alt

Carlos Santa María

“Cabe destacar que habrá una acción sin igual contra Irán debido a su estabilidad y alta influencia en la región, buscando encontrar puntos débiles a través de la subversión o utilizando el terrorismo en el país. Se creará una propaganda política internacional abismante consolidando la iranofobia. Sin embargo, pese a las agresiones, será difícil desestabilizar a la nación persa.” Predicciones (1).

La protesta es un derecho ganado por las clases trabajadoras a las élites, en primera instancia, y posteriormente de la ciudadanía ante los gobiernos. Por tanto, debe ser respetada en tanto su desarrollo esté dentro de marcos civilizados, pacíficos, y no como instrumentos de desequilibrio, influenciados externamente y empleando armas caseras o mortales decididamente.

Como se sabe, en Irán se ha producido una serie de manifestaciones debido a la situación de inflación en los productos de la canasta familiar, el aumento del desempleo, conjugadas con críticas a una posible corrupción y limitaciones en la libertad. Pese a existir esta situación álgida, no se puede olvidar que Irán no es ajeno a estrategias del imperio, cual es desorganizar el país persa aprovechando una respuesta normal en toda sociedad como es rechazar un proyecto que no satisface a una parte de ésta. Lo delicado es el desborde y la confrontación.

En este sentido, la táctica de la Corporatocracia, realizada a través de gobiernos vasallos, es la infiltración en naciones soberanas a través de mercenarios o agentes encubiertos que organizan la logística de la desestabilización, enervando los ánimos para que existan heridos, fallecidos, destrozos, con el fin de mostrar a la comunidad internacional que existen gobiernos antidemocráticos. No es coincidencia que se haya sumado al proceso Avaaz, Cooperación RAND, Human RigthsWatch, instrumentos ya detectados como aliados del caos.

Es el caso de Ucrania donde se hizo creer que un grupo de jóvenes idealistas logran derrocar a un corrupto. Lo que no se explicó es cómo aparece un arsenal, francotiradores, asesinato, explosiones y un ejército paramilitar que toma el poder. Eso no es obra de la casualidad.

La predicción sobre un incremento abismante de la propaganda anti iraní en los medios occidentales se ha comenzado a cumplir inmediatamente este año 2018, puesto que los medios occidentales destacan abrumadoramente las protestas en el país persa, insistiendo en la posible violación a los derechos humanos, el presunto aumento masivo de opositores, creando una imagen falseada de la realidad. Infobae, página internacional destinada a reproducir propaganda, en su titular del 31 de diciembre dice: “¡Muerte al dictador!: los cantos de los iraníes en las mayores protestas desde 2009. Se cumple el cuarto día de protestas en al menos 40 localidades del país. Donald Trump advirtió que Estados unidos está mirando por posibles violaciones a derechos humanos”.

Así, la información hace énfasis en cientos de detenidos, muertos, días de manifestaciones, bloqueo de Instagram y Telegram, críticas al clero, aunque evita decir que existe presencia de takfiríes contratados, inteligencia foránea,ataques a bancos, edificios de gobierno, quemas, ya que no sólo fueron canticos o consignas. En la prensa se hace énfasis en que logrado el Pacto nuclear debería traer beneficios económicos que el gobierno prometió, sin aclarar que el embargo a alimentos, comercio y sanciones, continúa.

Como se sabe el gobierno iraní ha reconocido que el ambiente actual no beneficia a la producción ni al empleo en el país, ni a su seguridad, sosteniendo que el pueblo iraní persigue sus derechos a través de vías legales. Parlamento, Gobierno y el Poder Judicial de Irán están determinados a aceptar las demandas del pueblo para resolver sus problemas. Se entiende el momento coyuntural de la intervención de USA ahora que el presidente Hasan Rohani inicia el segundo mandato de una nación reconocida internacionalmente como una de las más estables de la región. El presidente Hasan Rohani ha manifestado la legitimidad de las protestas y el derecho a la crítica gubernamental, sin llevar a acciones que generen violencia o daños a la población, infraestructura y propiedad pública.

Un análisis serio reconoce el origen de esta situación, ya que USA e Israel han sido afectados en su poder e intereses de construir una región en crisis y detentar la primacía en la región, por lo cual su respuesta es infiltrar la sociedad iraní, provocar conflictos, aprovechar la influencia mediática y debilitar la gobernanza. No obstante, parece ser que los intentos son desarticulados, creando una sensación de frustración cada vez mayor. Es el destino de los regímenes autoritarios y no comprometidos con la humanización planetaria.

