Portada - Últimas noticias

Siguiendo las conocidas técnicas de desinformación, los medios del Régimen “rectifican” en pequeñito y en las esquinas, algunas de las difamaciones que en los últimos días han poblado los espacios de los medios de comunicación del Régimen.

Sirvan como ejemplo estás dos, dadas a conocer por Iniciativa Debate, referidas al contrato de Íñigo Errejón con la Universidad de Málaga y al presunto piso de protección oficial otorgado al padre de la pareja de Pablo Iglesias:

“Rectificación” de El Mundo

 

“Rectificación” de La Razón

 

Nada de esto, sin embargo, detiene a los medios del Régimen de la Monarquía del 78. Siguiendo una vieja táctica que ya fue puesta en práctica en los años 80, al comienzo del reinado de Juan Carlos I, que consistía en amedrentar al pueblo español con el “peligro mortal” de los extremos, algunos de sus voceros no paran de buscar comparaciones ucrónicas entre el fascismo histórico y las propuestas de Podemos. Así, en un reciente artículo de Manuel Llamas en Libertad Digital, con el sugerente título de “El fascismo económico de Podemos”, el autor se dedica a realizar dichas comparaciones, fuera del tiempo y el espacio (casi un siglo de distancia), entre las propuestas de los iniciales Fascios di Combattimento de Mussolini con el programa económico de la formación de Pablo Iglesias. Lean:

“Por una vez, y sin que sirva de precedente, no emitiré opinión alguna sobre el programa económico que ha presentado Podemos este jueves. Simplemente, me limitaré a extraer sus principales ejes para que juzguen ustedes mismos y, así, saquen sus propias conclusiones. Por ello, tan sólo les pido que lean atentamente, y hasta el final, los siguientes párrafos y, luego, opinen, si así lo desean.

Para el problema social: NOSOTROS QUEREMOS:

La promulgación de una ley de Estado que dé a todos los trabajadores una jornada legal de ocho horas de trabajo.

Salarios mínimos.

La participación de los representantes de los trabajadores en el funcionamiento técnico de las industrias.

La administración de las industrias y servicios públicos por las mismas organizaciones proletarias (cuando éstas sean dignas de ello, moral y técnicamente).

La rápida y completa sistematización de los servicios ferroviarios y todas las compañías del transporte.

Una modificación necesaria del proyecto de ley de seguridad de invalidez y de jubilación en la que se disminuya el límite de edad propuesto de 65 a 55 años.

Para el problema financiero: NOSOTROS QUEREMOS:

Un fuerte impuesto extraordinario sobre el capital con carácter progresivo que tenga la forma de una verdadera expropiación de todas las riquezas.

La confiscación de todos los bienes de las congregaciones religiosas y la abolición de todas las bulas episcopales que constituyen una enorme responsabilidad para la Nación y un privilegio para unos pocos.

Si, llegados a este punto, piensan que el programa que acaban de leer pertenece o, al menos, se asemeja al de Podemos, paren un momento y reflexionen, ya que dicho texto es, en realidad, obra del fascismo italiano que lideró Benito Mussolini y, más concretamente, son las bases fundacionales que recoge el denominado Programa de Sansepolcro.


Continuemos, ahora sí, con las principales medidas económicas que defiende Podemos.

Intenso intervencionismo estatal en la economía y rígida regulación laboral para proteger a los trabajadores y acabar con el paro.

Control de precios en productos de primera necesidad para asegurar su aprovisionamiento y, de este modo, paliar las necesidades que atraviesa la población con menores recursos.

Un plan de estímulos para apoyar las "industrias de interés de nacional".

Aranceles a las importaciones.

Control férreo sobre la inversión extranjera en sectores "estratégicos".

Creación de un nuevo organismo público para financiar la reindustrialización de España.

Aumentar el gasto público y subir impuestos, cayendo, si es necesario, en fuertes déficits públicos para impulsar el PIB y crear empleo.

Financiación del déficit mediante compras directas del banco central [...]

Una vez más, si no han detectado nada extraño en este tipo de propuestas, fuertemente estatistas, deténganse de nuevo porque, en realidad, pertenecen al período económico más negro del franquismo, el régimen autárquico que imperó en España desde el fin de la Guerra Civil hasta bien entrados los años 50.

Quizá por esta razón Podemos ha obtenido también la simpatía y apoyo del líder falangista Ricardo Sáenz de Ynestrillas, quien ha comparado el discurso de Pablo Iglesias con la "genuina Falange de José Antonio [Primo de Rivera]", argumentando que es el mismo discurso, pero "dulcificado".

Los extremos se tocan y, en este caso, es evidente que el recalcitrante y liberticida anticapitalismo que profesan los líderes de Podemos y Falange -vean sino este vídeo- no es más que un nuevo reflejo del totalitarismo que asoló medio planeta el pasado siglo.

Si aplicamos la lógica de la táctica de asustar con los “extremos”, no dudamos que los poderes oligárquicos del Régimen estarán preparándose para impulsar alguna opción de derecha radical. Así, la ciudadanía, amedrentada con los “peligros” de los discursos “extremistas”, será conducida a votar las opciones “razonables y moderadas”… es decir, al PSOE y al PP. El retorno del bipartidismo para “salvar la paz y la democracia”. La realidad… salvar a un Régimen que está en fase terminal.

Pero por si faltara algo, se anuncia el retorno de los brujos. Personajes que siempre han estado envueltos en los episodios más negros del Régimen, se suman a la “lucha contra Podemos”.

Querella criminal contra Pablo Iglesias por un supuesto delito de blanqueo de capitales. El querellante… ¡Emilio Rodríguez Menéndez!

 

El abogado José Emilio Rodríguez Menéndez, en su calidad de Secretario General del Partido Socialista de la Justicia (PSJ), ha presentado una querella criminal contra el eurodiputado y líder de la formación política Podemos, Pablo Iglesias, por un supuesto delito de blanqueo de capitales y delitos electorales cometidos contra la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, según han comunicado varios medios de comunicación en las últimas horas.

Por otro lado, la querella se extiende también a otros dos altos dirigentes de la formación marxista, Iñigo Errejón Galván y Luis Alegre Zahonero, miembros ambos de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS).

El objeto de esta querella es el de solicitar a la Sala Segunda del TS (dada la condición de aforado de Pablo Iglesias) que investigue de la manera más detallada la comisión de estos supuestos delitos en base a la publicación en El País digital, el 17 de junio de 2014, de las cantidades recibidas por los dirigentes de Podemos desde el año 2002 y que oscilan en torno a los 3.7000.000 euros, según consta en el registro de Fundaciones del Ministerio de Cultura. Además, esas cantidades procederían, según el diario, del Gobierno venezolano Chavista en concepto de asesoramiento político.

El PSJ añade, además, que las recientes informaciones ofrecidas por Enrique Riobóo en su libro “La Cara Oculta de Pablo Iglesias”, aluden a que el Partido de Podemos se ha nutrido de esa financiación extranjera a través de países como Venezuela e Irán.

Ya hablaremos de este “prestigioso” abogado, pero lo que es evidente es ¡Qué mal deben estar las cosas para la oligarquía y sus gorilas, cuando tienen que volver a tirar de los bucaneros y las cloacas!

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19