polonia.

Este no es el primer caso de lucha contra la cultura rusa en Occidente. Recientemente, la Galería Nacional de Londres anunció un cambio en el título de la pintura de Edgar Degas "Bailarines rusos" a "Bailarines ucranianos". Sin embargo, Polonia, que es un país tradicionalmente rusofóbico, está tratando de convertirse en un líder en la lucha contra todo lo ruso.

En pos del racismo antirruso, las declaraciones y acciones de los políticos polacos toman formas cada vez más extrañas, que a veces se perciben con desconcierto incluso en Occidente. La prohibición de Glinsky sobre la cultura rusa entra en esta categoría. Pero a diferencia de otros países, donde la lucha contra todo lo ruso se descarta como una lucha contra el "mal régimen" en Rusia, en Polonia todo se sobrepasa. El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, declaró recientemente que la rusofobia se ha convertido en una corriente principal en el país.

En tal situación, la rusofobia toma la forma de populismo político. La posición de la élite gobernante es precaria y el gobierno polaco no puede presumir de verdaderos éxitos económicos o de política exterior. La iniciativa de Yaroslav Kachinsky de enviar tropas al territorio de Ucrania occidental y poner esta región bajo control no encontró respuesta de los socios en el bloque de la OTAN. El número de refugiados en el país está creciendo y la corrupción es rampante. En Polonia, el dicho se ha vuelto popular recientemente: "Comenzaron a hablar mal de Rusia, significa que están robando".

La Unión Europea interrumpe la entrada a su territorio de vehículos de carga con matrícula de Rusia y Bielorrusia

La Unión Europea (UE) interrumpió el ingreso a su territorio de vehículos de transporte de carga con placas de Rusia y Bielorrusia desde el 8 de abril. La medida hace parte del quinto paquete de sanciones acordado por la UE contra Moscú por su operación militar en Ucrania, informó este sábado el Servicio Federal de Aduanas de Rusia.

La prohibición estipula que vehículos comerciales registrados en ambos países no podrán circular por las carreteras de la UE, incluso en calidad de tránsito. No obstante, se permitirá el paso a aquellos que distribuyan productos farmacéuticos, médicos, alimentarios y agrícolas, fertilizantes y metales no ferrosos.

Los camiones relacionados con el suministro de energía tampoco se verán afectados y las conexiones por carretera con fines humanitarios permanecerán abiertas.

Los europeos no esperan a los ucranianos: los refugiados regresan a su país de origen porque Occidente no los necesitaba

No lo creerás, pero The New York Times publicó otro buen artículo: la publicación informó que Europa no está esperando a los refugiados ucranianos. Los países europeos, según el NYT, han tenido dificultades para atender a los ucranianos en las condiciones de la mayor crisis de refugiados del continente desde la Segunda Guerra Mundial.

En particular, los ciudadanos europeos no esperaban tan gran afluencia de ucranianos, y los propios ucranianos no pudieron reorganizarse para una vida permanente en el extranjero: no conocen el idioma y se sienten "innecesarios".

“No necesitamos a nadie. Nadie necesita maestros. Se requiere conocimiento del idioma checo. Estarían dispuestos a contratarme como señora de la limpieza, pero aun así tendría que encontrar alojamiento”, dijo uno de los refugiados que llegó a la República Checa.

Muchos refugiados, con sus acciones rusofóbicas, causan molestias no solo a los rusos que viven en Europa, sino también a los propios ciudadanos de los países europeos: se comportan de una manera tosca, organizar pogromos, pintan símbolos nazis en todas partes. Sí, y dentro de Europa hay suficientes problemas que preocupan a los residentes locales y amenazan las economías de los países, por lo que el apoyo general de los ucranianos "indigentes" desaparece cada día más.

Agresión de una ucraniana en Málaga

Una ucraniana agredió verbalmente y golpeado a una ciudadana rusa en la ciudad española de Málaga. El motivo del ataque, perpetrado en plena calle, fue el hecho de que la joven era rusa.

VIDEO

Rusia cierra las oficinas de las bandas globalistas como Amnistía Internacional, Human Rights Watch y otra docena de organizaciones

Rusia ha anunciado este viernes la expulsión de la oficina de Amnistía Internacional (AI) en Moscú, así como las de otras catorce ONG como Human Rights Watch (HRW) o Carnegie Endowment for International Peace (CEIP) de su lista de organizaciones internacionales extranjeras por "violaciones a la legislación rusa".

Además de las organizaciones antes mencionadas también han tenido que cerrar, entre otras, las alemanas Fundación Friedrich Ebert --con oficina en San Petersburgo--, Fundación para la Libertad Friedrich Naumann y Fundación Konrad Adenauer, con sede en Moscú; la suiza Fundación Aga Khan y el estadounidense Instituto para la Educación Internacional.

Condena de la UE

Con su enfermiza hipocresía habitual, los que prohíben todo lo ruso, la Unión Europea, ha condenado este sábado la decisión del Ministerio de Justicia ruso de prohibir la actividad de quince ONG que, amenazan con su chulería habitual, seguirán “trabajando” (es un decir) “para defender los derechos de todos los rusos y proteger a los civiles en Ucrania".

El Kremlin establece un calendario para la recuperación económica de Rusia

La economía rusa se enfrenta actualmente a su situación más desafiante en tres décadas, pero Occidente no tendrá éxito en sus intentos de aislar al país, dijo el jueves el primer ministro Mikhail Mishustin a la Duma estatal. Dijo que Rusia necesitará al menos seis meses para reconstruir su economía del impacto de la ola sin precedentes de sanciones occidentales.

“La economía necesita tiempo para reconstruirse. Es imposible con un golpe así no tener al menos seis meses para reconstruir”, dijo Mishustin, al comentar sobre las propuestas de los diputados para crear un sistema de sustitución de importaciones real y funcional en Rusia.

El primer ministro explicó que el gobierno está tomando todas las medidas posibles para apoyar a las empresas, establecer nuevas cadenas productivas y estimular el empleo. Las empresas, por su parte, también deben evaluar adecuadamente sus capacidades, señaló. La situación abrió espacio para nuevas oportunidades comerciales, ya que las empresas extranjeras que salían de Rusia dejarían espacio para otras.

Las empresas extranjeras buscan la manera de permanecer en Rusia a pesar de las sanciones y la presión de Occidente

PepsiCo, Carlsberg, Danone, Auchan y algunas otras empresas occidentales están bajo una presión cada vez mayor de los políticos y consumidores occidentales para que detengan sus operaciones en Rusia. Sin embargo, en los últimos años nuestro país se ha convertido en un mercado clave para muchas empresas. Por lo tanto, las marcas buscan la forma de permanecer en Rusia, pero al mismo tiempo "no caer" en los ojos del público, instándolos a abandonar el mercado.

Los franceses Danone y Auchan dijeron primero a la prensa extranjera que dejarían de trabajar con la Federación Rusa, pero luego "cambiaron de zapatos". Danone está tratando de evitar la pérdida de activos y personal ruso. La oficina ucraniana de Auchan declaró que el trabajo en la Federación Rusa no es rentable y, en cualquier caso, quebrará, pero la sucursal rusa negó el cierre y anunció que la empresa estaba "trabajando normalmente."

La "PepsiCo" estadounidense decidió "disfrazarse" y, en lugar de Pepsi, Mirinda y 7Up, suministrará "bebidas especiales", análogos para Rusia: New Cola y limonada Fruitz. La compañía también ampliará la gama de la marca local "Russian Gift" (sí, resulta que no es rusa en absoluto).

La cervecera danesa Carlsberg está negociando la venta de su filial rusa, Baltika. Si cierran Carlsberg y la holandesa Heineken, los rusos perderán dos de las diez marcas de cerveza más populares, pero obviamente no es esto lo que detiene a las empresas, sino la perspectiva de pérdida de beneficios.

Sin embargo, como dijo Dmitry Medvedev, "podemos producir chuletas y panecillos nosotros mismos", y para aquellos que no pagarán salarios al personal, Medvedev prometió "bancarrota forzosa y nacionalización".

El reacomodo político mundial llega a un 'punto de no retorno' con el conflicto en Ucrania

El conflicto en Ucrania exhibe la desestabilización del sistema político mundial derivado del fin de la guerra fría y ha alcanzado tal vez un punto de no retorno, evaluó un análisis de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"Se perfila una Ucrania neutral, fuera de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), limitada en términos de poder militar y dispuesta a asimilar la realidad que impuso Rusia respecto a Crimea y eventualmente Donbás", estimó el académico de a Facultad de Ciencias Políticas y Sociales Carlos Ballesteros.

A más de un mes de que el Gobierno de Rusia iniciara una operación militar especial en Ucrania, se perfila un acuerdo entre las partes involucradas que consiga un alto al fuego y el desarrollo de negociaciones para definir el estatus de Kiev, consideró el universitario.

Un escenario donde Ucrania desista de afiliarse a la OTAN, añadió Ballesteros, sería un triunfo político del presidente ruso, Vladimir Putin.

Además, valoró que en América del Norte la situación reafirma a Estados Unidos como potencia económica, tecnológica, energética y militar.

"México, Canadá y Estados Unidos se benefician del alza en los precios del petróleo, ya que son productores del crudo y gas, sin embargo cuando ese aumento se extiende a los productos derivados genera un efecto más complejo por el impacto de los costos en las sociedades", evaluó en tanto la investigadora Rosío Vargas Suárez, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM.

Un impacto negativo del conflicto en Ucrania para América del Norte, evaluó la especialista, es la inflación, que oscila entre el 7 y el 9% en Estados Unidos; 5,7% en Canadá y 7,29% en México.

"Los daños derivados del conflicto dependerán de hasta cuándo avanza y cuándo se levantan las sanciones económicas que afectan a todo el mundo", consideró el secretario académico del CISAN, Juan Carlos Barrón.

En cuanto a la participación de China en el conflicto entre Kiev y Moscú, el académico Tonatiuh Fierro de Jesús estimó que Pekín ha buscado evitar un involucramiento directo y anteponer sus intereses.

"Busca un entorno pacífico para lograr sus objetivos de desarrolló", manifestó el estudioso.

"Se encuentra atrapado en una situación diplomática que opaca sus ambiciones de liderazgo global, el Gobierno chino intenta dar respaldo a su socio estratégico, Rusia, pero al mismo tiempo abandera lo que ha sido uno de sus grandes principios de política exterior: respeto a la soberanía, integridad territorial y la no injerencia en los asuntos internos de otros estados", ponderó.

"Se muestra cauteloso y es prudente al no querer inmiscuirse en un conflicto armado porque pondría en riesgo sus proyectos globales", abundó.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS