Portada - Últimas noticias

Las investigaciones llevadas a cabo en la central de Fukushima detectan niveles de radioactividad capaces de matar en 40 minutos. Las pruebas revelan, además, que la vasija de contención está corroída, debido a una varilla metálica que contamina el agua y su continente.

Después de más de un año del tsunami que arrasó Japón, la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO) ha anunciado este miércoles que ha detectado niveles de radiactividad de 11 sieverts por hora en el reactor número uno de la central nuclear de Fukushima-1, que podrían ser mortales tras una exposición de 40 minutos. Las últimas pruebas realizadas en el reactor uno han revelado dichos niveles de radiactividad en algunos puntos de la vasija de contención, debido a las barras de combustible fundidas, según informa la televisión pública NHK.

Si bien, la compañía eléctrica ha indicado que el agua en la vasija de contención alcanza los 2,8 metros de profundidad, lo suficiente para mantener enfriadas y, por tanto, estabilizadas las barras de combustible fundidas.

Además, las pruebas en el reactor uno han revelado que la vasija de contención está corroída en algunos puntos, debido a la presencia de una varilla metálica de 30 centímetros, que está contaminando el agua y su continente.

Tras el terremoto y el tsunami que el 11 de marzo de 2011 sacudieron la prefectura de Fukushima, algunas de las barras de combustible de los seis reactores de la central nuclear se fundieron, liberando una gran cantidad de partículas radiactivas. Desde entonces, los operarios de TEPCO y del Gobierno tratan de mantener fríos los reactores de la central nuclear para contener los niveles de radiactividad en la zona, que aún hoy permanece desalojada.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS