El juzgado de Juan Antonio Ramírez Suñer, el de Instrucción 13 de Barcelona, que investiga delitos relacionados con el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña, ha destapado apuntes contables que suman algo más de tres millones de euros procedentes del Estado y desviados al proceso separatista.

El descubrimiento lo han propiciado los papeles (30 cajas repletas de documentos en un furgón) que querían quemar efectivos de los Mossos d’Esquadra en una incineradora en Sant Adrià de Besòs (Barcelona), en pleno fragor separatista, según fuentes de la investigación.

El furgón se dirigía el pasado 26 de octubre a la citada planta cuando fue interceptado por agentes de la Policía Nacional, que decomisaron las cajas tras un tenso diálogo con los Mossos que viajaban en el furgón que las transportaban. Los Mossos exigieron a los agentes de la Policía Nacional, que recibieron un chivatazo previo sobre esta misión, una orden judicial que, con el furgón detenido, llegó en cuestión de horas a Barcelona procedente de Madrid y firmada por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, quien lleva ahora la causa contra el exjefe de la policía catalana, Josep Lluis Trapero, y una de sus subordinadas.

Las primeras pesquisas apuntan a que esos más de tres millones proceden del Fondo de Liquidación Autonómica (FLA) que habilitó el Gobierno central para todas las comunidades a raíz de la crisis y para afrontar deudas e impagos de la Generalitat. Este dinero es distinto del que supuestamente han recibido asociaciones independentistas como Òmnium Cultural en subvenciones del Gobierno del expresidente Carles Puigdemont y que en este momento está investigando, en apoyo de la Guardia Civil de Cataluña, la Unidad Central Operativa, la UCO. Es un dinero de las arcas del Estado desviado a un fin ilícito, señalan fuentes de las pesquisas.

Cuando el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro decidió intervenir las cuentas de la Generalitat a mediados del pasado septiembre (de las que entonces respondía el exvicepresidente hoy preso en Estremera Oriol Junqueras), anunció, a la vez, que su departamento vigilaría especialmente el destino de las entregas de dinero estatal a la Generalitat. Según los citados medios, los papeles hallados cierran el círculo de un descuadre que también asciende a tres millones y que había sido observado por Hacienda al analizar las cuentas de la Generalitat, una vez intervenidas. Y apuntan a que ese dinero fue desviado al procés.

El juez sustituto de Ramírez Suñer, quien se acaba de reincorporar al juzgado tras una baja médica, llamó hace un mes a la Abogacía del Estado para ofrecerle intervenir en el proceso en calidad de posible perjudicada, y ante la sospecha de que el dinero es del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), de la Administración General del Estado, y en este caso no específicamente de la Generalitat, lo que puede constituir otro delito de malversación de caudales públicos.

La Abogacía del Estado se ha personado ya en el Juzgado 13 y la intención es pedir al juez Ramírez Suñer que se inhiba de este aspecto en favor del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa matriz de los casi 40 procesos judiciales que hay abiertos en este momento en juzgados y tribunales de Cataluña y Madrid. Pretende que sea Llarena, el juez que tiene en prisión a Junqueras y a los Jordis, el que asuma esta nueva malversación, que es uno de los tres graves delitos, junto a rebelión y sedición, que ya indaga este magistrado del Supremo. El delito de malversación lleva aparejadas penas de hasta ocho años de cárcel.

La UCO, que rastrea por su lado presuntos desvíos de dinero público de la Generalitat con fines independentistas, ha hallado hasta ahora pagos en publicidad prosecesionista del Gobierno de Puigdemont y subvenciones millonarias durante años a asociaciones con fines separatistas. La investigación de la UCO, muy compleja, ya está dando frutos, según fuentes jurídicas. La Asociación Ómnium Cultural, presidida por Jordi Cuixart, preso en Soto del Real junto a Jordi Sánchez (expresidente de la ANC), es supuestamente la más beneficiada. También investiga la UCO si empresarios nutridos de adjudicaciones de la Generalitat han pagado a cambio de sufragar actos ilegales. Algunos tiene ya en su lupa.

Los embargos del Tribunal de Cuentas

También la Fiscalía del Tribunal de Cuentas abrirá una investigación sobre estos desvíos de dinero público una vez que se sustancie la causa penal. El Tribunal de Cuentas, cuando descubre un uso ilegal del dinero público, abre un expediente que puede concluir en una exigencia de la devolución del dinero so pena de embargar a los responsables sus propiedades, hasta conseguir la total restitución del dinero. La casa del expresidente Artur Mas en la calle Tuset de Barcelona está ahora embargada para afrontar los casi 5,3 millones que malversó la Generalitat durante su mandato con destino al referéndum ilegal del 9 de noviembre de 2014. Mas, y los otros siete altos cargos de su Gobierno investigados por el Tribunal de Cuentas por este asunto, sólo ha logrado reunir 2,9 millones, pagados por la ANC. La casa se le ha embargado por el dinero que falta.

Fuente: El País

Análisis: Mas, Mundó, Comín... Desbandada 'indepe' por la deriva de Puigdemont

Artur Mas se va. Carles Mundó ha pasado de candidato para presidir el Parlament a volver a dedicarse a la abogacía. Todo eso en un día. No fueron los primeros ni serán los últimos. La 'exconsellera' de Governació Meritxell Borràs ya declinó ir en las listas de JxCAT. Igual que el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, quien evitó sumarse a la candidatura de ERC. Otros dijeron que sí a las listas, como Dolors Bassa, pero descartando volver a la Generalitat como 'consellera'. Para liderar un proceso de restauración, Carles Puigdemont sufre ya muchas bajas. De hecho, las complicadas y tensas negociaciones y las incertidumbres que rodean el proyecto del último 'president' de Cataluña no son ajenas a todas estas fugas.

No son los únicos problemas. En Bruselas, Toni Comín, el 'exconseller' de Salut, se ha negado a entregar su acta de diputado para que corra la lista, tal y como le ha pedido su partido, ERC. Según explican fuentes conocedoras de las relaciones en el seno de los exiliados en Bruselas, Comín alega que si Puigdemont no renuncia al acta por motivos de dignidad, él también tiene derecho.

Mas ha garantizado en público que su marcha no ha tenido nada que ver con las diferencias con Puigdemont, pero el plan del actual líder de JxCAT tiene demasiados agujeros. Por ejemplo, su proyecto para cambiar el reglamento del Parlament de manera que pueda ser investido por plasma, desde Bruselas. Pero Carme Forcadell se niega a repetir como presidenta del Parlament y menos para forzar jugadas como esa.

El relevo de Forcadell iba a ser Carles Mundó. Pero la marcha del 'exconseller' de Justicia confirma que ERC carece de candidatos para presidir la cámara catalana. ERC no avalará un cambio del reglamento. Y Puigdemont sigue sin aclarar cuáles serán sus proyectos ante tantas eventualidades. Forcadell no ha verbalizado su retirada en público, pero sí lo ha hecho en privado. Forcadell, otra ficha caída en el dominó independentista.

El 'procés' dinamita los liderazgos. De los que dudan, como ha sido el caso del 'exconseller' de Empresa Santi Vila; y de los fieles: no en vano, Artur Mas fue quien impulsó la conversión de CDC al independentismo hace casi seis años. Artur Mas, por ejemplo, no quiere repetir las elecciones. A Puigdemont, en cambio, no le importaría impulsar un bloqueo institucional que boicotee la constitución de la legislatura el próximo 17 de enero y que fuerce al Gobierno de Mariano Rajoy a convocar nuevos comicios en Cataluña.

Liderazgo reforzado

El liderazgo de Puigdemont queda reforzado con la marcha de Artur Mas. El propio Mas marca el camino para su partido: integrarse en JxCAT y que la nueva candidatura se convierta en el proyecto que él mismo definió hace años como “la casa grande del catalanismo”.

Pero ese mismo liderazgo no se sabe hacia dónde va. ¿Repetir elecciones? ¿Y con qué programa, después de que hubiese prometido que regresaría a Cataluña si ganaba las elecciones y no haberlo cumplido? No hay respuestas para estas ni para otras preguntas lógicas. Por si acaso, Mas ha evitado avalar la estrategia de presidencia a distancia de Puigdemont.

Muchas dudas

Por tanto, Carles Puigdemont tiene cada vez más poder. Pero no se sabe qué hará con él. Ni tampoco con quién, puesto que ERC va marcando cada vez más distancias. Tantas, que los republicanos están ofreciendo la presidencia de la Mesa del Parlament a los comunes de Xavier Domènech.

Artur Mas dimite como presidente del PDeCAT e informa de que está imputado por el 1-O

Artur Mas habló ayer de que “la etapa que se abre requiere nuevos liderazgos”. Pero las nuevas caras no se ven en el independentismo, con la excepción de Elsa Artadi, número 10 de JxCAT por Barcelona. Lo que predominan son las bajas sin relevos claros. Y las incertidumbres. Queda una semana para constituir el nuevo Parlament y no se ve cómo el independentismo va a gestionar su victoria del 21-D.

Fuente: El Confidencial

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS

elmundofinanciero