Libros Recomendados

Portada - Últimas noticias

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, alertó de que EEUU ha dado la orden de incrementar la "guerra económica" contra su país, y pidió a los venezolanos aunar esfuerzos para derrotarla. "Hemos derrotado el golpe de Estado (…) ahora nos queda y pido todo el apoyo, derrotar la guerra económica", dijo.

Frente al Palacio de Miraflores, donde finalizó una movilización en apoyo al Ejecutivo venezolano, Maduro llamó a acabar con "las mafias intermediarias especuladoras" y a "incrementar la batalla productiva, distributiva y popular por la seguridad alimentaria del país".

"El camino es construir la Venezuela potencia, la Venezuela próspera, independiente", señaló Maduro, advirtiendo que "no habrá Venezuela dependiente ni de rodillas".

Maduro aprobó el jueves la creación de la empresa Gran Comunal de producción y distribución de alimentos como medida contra la guerra económica.

La empresa contará con la incorporación de 500 comunas y la Universidad Campesina Argimiro Gabaldón para el impulso de 5.000 espacios productivos comunales en todo el país, según informa el Correo del Orinoco.

"Este es el camino para acabar definitivamente con la guerra económica y el desabastecimiento inducido", expresó.

Iglesia venezolana considera inaceptable medidas de EE.UU.

El cardenal Jorge Urosa Sabino, en nombre de la Iglesia católica venezolana, calificó de inaceptable la medida tomada por el Gobierno de Estados Unidos de señalar a Venezuela como una amenaza para el pueblo estadounidense, en declaraciones ofrecidas a la agencia EFE.

Por medio de un comunicado emitido el pasado jueves, el cardenal se expresó en nombre de la iglesia venezolana, y aseguró que las acciones tomadas por el país norteamericano son “inaceptables, por las consecuencias que puede tener para todos los venezolanos, no solo para el Gobierno”.

El arzobispo pidió sensatez y cordura por parte de los gobiernos de Venezuela y Estados Unidos e instó a ambas partes a entablar conversaciones para que se aclare la situación y se disipe el peligro de una escalada del conflicto bilateral.

“Hacemos votos porque la sensatez, la cordura de ambas partes y la necesidad de relaciones normales entre los Gobiernos prevalezcan sobre la conflictividad, se inicie un diálogo que aclare la situación y se disipe el peligro de una escalada del conflicto”.

Urosa deploró además que esta acción del gobierno de Barack Obama en contra de Venezuela se produzca “mientras Cuba y EE.UU. normalizan sus relaciones diplomáticas” luego de más de cinco décadas de enfrentamientos.

Rusia acude en ayuda de Venezuela

El presidente Obama debe estar mordiéndose las manos por haber abierto de par en par las puertas a la presencia militar rusa en América Latina y el Caribe. Por medio de su decreto, una verdadera declaración de guerra a Venezuela, él habrá incitado a esta última a pedir el apoyo de Rusia y su tecnología militar para asegurar su defensa. Si se trata de un apoyo de gran importancia para Venezuela, para Rusia es también una oportunidad inesperada para expandir sus relaciones con el continente latinoamericano.

Venezuela y Rusia van a celebrar maniobras militares conjuntas este fin de semana (14 y 15 de marzo) en toda Venezuela. El ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, ha aceptado la invitación de su homólogo venezolano, Vladimir Padrino López, para que Rusia participe en los ejercicios de las fuerzas de defensa antiaérea y del lanzacohetes múltimple ruso BM-30 Smerch. A esto se añade la entrada de navíos de guerra rusos en los puertos de Venezuela.

Esta participación de Rusia en la defensa de Venezuela contra las amenazas de invasión militar de parte de EEUU servirá para recordar a este último país su propia participación militar en Ucrania y en la mayoría de países fronterizos con Rusia. De este modo, Rusia aporta su apoyo a un país amigo, Venezuela, el cual está amenazado de invasión por su peor enemigo, EEUU.

No estamos evidentemente ya en 1962 durante la crisis de los misiles en Cuba donde la amenaza nuclear estaba situada a 90 kms de las fronteras norteamericanas. En Venezuela no hay armas nucleares y las fronteras entre los dos países están separadas por unos miles de kilómetros. Además, la América Latina de hoy no es la de los años sesenta del pasado siglo. Numerosos pueblos han logrado vencer la resistencia de los oligarcas y agentes extranjeros para conquistar democráticamente los poderes del Estado y ponerlos al servicio del bien común. Varias organizaciones regionales -UNASUR, MERCOSUR, ALBA y CELAC- han sido desarrolladas. Su presencia se ha convertido en una muestra de la independencia e integración de los pueblos de América Latina etc.

Aparentemente, EEUU no logra habituarse a los cambios y continúa actuando como si América Latina siguiera siendo su patrio trasero donde puede decidir a voluntad. Tarde o temprano, Washington se verá obligado, sin embargo, a cambiar sus políticas. No son los pueblos los que deben variar sus políticas y su régimen de gobierno, sino que es, por el contrario, EEUU el que debe proceder a realizar este cambio.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente