Portada - Últimas noticias

El bombardeo de la montaña Musa había comenzado hoy. El ataque a la montaña, la más estratégica de la zona, marca el inicio de la verdadera operación militar por parte de Hezbolá. Jabhat al-Nusra y Jaysh al-Fateh habían establecido una base en la cima de la montaña Musa. El EAS está ofreciendo apoyo aéreo mientras la infantería de Hezbolá avanza. Varios miles de efectivos están participando en la batalla. Fue solo cuestión de horas y Hezbolá ya ha tomado control total de la montaña Musa, de 2450 de altura. También, en un frente simultáneo, Hezbolá está también avanzando hoy en las afueras de Falita, Ras al-Maarra y Nahle.

Mientras Hezbolá está atacando en Qalamoun, Jabhat al-Nusra y el ISIS están luchando interamente en las afueras de Arsal en el Líbano, reportándose muchas bajas. El ejército libanés se limita a detener cualquier infiltración al interior del Líbano en las ciudades o pueblos donde está desplegado. No hay participación directa del ejército libanés en esta batalla, pero responderá a cualquier ataque si tiene lugar dentro del territorio libanés.

El EI acusa de “cobardía” al Frente al Nusra en Qalamún

 

Tras haber perdido a decenas de militantes, incluyendo numerosos jefes de grupo, el Frente al Nusra ha visto como sus miembros que lograron sobrevivir huían en dirección a las regiones libanesas de Arsal y Flita.

Estos acontecimientos han jugado también en favor del EI, una organización que ha mantenido unas relaciones cambiantes con el Frente al Nusra. Ambos grupos, que comparten la misma ideología wahabí, han mantenido enfrentamientos en algunos períodos del pasado y han desarrollado una intensa cooperación en otros.
Hace varios días, y en vistas a su temor a ser incapaz para detener la ofensiva del Ejército sirio y de Hezbolá en el Qalamún, el Frente al Nusra intentó cubrir su participación en la batalla actuando públicamente bajo el paraguas del Yaish al Fatah (el Ejército de la Conquista), como sucede en el norte de Siria, en la creencia de que esto le permitiría eludir la responsabilidad y el desprestigio por lo que se anticipaba ya como un fracaso de sus fuerzas, señaló Sair al Qalamuni, un activista próximo al EI, citado por el periódico libanés As Safir.
Él añadió que existen varias evidencias de que el Frente al Nusra ha pedido a algunos líderes del EI que acudan a la región para ayudarle en la lucha contra el Ejército sirio y Hezbolá. Según Qalamuni, Abu Malik al Teli, el líder del Frente al Nusra en el Qalamún, fue uno de los que pidió al EI que acudiera en su ayuda. Él añadió que el EI participó ya de hecho en la batalla de Assal al Ward, pero a diferencia del Frente al Nusra, está todavía bien equipado militarmente en la región.
Por su parte, el Frente al Nusra sufrió decenas de muertos y dejó abandonados en su huida una gran cantidad de armas, municiones y suministros en manos de Hezbolá y el Ejército sirio.
Ahora parece, según el sitio Al Hadath News, que el EI se muestra irritado por lo que considera la “cobardía” de los militantes y líderes del Frente al Nusra y busca castigar a los “débiles de espíritu”, en su propio vocabulario, e impedir su huida para obligarles a proseguir el combate.
Desde el pasado lunes, los militantes del Frente al Nusra son objeto de ataques con disparos desde posiciones ocupadas por el EI. Uno de los jefes del Frente, conocido por el pseudónimo de Omda, ha sido también secuestrado.
El “Ejército de la Conquista” ha hablado en un comunicado de esta confrontación y ha acusado al EI de cortar sus vías de aprovisionamiento y de intentar obligar a sus miembros a continuar la lucha en Qalamún.
El comunicado añade que el EI ha manifestado que no luchará contra el Ejército sirio y Hezbolá hasta que todos los otros grupos armados presten juramento de fidelidad a la organización y a su “califa”.

 

Irak anuncia la muerte del 'número dos' del Estado Islámico

 

El Ministerio de Defensa de Irak ha anunciado la muerte del 'número dos' del Estado Islámico, Abdul Rahman Mustafa al-Qaduli, también conocido como Abu Ala al Afri. Ha precisado que perdió la vida durante un bombardeo de Mosul.

El comunicado del ministerio reza que "según informaciones precisas de Inteligencia", la coalición internacional bombardeó una mezquita en el barrio de Al Ayada, en la localidad de Tal Afar, a 60 kilómetros al oeste de Mosul, donde Abu Ala al Afri estaba reunido con otros dirigentes del grupo. Han publicado también un video del ataque.

La semana pasada el Departamento de Estado de EE.UU. ofreció una recompensa de 7 millones de dólares por información sobre Al Afri. La cadena BBC recuerda que es un hombre de unos 50 años originario de Mosul y que en 2004 se unió a Al Qaeda, de la que fue líder local en la ciudad. Se cree que se unió al Estado Islámico en Siria en 2012 tras salir de prisión.

Informe de EEUU: El EI financiado por donantes de países del Golfo Pérsico

 

Mientras François Hollande estaba de visita en Qatar para firmar un contrato de venta de 24 Rafale a ese país por un montante de 6.300 millones de euros, un informe del Servicio de Investigación del Congreso de EEUU (CRS) ofreció evidencias de la financiación del Estado Islámico por parte de donantes del Golfo, especialmente qataríes.

El CRS, con sede en Washington, publicó a finales de abril un informe que menciona a varios donantes privados al Estado Islámico. Según la revista francesa La Canard Enchainé del miércoles 29 de abril, los donantes son originarios de Arabia Saudí, Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait.
El CRS señala igualmente la presencia de intermediarios, especialmente turcos, que facilitan la exportación del petróleo y gas iraquíes en las zonas en poder del EI, lo cual alimenta las arcas de los terroristas con varios millones de dólares cada semana.
A pesar de estas donaciones, los enormes gastos de los yihadistas han provocado un déficit en el presupuesto del EI. Sólo la ciudad de Mosul, “capital” del EI, necesita para su gestión un millón de dólares diarios. Por otro lado, según informaciones aportadas por el Canard Enchainé, los jefes yihadistas gastan unos 250 millones de dólares en las operaciones militares sobre el terreno. Cada combatiente gana entre 400 y 600 dólares al mes.
La financiación de los terroristas por parte de los Estados petrolíferos del Golfo, grandes aliados de Washington y París, no ha sido nunca objeto de una investigación parlamentaria en Occidente, lo cual podría privar a las potencias occidentales del influjo de petrodólares de esos países.
En 2012, durante la toma del Norte de Mali por los terroristas, le Canard Enchainé afirmó sobre la base de informaciones de la Dirección del Servicio de Inteligencia Militar francés que el emir de Qatar había enviado una ayuda financiera a Mujao, un grupo terrorista. Nada de esto, sin embargo, le fue reprochado por París, sobre todo teniendo en cuenta la entonces próxima venta de aviones Rafale a Qatar.

 

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

HONOR Y RESPETO

PARA LOS QUE NOS DEJARON POR EL COVID-19