Un alto responsable turco del Ministerio de Exteriores confirmó que el asesinato de Yamal Khashoggi fue llevado a cabo dos horas después de su llegada, señala el New York Times.

El responsable turco de Exteriores dijo que oficiales de los servicios de seguridad turcos han concluido que Khashoggi fue asesinado en el consulado saudí en Estambul siguiendo las órdenes “de los más altos niveles de la corte real”.

El responsable turco describió la muerte como rápida. El asesinato fue cometido dos horas después de su llegada al consulado por un equipo de agentes saudíes, que luego cortaron su cuerpo en trozos con una motosierra.

“Es como la imaginación”, dijo el responsable.

Los responsables saudíes, incluyendo el príncipe heredero, Mohammad bin Salman, negaron las alegaciones e insistieron en que Khashoggi abandonó el consulado poco después de su llegada.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha pedido a los saudíes que proporcionen evidencias para probar su afirmación.

El establishment de seguridad turco concluyó que la muerte de Khashoggi había sido ordenada al más alto nivel, porque solo los líderes saudíes de alto rango pueden emitir semejante orden de tanta magnitud y complejidad, dijo el funcionario, hablando bajo la condición de anonimato.

El funcionario dijo que 15 agentes saudíes llegaron en dos vuelos el martes, el día en que Khashoggi desapareció.

El responsable añadió que los 15 abandonaron el país solo unas horas después de la supuesta muerte de Khashoggi. Turquía ha identificado ahora sus roles y se cree que ellos, o al menos la mayoría, eran miembros de los servicios de seguridad saudíes. Uno de ellos era un experto en autopsias y se supone que acudió al consulado a cortar el cuerpo.

The Washington Post: EEUU interceptó conversaciones de funcionarios saudíes que hablaban de “capturar a Khashoggi”

La inteligencia de EEUU interceptó comunicaciones en las que funcionarios saudíes discutieron un plan para capturar al periodista de su país Yamal Khashoggi, quien sigue hoy en paradero desconocido, reportó The Washington Post.

De acuerdo con diario, antes de que Khashoggi fuera visto por última vez en una visita realizada el pasado 2 de octubre al consulado de Arabia Saudí en Estambul, Turquía, la inteligencia norteamericana supo que los saudíes querían atraer a Khashoggi de vuelta a su nación ‘y ponerle las manos encima’.

El periódico estadounidense, que citó a una fuente anónima familiarizada con el tema, añadió que no estaba claro si la intención era arrestar e interrogar a Khashoggi o matarlo, ni si Washington le advirtió al profesional de la prensa que él era un objetivo.

Khashoggi, colaborador del Post y crítico opositor de la monarquía de su país, quien comenzó a vivir en Estados Unidos el año pasado, desapareció tras ingresar al consulado para solicitar unos documentos de matrimonio, y desde entonces diversos reportes señalan que puede haber sido asesinado dentro de ese edificio.

Según otro diario estadounidense, The New York Times, los principales funcionarios de seguridad turcos llegaron a la conclusión de que a Khashoggi lo mataron allí por órdenes de los niveles más altos de la corte real.

Un funcionario citado por el medio describió una rápida y compleja operación en la que el periodista fue asesinado dos horas después de su llegada al consulado por un equipo de agentes saudíes, quienes llegaron a Turquía en dos aviones privados ese mismo día.

No está claro cómo el gobierno turco determinó que Khashoggi había sido asesinado, pero la conclusión de que la corte real saudíes ordenó el homicidio podría aumentar la presión en ambos lados de la disputa, consideró el periódico.

Por su parte, el Post señaló que los funcionarios turcos consideraron anteriormente la teoría de que el reportero fue asesinado en el interior del lugar, pero luego ampliaron su investigación para explorar lo que sucedió en la residencia del cónsul general saudí, Mohammed al Otaibi, ubicada a 450 metros del consulado.

Funcionarios de la nación árabe, incluido el príncipe heredero Mohammed bin Salman, negaron las acusaciones e insistieron en que Khashoggi abandonó el consulado libremente poco después de su llegada, pero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, les pidió presentar pruebas que demuestren su afirmación.

La televisión turca transmite el video del periodista desaparecido entrando al consulado de Arabia Saudita

Una estación de televisión turca ha transmitido imágenes de CCTV del periodista disidente desaparecido Jamal Khashoggi al ingresar al Consulado de Arabia Saudita en Estambul el martes pasado, con una furgoneta negra que llegó más tarde y probablemente se lo llevó.

Las imágenes de Khashoggi que ingresaron al consulado el 2 de octubre fueron transmitidas por el canal de noticias turco 24 el miércoles, seguido de un video de un Mercedes Vito negro que salía de las instalaciones. El video sugiere que Khashoggi estaba en el vehículo en ese momento.

El canal agregó que la furgoneta conducía la corta distancia hasta la casa del cónsul, donde se estacionaba dentro de un garaje.

El miércoles temprano, varios periódicos turcos publicaron las identidades de 15 hombres sauditas que, según las autoridades turcas, formaban parte de un escuadrón de ataque que aterrizó en Estambul el mismo día en que Khashoggi visitó el consulado y partió ese mismo día.

Las fotos del aeropuerto muestran que los hombres llegaron de Riyadh a Estambul en dos jets privados con los números de cola HZ SK1 y HZ SK2, informó el Daily Sabah. El informe agrega que la mayoría de los hombres se hospedaron en el Wyndham Grand Hotel y el Movenpick Hotel, ambos ubicados cerca del consulado.

Se cree que varios de los hombres pertenecen a la unidad de protección de élite del príncipe heredero Mohammed Bin Salman, según dijo una fuente al Ojo de Oriente Medio.

Las autoridades sauditas han negado cualquier juego sucio, calificando las acusaciones de «infundadas».

Análisis: Caso Khashoggi: ¿El fin político de MBS?

En su página de Twitter, el célebre bloguero saudí Moujtahed, del que se cree que es miembro de la familia real saudí o alguien con buenos contactos dentro de ella, ha señalado que una persona próxima al príncipe heredero y hombre fuerte de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman (MBS), está implicada en el tema de la desaparición de Yamal Khashoggi, periodista saudí al que no se ha vuelto a ver tras entrar en el consulado saudí de Estambul el 2 de octubre.

En una serie de tuits, este martes 9 de octubre, el bloguero saudí Moujtahed escribió:

“Los detalles que Turquía va a publicar sobre la suerte de Yamal Khashoggi serán suficientes para poner fin a la vida política de MBS. Este tema podría cobrar una mayor amplitud y llevar a tomas de posición internacionales en contra del gobierno saudí y de denuncia de su violación continuada de las leyes internacionales. MBS también se arriesga a hacer frente a una demanda judicial por el asesinato ante el Tribunal Penal Internacional de La Haya. Este escándalo podría llevar incluso al gobierno de EEUU, y sobre todo a Donald Trump, a renunciar a su apoyo a MBS e incluso a buscar desembarazarse de él para evitarse problemas.”

El miércoles 3 de octubre, la novia del periodista saudí Yamal Khashoggi anunció que se había dirigido al consulado de Arabia Saudí en Estambul, de donde nunca salió.

Las autoridades turcas anunciaron tres días más tarde que todo hacía creer que Khashoggi fue asesinado dentro del consultado. Por su parte, los responsables saudíes pretenden no saber nada sobre su paradero y afirman que él “salió del edificio”, algo de lo que no existe constancia.

Refiriéndose a unos documentos de los que los turcos dispondrían, Moujtahed añade:

“Aunque disponen de suficientes documentos e informaciones, las autoridades turcas esperan que el proceso jurídico e informativo del caso llegue a su fin para que que el informe final permita llevar a MBS ante la justicia, presentando pruebas irrefutables en su contra”.

Siempre según el bloguero saudí, dos factores contribuyen a que se pueda llegar rápidamente a un resultado en la investigación. El primer factor es, según Moujahed, el carácter amateur de esta acción contra Khashoggi, cuyos autores han utilizado técnicas rudimentarias de disimulación. El segundo factor reside en el hecho de que los turcos están relativamente experimentados en los temas de seguridad porque han tenido ocasión de hacer frente a los kurdos, el Daesh y otros, señala el bloguero.

“En estos días, el príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, vive en una situación de angustia. La naturaleza de las declaraciones de los responsables turcos ha hecho comprender a MBS que ellos tienen acceso a fuentes bien informadas. Pero lo que más teme, según Moujtahed, es la reacción de Washington. Los norteamericanos han recibido probablemente informaciones según las cuales su apoyo a MBS no tiene ya ninguna justificación y el príncipe heredero se inquieta por el momento en el que se verá abandonado por el aliado estadounidense.

Una fuente de seguridad en Turquía anunció la noche del sábado que, simultáneamente con la presencia de Yamal Khashoggi en Turquía, 15 saudíes, incluidos funcionarios, también se hallaban en el país. Ellos habían llegado a Estambul a bordo de dos aviones y los 15 regresaron luego a los países de los que habían venido.

Sobre este tema, la página de Twitter de Moujtahed afirma:

“Una de las 15 personas que, según los funcionarios turcos, habían llegado a Turquía y posteriormente salió del país simultáneamente a la desaparición de Jamal Khashoggi, es una persona muy cercana a Bin Salman y él mismo habría dirigido la operación. Si esta información resulta correcta, significa que la operación se llevó a cabo con métodos absolutamente amateurs y el hombre en cuestión es considerado un imbécil, aunque ingresara a Turquía con una identidad falsa”.

Los tuits de Moujtahed también nos dicen que otros miembros de la familia real saudí están llenos de angustia y ansiedad por el futuro del gobierno; ellos hablan de un joven inmaduro que, al organizar el asesinato de Khashoggi en el consulado, corre el riesgo de destruir el reino.

El caso de Khashoggi ha crecido tanto que la inquietud ha llegado hasta las Naciones Unidas, Amnistía Internacional y el gobierno de EEUU. El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha expresado su preocupación por la desaparición del periodista disidente saudí. Incluso afirmó haber ordenado la apertura de una investigación en Estambul.

Casi una semana después de la publicación de informes sobre el caso Khashoggi y las reacciones que han seguido, el presidente de EEUU, Donald Trump, y el vicepresidente de EEUU, Mike Pence, también han decidido reaccionar.

“Estoy preocupado por esta historia. No me gusta lo que oigo en relación a este tema. Por el momento, nadie sabe lo que ha pasado. Malas historias circulan y no me gusta eso”, dijo Trump el lunes.

Por su parte, Amnistía Internacional ha pedido a la comunidad internacional que ponga fin a la violación de la libertad de expresión en Arabia Saudí y señaló:

“La comunidad internacional debe romper su silencio ensordecedor ante la represión de la libertad de expresión en Arabia Saudí y exigir a las autoridades saudíes explicaciones inmediatas sobre el destino de Yamal Khashoggi y su paradero. Si la información que circula es precisa, las autoridades deben iniciar una investigación independiente sin demora y los responsables deben comparecer ante la justicia, independientemente de su rango”.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

RECOMENDAMOS