Libros Recomendados

Estados Unidos revocó la designación como organización terrorista del Movimiento Islámico del Turquestán Oriental (ETIM, por sus siglas en inglés). Según el diario francés Atlantico, Washington busca usar al grupo, vinculado a otras organizaciones terroristas de todo el mundo, incluyendo Al Qaeda, como arma para desestabilizar a China.

El ETIM, también denominado Partido Islámico del Turquestán, es reconocido como grupo terrorista por muchos países del mundo, incluidos los miembros de la UE y Rusia. La ONU lo calificó como cercano a Al Qaeda en 2003.

Tras la decisión de EEUU, el portavoz de Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, acusó al país norteamericano de "encubrir organizaciones terroristas" y "revertir el curso de la cooperación internacional contra el terrorismo".

Según Wang, el grupo ha estado involucrado durante mucho tiempo en actividades terroristas y violentas, causando grandes bajas y pérdidas de propiedad y planteando serias amenazas a la seguridad y estabilidad en China, la región y más allá, señala la agencia china Xinhua.

"Washington busca con esta medida hacer daño a su adversario declarado, China, porque el ETIM ha estado activo desde finales de los años 90 en Xinjiang, donde ha incluido parte de la población uigur", analiza Alain Rodier, autor del artículo para Atlantico.

Además, según el periodista, el asunto de los uigures se está haciendo cada vez más "popular" internacionalmente y proporciona una importante arma psicológica a la Casa Blanca.

El objetivo del ETIM,  mientras tanto, es establecer un estado islámico (o califato) en el Turquestán Oriental, recuerda Rodier. El grupo terrorista está presente también en Afganistán, Pakistán y Siria.

El analista considera "probable que en Turquía exista cooperación entre los servicios secretos turcos y los estadounidenses para apoyar las acciones del ETIM, ya sea en Siria o en China", y agrega que  "la misión diplomática de EEUU en Ankara ha recibido informalmente a funcionarios considerados cercanos a este movimiento".

"Al igual que muchos otros países, Estados Unidos utiliza movimientos insurreccionales para tratar de desestabilizar a sus adversarios, en este caso, China. Lo notable es que en este caso particular el ETIM sea un movimiento que ha estado aliado desde su origen con Al Qaeda que ha hecho un gran daño a los estadounidenses", comenta Rodier.

Según el autor, los estadounidenses "parecen querer ignorar los vínculos entre el ETIM y Al Qaida".

Ahora, tras las elecciones presidenciales en EEUU, la pregunta es qué posición adoptará Joe Biden al respecto. Algunos temen que pueda estar influenciado por los neoconservadores. Por otro lado, Biden se había pronunciado a favor de reducir las tensiones con China.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue