Portada - Últimas noticias

Mientras las cacatúas de la prensa occidental continúan su campaña de acoso a Rusia por el derribo del avión de Malasya Airlines, muy poco a poco se van conociendo detalles o análisis que pueden ayudar a esclarecer la tragedia que ha costado la vida a casi 300 personas.

Desde este medio vamos a seguir intentando dar un poco de luz a esta cuestión. No estaremos a salvo de cometer errores, pero los lectores pueden dar por seguro que no vamos a participar en el coro mediático tan patético y repugnante que estamos soportando estos días.

En primer lugar, una serie de consideraciones generales que NUNCA debemos de dejar de tener presente:

1. Las autoridades de cada país son las responsable de mantener la seguridad de su espacio aéreo para las aeronaves civiles, incluida Ucrania.

2. Sabemos que el Este de Ucrania se encuentra en guerra civil, donde ya han sido derribados aviones de transporte, cazas y helicópteros.

3. Los informes oficiales de Kiev sostenían que debido a la creciente intensificación del conflicto, la seguridad del espacio aéreo del país se veía comprometida. Muchos operadores habían prohibido anteriormente a sus aparatos volar por encima de dichas regiones. Incluso, las autoridades ucranianas habían emitido algunas instrucciones para regular el vuelo sobre su espacio aéreo.

4. Ya sabemos que el centro de control del tráfico aéreo en Dnepropetrovsk fue quien desvió al vuelo MH71 de su ruta específica, llevándolo hacia la zona de conflicto.

5. El vuelo MH71 fue derribado en circunstancias que desconocemos. Lo desconocemos nosotros y todo el mundo hasta que se lleve a cabo una investigación rigurosa por entidades independientes. Por tanto, todas las aseveraciones que realizan los medios de difusión achacando la autoría a cualquiera de los actores, no son más que PROPAGANDA DE GUERRA.

Y ahora van las primeras preguntas que podemos hacernos:

1. ¿Por qué las autoridades ucranianas desvían el vuelo MH71 de su ruta y lo llevan hacía una zona de guerra?

2. ¿Por qué las autoridades ucranianas no denunciaron antes que las milicias habían capturado sistemas antiaéreos Buk? Si así era ¿por qué mantenían vuelos civiles por encima de un territorio que ya podía ser batido por misiles de alta cota? ¿O es todo una burda mentira de Kiev y los únicos misiles Buk operativos son los suyos?

3. ¿Quién le dio la orden al controlador de vuelo de Dnepropetrovsk para dar una orden al MH71 y desviarle de su ruta? ¿Cuál era la cadena de mando en la estación de control ese día?

4. ¿Qué acciones tomaron los pilotos del avión siniestrado para asegurar su carácter civil cuando supieron que los metían en un territorio en guerra?

Se pueden hacer muchas más preguntas… Lo único cierto es que las autoridades ucranianas y todas las demás partes involucradas tendrán que responder a ellas cuando sea decidido por un tribunal después de la investigación.

Las 3 hipótesis más probables sobre el derribo del avión de Malaysia Airlines

Tenemos hasta 3 hipótesis diferentes para explicar el derribo del Boeing de Malasysia Airlines siniestrado en el este de Ucrania. Y las tres implican necesariamente la participación del ejército ucraniano (o al menos una parte de él) y del gobierno de ese país.

Hipótesis núm 1- Un error por una situación de psicosis en el ejército ucraniano. Pocas horas antes del derribo del MH71, el gobierno y los medios de comunicación ucranianos habían creado una verdadera psicosis al afirmar que uno de sus aviones militares había sido derribado por la Federación Rusa precisamente en una zona muy próxima a donde más tarde sería derribado el avión de Malasya. Rusia desmintió en seguida tal extremo y acusó a Ucrania de mentir deliberadamente.

 

Pero como reacción a estas informaciones, se produjo un estado de alerta por parte de los militares ucranianos que pudo derivar en una psicosis y provocar que dispararan contra cualquier aparato que no fuera identificado como de la fuerza aérea ucraniana sin prestar atención a si se trataba de civiles o no.

En este caso, la responsabilidad sería del gobierno de Kiev y su aparato de prensa, por crear una psicosis entre los militares debido a acusaciones infundadas.

Hipótesis núm 2- Una conspiración. El primer comunicado de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk dejaba el asunto muy claro:

 

Como hemos indicado, desde  hacía algunos meses, los combates en esa región entre el ejército y las milicias se habían vuelto tan constantes y encarnizados, por lo que el gobierno ucraniano se había visto obligado a cerrar el espacio aéreo de esa zona en lo que respecta a tráfico civil. Entonces, ¿qué hacía ese avión de pasajeros transitando por aquella zona tan peligrosa? La hipótesis del error simultáneo del controlador aéreo y del piloto no es plausible. Esto nos llevaría directamente a la hipótesis de un acto premeditado para derribar el avión y responsabilizar a las milicias prorusas y por extensión, a Rusia.

De esta forma, se declararía a las milicias como organizaciones "terroristas" y conseguir de esta manera consumar una campaña de desprestigio a nivel internacional que justificaría las duras sanciones que Estados Unidos  pretende aplicar a Rusia, e incluso una intervención militar sobre el terreno que ayudara a Kiev a superar su desastre militar de los últimos días. Lógicamente, para que esta hipótesis tuviera verosimilitud, las autoridades de Kiev debían contar con la complicidad occidental, especialmente, de los EEUU.

Un detalle significativo es que el denominado presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, saltó inmediatamente tras conocerse el suceso para afirmar que el derribo del Boeing no se debía a un accidente sino a un "atentado terrorista", lo cual es ya de por sí muy sospechoso.

En este caso, los culpables serían el gobierno de Ucrania y al menos una parte de su ejército, con la implicación más que probable del gobierno de los Estados Unidos.

Hipótesis núm 2- El avión fue derribado por un caza ucraniano, accidentalmente o no. Esta hipótesis ha sido muy poco valorada pues todo el mundo se ha centrado en que el derribo ha sido con un misil Buk, pero no hay que desdeñarla.

Supongamos, tal como asegura el gobierno de Kiev, que los rebeldes tienen capacidad de derribar objetivos a esa altura, y que las “pruebas” demuestran que el fuego provenía de su lado. Pues bien, incluso si se confirmase ese supuesto (que ya es mucho suponer), esto nos significaría que las milicias fueran las principales culpables. Hace unos meses, cuando Slaviansk permanecía en manos de las milicias y el tránsito de aviones civiles estaba todavía permitido en esa zona, apareció en Youtube un video en el que una chica explicaba los motivos por los que había decidido abandonar su casa y unirse a las milicias. Pues bien, en un momento dado de la grabación ella afirma lo siguiente.

"Aquí pasan cosas horribles. Hace unos días un avión militar ucraniano se escondió detrás de un avión civil. Cuando pasó sobre la ciudad ha bombardeado una zona residencial, cerca de una aldea llamada Seménovka y luego otra vez se ocultó detrás del avión con civiles a bordo. Lo hemos visto pero no podíamos disparar, porque seguramente también podríamos afectar a la aeronave civil. El ejército ucraniano haciéndonos esto quiere crear un incidente para los medios, para decir que somos terroristas que destruyen aviones civiles."

Es decir, que esta no sería la primera vez que el ejército ucraniano utiliza los aviones civiles como escudos humanos, con la aviesa y cobarde intención de que los milicianos abran fuego contra ellos por error.

Esto concordaría con el testimonio de testigos que vieron con sus propios ojos la presencia de al menos un avión militar junto al Boeing que a la postre sería abatido, incluso varios testigos oculares aseguran haber visto dos y que uno saltó en paracaídas. ¿Chocó el vuelo MH71 con uno de los cazas? ¿Lo derribaron los cazas ex profeso para acusar a las milicias? ¿Lo derribo accidentalmente las milicias al repeler a los cazas ucranianos?

Curiosamente, esta hipótesis coincidiría con lo transmitido por “Carlos”, el supuesto controlador aéreo en Kiev, que aseguró minutos después de la desaparición del avión malayo, que dos cazas ucranianos “escoltaban” al aparato.

Sobre esta hipótesis volveremos en un próximo artículo, pero una cosa si es clara: Los culpables en este caso serían el ejército ucraniano en primer lugar, seguido del gobierno de dicho país por razones más que evidentes.

Las tres hipótesis, pese a que cada una tiene unas características y argumentos diferentes, desembocan en una misma conclusión: el gobierno de Kiev y el ejército ucraniano (o al  menos una parte de él) son forzosamente responsables del derribo del avión de Malaysia Airlines y de las casi 300 vidas humanas que llevaba consigo.

Sobre el derribo del avión Malasio: a cuentas con los Buks

Sobre la cuestión del supuesto misil Buk que derribaría el avión, los colegas de Análisis Militares han hecho un buen trabajo que exponemos en lo fundamental.

Para empezar, decir que como declara un experto militar Alexander Kononovich: “El sistema "Buk-M1" consta de cuatro media-9S47OM1 CP (puesto de mando), SOC 9S18M1 9A310M1 (rastreo de objetivos), SDA (ajuste el fuego del automotor) y ROM 9A39M1 (cargador pre instalación), por eso "Buk-M1" es un sistema complejo, pero debe actuar con tales sinergias para ser eficaz. También habrá otros medios colocados a diferentes distancias para procesar datos de radar. Todos esos vehículos, por lo menos 10, son necesarios para hacer efectivo el sistema. Los rebeldes no tienen un despliegue similar”.

Dentro de esta vorágine de teorías sobre quién, cómo, cuándo y dónde se llevó a cabo el derribo del avión Malasio hay un aporte que, al menos, concreta datos sobre ese día y esto, viendo el panorama, es digno de mención. El Ministerio de Defensa Ruso aportó los siguientes datos:

1º El día del derribo los sistemas de monitorización rusos detectaron actividad radar de sistemas relacionados con las baterías antiaéreas ucranianas del sistema Buk M1 desplegadas en torno a Styla, a unos 30 kms al sur de Donetsk. Concretamente se cita la estación radar 9S18 'Kupol'...

 

 

2º La características técnicas del sistema Buk M1 le permiten emplear radares de detección que no estén desplegados en la misma área que los lanzadores por lo que el punto de lanzamiento no tiene porque ser el mismo en el que se despliegan los sensores de detección. En este caso, el radar 9S18 'Kupol' (Snow drift en código occidental).

3º El Ministerio de Defensa ruso afirma que el lanzamiento pudo llevarse a cabo desde una de estas dos baterías Buk M1 ucranianas:

a) Desde Avdeevka, a unos 8 kms al norte de Donetsk...

 

Batería antiaérea Buk M1 en Avdeevka en Maps Google

b) Desde Gruszko-Zaryanskoe, 25 kms al este de Donetsk...

Zona de Gruszko-Zaryanskoe en Maps Google

Un gráfico para hacernos una idea de las posiciones aproximadas con respecto a la zona de caída de los restos del Boeing de Malaysia Airlines:

 

Los radares de defensa aérea en el día de la catástrofe del Ministerio de Defensa ha fijado trabajan en Ucrania en la región de Donetsk. MOSCÚ, 18 de julio. / ITAR-TASS /. Pierna de Malasia del Boeing 777 y el lugar de su caída la caída en el área afectada dos baterías sistema ucraniano de defensa aérea de misiles (ADMS) de largo alcance S-200 baterías y tres de medio alcance SAM "Buk-M1". Told Itar-Tass aprendió en el servicio de prensa del Ministerio de Defensa.
"Equipo de radio de Rusia para el 17 de julio fue fijada trabajo radar 9s18" "baterías SAM" Dome Buk-M1 ", estacionado cerca de la aldea de Styla (30 km al sur de Donetsk)," - añadió el departamento.
El ministerio destacó que las características técnicas del complejo de defensa aérea "Buk-M1" permiten el intercambio de información sobre el aire entre las baterías a la misma división. "Por lo tanto, el lanzamiento de misiles podría también hacerse con todas las baterías colocadas en el pueblo Avdiyivka (8 km al norte de Donetsk) o Gruzsko-Zaryanskoe (25 km al este de Donetsk)", - subrayó en el Ministerio de Defensa.

... el artículo al completo en itar-tass.com

Según Rusia, es dudosa la versión ucraniana que afirma no hubo actividad de su Fuerza Aérea en la región ese día y que tampoco sus antiaéreos participaron en las operaciones.

A lo anterior, los rusos añaden que su Fuerza Aérea no tuvo actividad en las zonas fronterizas con Donetsk y que sus sistemas de defensa aérea no llevaron a cabo ninguna operación (se entiende que se refiere a lanzamientos) añadiendo que esto puede ser comprobado objetivamente por los sistemas de control aéreo.

Por lo que han publicado, no se centra el punto de atención sobre el lanzamiento en la zona de Styla sino en alguna de las dos baterías Buk M1 citadas (Avdeevka y Gruszko-Zaryanskoe ) y aunque no se sea rotundo a la hora de acusar evidentemente se insinúa de manera clara la posibilidad de que fuesen los propios ucranianos los autores del derribo.

Un cálculo aproximado de la trayectoria de caída del MH71

Algunos cálculos realizados por expertos en aviónica entienden que si un misil BUK fue lanzado desde el territorio controlado por la milicia, el Boeing habría caído mucho más al sur-este, es decir, en territorio ruso. De lo contrario, no habría habido tiempo para detectar la aeronave, realizar la captura electrónica, establecer coordenadas, emitir la orden  y lanzar el misil. Si se trataba de un BUK, y no un avión de combate, entonces lo más probable es que el lanzamiento se hizo desde el territorio controlado por el ejército ucraniano, y el cohete se envió "persiguiendo" al avión hasta impactarlo.

Muy resumido. Datos Iniciales: elevación del avión es de 10.000 metros aprox., la velocidad era de 900 km / h (o 250 m / s).

A juzgar por las fotos del lugar del accidente, donde todas las piezas grandes se encuentran en un solo lugar, parece que el avión cayó en su conjunto (es decir, algunos fragmentos podrían haber salido a mayor distancia, pero el fuselaje cayó en una zona concentrada: ver video).

Por consiguiente, se debe considerar como un solo cuerpo, la velocidad de los cuales tiene una muy grande dependencia de la resistencia del aire, especialmente teniendo en cuenta las características de diseño.

En las condiciones de la vida real una caída ocurre con una determinada velocidad máxima, en la que la fuerza de resistencia del aire se hace igual a la fuerza de la gravedad. Teniendo en cuenta la masa del avión y de su enorme tamaño, esa velocidad para ser 40 m/s aprox.
En consecuencia, el avión habría estado cayendo aproximadamente 250 segundos -vamos a redondearlo a 4 minutos, lo cual está bastante cerca de lo sucedido.

Vamos a aceptar que la reducción de la velocidad horizontal también se produce en virtud de una ecuación lineal con cierta aceleración. El vector de la fuerza de resistencia del aire frontal se dirige contra la velocidad de movimiento, y su magnitud es proporcional al área característica S, la densidad del medio ambiente ρ, y la velocidad V cuadrado:
V = C ((P * V ^ 2) / 2) * S

Para el cuerpo aerodinámicamente bien diseñado de una aeronave, Cx <0.3

Vamos a calcular la fuerza de la resistencia del aire a la velocidad de 250 m / s
[(0,3 * 1,26 * 250 * 250)/2] * 50 = 590кН

La masa de Boeing 777 = 300 toneladas (en carga)

Esto significa que la desaceleración horizontal debido a la resistencia del aire sería 590/300 = 2 m / s ^ 2

Ahora, vamos el desplazamiento: X = (V1 ^ 2-V0 ^ 2) / 2

Dada la naturaleza de la desaceleración, divida por la mitad, obtenemos 31 km de desplazamiento. A la altura de 3000 m serían 20 km. A la altura de 6000 m, 26 km.

¿Quién tenía baterías de misiles Buk a una distancia de 30 km aprox al este del donde cayó el aparato de Malasya Airlines? Pues 31 km de desplazamiento aproximado desde el impacto y 20 km aprox. De alcance efectivo del misil Buk, dan unos 51km… la distancia aproximada que hay hacia el este, desde donde cayó el avión hasta la base ucraniana de Avdeevka señalada por el Ministerio de Defensa ruso.

Evidentemente, esto es solo una aproximación basado en cálculos un poco “groseros”, pero nos dan un indicio de que si la hipótesis del misil se confirma, Kiev tendrá que dar explicaciones. 

A vueltas con las grabaciones del “Servicio de Inteligencia Ucraniano” (SBU)

Ya publicamos en una entrega anterior las sospechas de que estas grabaciones realizadas por el SBU podrían ser un montaje, pues fueron subidas al Youtube 15 horas antes del siniestro del avión y publicadas pocos después.

Un análisis más profundo de dichas grabaciones nos descubre nuevos indicios de que podrán ser una manipulación (de hecho, salvo para propaganda, hasta ahora nadie las ha tomado muy en serio).

Hay que señalar, en primer lugar, que la mitad del diálogo es traducido y la otra mitad es especulación que realizan los funcionarios ucranianos. Allí se cuenta que el lugar desde el que fue presuntamente lanzado el misil es el puesto de control de los rebeldes en Chernukhino.

Veamos el mapa de la zona de la catástrofe:

 

Como se puede ver, la distancia desde el punto de lanzamiento hasta el punto de la caída es de 37 kilómetros. Al mismo tiempo, la elevación del plano era 10-11 kilómetros, a la que volaba el MH71. Para un BUK M1, que es el que disponen los ucranianos, es casi inservible el sistema de “búsqueda” del objetivo, pues se sabe que la distancia máxima del lanzamiento para dar con éxito en el objetivo es por lo menos la mitad de la distancia máxima anunciada. En consecuencia, la distancia real de un lanzamiento "búsqueda" para BUK M1 se encuentra en torno a los 16 kilómetros. Lo que es más, los últimos 3 km son puramente lanzarlo a ver "Si Dios quiere".

Si se alega que el lanzamiento ha sido hecho desde Chernukhino como dice la grabación, la distancia máxima de alcance es de 16 kilómetros. El avión cayó entre Snezhnoye y Torez. Eso es 37 kilometros, que está a 20 kilómetros más que el máximo punto posible desde el cuál las milicias podrían haber lanzado el supuesto misil.

De acuerdo con el patrón de la difusión de fragmentos y organismos del fuselaje, el avión se rompió prácticamente con el primer disparo (porque lo normal es siempre lanzar dos misiles). Aquí hay que mencionar que la ojiva high-explosive/fragmentation del cohete tiene una masa de aproximadamente 50 kilogramos.

Hay que saber que la ojiva no detona cuando impacta en el avión (espoleta de proximidad) sino cuando todavía está a una cierta distancia del objetivo. El principal factor de de destrucción no es la onda expansiva, sino la corriente de fragmentos. Estos fragmentos se preparan previamente varillas que destrozan el objetivo.