En cuanto a los medios, es necesario destacar 7 hechos que oculta la propaganda anti iraní:

Primero, no explica que el país sufre bloqueo y embargos por parte de una potencia, EE.UU., y sus aliados, desde el año 1979, lo que incide directamente en la situación económica, política, humana y social del país.

Segundo, da a entender que el desempleo es muy alto cuando comparativamente es inferior a USA (superior al 22% real), a México, Argentina, Arabia Saudí, para mencionar algunos solamente. Por el contrario, en vez de explicar, se dedica a difundir videos y tuits en las redes dándoles un mensaje que muchas veces no corresponde a lo sucedido, con el fin de demonizar a la autoridad.

Tercero, existe una injerencia ilegal de Donald Trump, similar a la táctica que han utilizado siempre, donde alienta la protesta violenta junto con Canadá. Sus mensajes y tuits son evidentes:"Irán está fracasando en todos los niveles a pesar del terrible trato hecho con ellos por la administración Obama. El gran pueblo iraní ha sido reprimido por muchos años. Tienen hambre de alimentos y para la libertad. Junto con los derechos humanos, la riqueza de Irán está siendo saqueada. ¡TIEMPO PARA EL CAMBIO!"(2).

Cuarto, magnifica los hechos dando a entender que toda la nación protesta y es reprimida, lo cual afecta los derechos humanos en un territorio donde la corrupción campea. Olvida que eligieron mandatario con 23,5 millones de votos, equivalente al 57% del total, en una contienda legal recientemente.

Quinto, no recuerda que las manifestaciones del “movimiento verde” (2009), estaba preparado, organizado y pagado por la Central de Inteligencia Estadounidense, incluyendo el uso de francotiradores contra los mismos protestantes y las fuerzas legales (como se hizo en Maidán y Venezuela), asombrando lo “espontáneo” de un    levantamiento en diferentes lugares con una diferencia mínima de tiempo.

Sexto, oculta que el régimen estadounidense ha incumplido el Pacto Nuclear, amén de ocupar ilegalmente varios países, lo que demuestra quién es la amenaza más grande al planeta. Tampoco se refiere a lo publicado por el Wall Street ratificando que la CIA había establecido una célula de operaciones especiales para tales ataques contra Irán, recopilando y analizando información clasificada en operaciones reservadas y encubiertas. Así, ¿cómo explicar el supuesto atentado de Ansar al Furqan (yihadistas) a un oleoducto en la provincia de Khuzestan?

Séptimo, esconde un plan organizado dirigido hacia el cambio de gobierno a través de narrativa mediática, sabotaje interno, apoyo logístico, financiero y armado a grupos de derecha, incentivando al descontento por razones objetivamente existentes, entre otros mecanismos, lo que no descarta presionar a Europa para promover más embargos. No sin razón, muchos carteles del “levantamiento” están en inglés.

En esta dirección, mientras la prensa vasalla no adquiera ética en su producción informativa reconociendo esta realidad verdadera, creer en dicho discurso es difícil.

Objetivamente varias de las demandas son lógicas, especialmente la referida a la situación del consumo y lo laboral, producto de la situación del país. Por tanto, compete al gobierno resolver con prontitud esos reclamos por ser legítimos en todo pueblo y, asimismo, tener siempre presente el poder de la injerencia extranjera para provocar caos en un territorio adverso a sus intereses. Prepararse para una guerra híbrida es la prioridad el 2018.

La contradicción continúa y pese a que fracasen los intentos de crear caos puede utilizarse como pretexto para ahondar las sanciones a Irán.  Afortunadamente, el espíritu soberano indica que se debe resolver la situación interna con una constante reflexión-acción para mejorar las condiciones integrales del pueblo iraní. Es el ferviente deseo de toda comunidad humana basada en la equicracia como gobernanza justa.

http://www.hispantv.com/noticias/opinion/364307/predicciones-geopoliticas-desafios-2018-geopoder

https://twitter.com/Zolfegar12/status/947236369990070278

Interesante dato: el 31 de diciembre hubo 72.200 tuits invitando a protestar, de los cuales 74% estaban fuera de Irán, 35% en árabe, los de Arabia saudita eran más que los iraníes y el Reino Unido estaba en tercer lugar.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

elmundofinanciero