Pero por ahora, vamos a aceptar como un hecho la desintegración de la aeronave en el aire, a una altura considerable. En otras palabras, el cohete alcanzó al avión a una distancia de 25 kilómetros de Chernukhino, lo cual es absolutamente imposible para un sistema BUK.
Por cierto, no podemos pasar por alto el hecho de que, a distancias máximas, BUK sólo se puede utilizar siempre y cuando exista el apoyo de una instalación de radar externo para la ubicación de coordenadas y la guía del misil. En otras palabras, incluso si un misil se lanza a gran distancia, el radar móvil del BUK no cubre la totalidad de su distancia. En consecuencia, si el video del SBU anterior no es falso, entonces, para nuestra sorpresa, descubrimos que era literalmente imposible que la aeronave fuera derribada por un BUK de los rebeldes.

Otro absurdo, ¿qué hacía este BUK en Chernukhino? Es casi inexplicable. Está a 60 kms de Donetsk o Lugansk. A esa distancia, el sistema BUK sería incapaz de proteger los cielos de cualquiera de las dos ciudades. Tampoco hay hostilidades en esa zona. También es extraño que la Milicia espere a los aviones enemigos allí.

Si las grabaciones son auténticas, literalmente se están dando pruebas de que la Milicia no participó en el derribo del Boeing.

Pero si la grabación es falsa… Entonces alguien tuvo que haber preparado el montaje de alguna manera Y luego difundirlo. Si Kiev tiene tanta seguridad de que los prorusos lanzaron un misil… ¿para qué realizar un montaje? Bastarían las pruebas de una investigación rigurosa.

Por otro lado, sabemos que todo lanzamiento de misiles de alta cota es detectado por los sistemas de alerta temprana de misiles, tanto ucranianos, como rusos como de la OTAN. Recordemos aquellos misiles lanzados desde el Mediterráneo occidental contra Siria, en el pasado mes de agosto de 2013, detectados inmediatamente por los rusos desde sus estaciones de alerta temprana. Este caso sería similar. Si ha habido lanzamiento de misiles en Donestk, no tenemos duda de que debe haber registros suficientes como para averiguar desde donde fue lanzado.

Por último, este es el audiotrack del audio de la presunta "discusión terroristas respecto a la nave derribada" proporcionada por el SBU.

Como se ve, en las dos pistas mono, ¿hay un momento que se combinaron en una sola pista estéreo? Además, el ruido de fondo difiere en dos partes.

Los que sean técnicos de audio podrán sacar más jugo a la información y averiguar cómo se montó el video. Basta conseguir el audio del video de Youtube como mp3 y luego mirar a ambas pistas individualmente en un programa como Audacity.

En efecto, parece extraño que la sección principal del diálogo parezca ser sólo una pista mono duplicada mientras que el comienzo y el final parecen ser pistas mono individuales que se combinaron. ¿Manipulación?

¿A quién le conviene la tragedia del Boeing-777 en el este de Ucrania?

Como se debe decir, si no sabes quién es culpable, tienes que preguntarte: “A quién beneficia?” Actualmente la tragedia del Boeing-777 sólo beneficia a Ucrania, es decir, al poder de Kiev.

El asesor del Ministerio del Interior de Ucrania, Zorián Shkiriák, después del siniestro del avión malasio Boeing en el este de Ucrania llamó a EE.UU. y la OTAN a ayudar a sus soldados en su ofensiva de castigo contra las autodefensas: “EE.UU. debe proporcionarnos inmediatamente armas modernas de precisión y protegernos desde el aire, mientras la OTAN debe iniciar una operación militar terrestre”.

Creo que nos hace falta bajar el telón. Todo es tan evidente que sólo las víctimas de la propaganda pueden pensar que aquí está la mano de las autodefensas. Veamos algunos argumentos colaterales que ha expuesto algunos medios para señalar a los prorusos de la RPD:

  • Los mensajes del AN-26 derribado aparecieron casi seis horas antes de los del avión Boeing.
  • La suposición de que los militares de RPD podían confundir el Boeing-777 con el AN-26 es un absurdo. La longitud y envergadura de Boeing es dos veces mayor que la de AN-26, también la velocidad máxima es casi dos veces más alta. Además, el avión vuela a altura radicalmente distinta.
  • AN-26 fue derribado en Torez, mientras que restos del Boeing-777 fueron encontrados en el pueblo de Grabovo. La distancia entre Torez y Grabovo es demasiado grande para pensar que los restos del avión hayan podido dispersarse tanto

¿Por qué el siniestro del avión malasio no les conviene a los milicianos de RPD?

Los milicianos casi han derrotado a los ucranianos, están dispuestos a pasar a la ofensiva para vencer completamente al poder de Kiev y por lo tanto edificar una nueva vida en la Nueva Rusia y ¿súbitamente derriban un avión comercial?.. Después de esta acción incomprensible tendrían que cesar las operaciones militares, firmar una tregua fuera del plan, y los considerarían como terroristas sangrientos ante los ojos de todo el mundo. ¿Realmente les beneficiaba? No es creíble.

¿Por qué la tragedia no le conviene a Putin?

Putin sabe que está cerca el fin del dólar americano, la dominación geopolítica mundial de Estados Unidos, no interviene en la guerra civil de Ucrania, no envía tropas al este del país a pesar de que muchísima gente se lo pide, más bien, lleva a cabo una política consecuente y moderada. Lógicamente contribuye a solución pacífica del conflicto ucraniano.

¿Qué obtendría Putin si provocara el derribo del Boeing-777? El aislamiento internacional, incluso si no probaran que lo derribó Rusia, el mundo afirmaría que Rusia apoya a los terroristas que son cien veces peores que Al Qaeda, devoran niños, derriban aviones y queman personas vivas (por supuesto, la comunidad mundial diría que lo sucedido en Odesa el 2 de Mayo también fue provocado por saboteadores rusos etc.). ¿Estas consecuencias benefician a Putin? En ningún caso.

Las autodefensas acusan a Kiev de impedir que expertos investiguen la caída del avión

Kiev intenta evitar que se revele la verdad sobre el Boeing777 siniestrado en Ucrania impidiendo a los expertos llegar a la zona de la tragedia, según el vicepremier de Donetsk, que dijo estar dispuesto a garantizar la seguridad de los especialistas.

El viceprimer ministro de la República Popular de Donetsk, Andréi Purguin, ha señalado en un comunicado que las autoridades de Kiev no permiten el acceso a lugar de la tragedia a los expertos internacionales, y las acusó de continuar con su operación militar en la región. Según él, estas acciones solo demuestran el temor de Kiev a que se descubra al verdadero culpable del accidente. 

"Kiev mantiene las operaciones militares [en la región] y no permite el acceso al lugar de la tragedia a los expertos internacionales, lo que explica sus intentos para dificultar la investigación", señala Purguin. En ese sentido, el funcionario lamenta que Kiev no permita a los expertos llegar a la zona cero con la excusa de que es una región de combates, subrayando que son las autoridades de Kiev las que "incrementan" las acciones militares.

El vicepremier señaló que las autoridades de la República Popular de Donetsk se comprometen a garantizar la seguridad de los expertos internacionales en el lugar del accidente "bajo la condición de que se llegue a un acuerdo con Kiev sobre un alto el fuego". "Invitamos a Kiev a concluir de inmediato tal acuerdo con la República Popular de Donetsk, al menos durante el trabajo de los especialistas en el lugar del accidente",  indicó.

Horas antes, el primer ministro de Donetsk, Alexánder Borodái, señaló que los 81 representantes del equipo de investigación internacional permanecen de momento en la capital ucraniana y no podrán llegar a lugar del siniestro hasta este domingo. "Así nos lo hicieron saber los representantes de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE)", indicó Borodái, agregando que no podía entender las razones de la demora. 

"Es necesario entender que cuanto más tiempo pase, más complicado será llegar a una investigación objetiva del desastre", subrayó Borodái.


CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente