Libros Recomendados


Por Guillermo Rocafort*

Desde que se abrió la verja a primeros de la década de los 80, el problema de Gibraltar no ha dejado de crecer y de agravarse para España. Ni la llegada de la Democracia, ni la entrada en la OTAN, ni el ingreso en la UE, a pesar de los “cantos de sirena” que tanto prodigan nuestros políticos, sirvieron para el fin histórico que nos ocupa.

Ahora, que se aproxima el 300 Aniversario de la humillación histórica que supuso el Tratado de Utrech y de ese secuestro territorial permanente, es preciso un nuevo y eficaz planteamiento que haga estremecerse a los que usufructúan indebidamente la Roca del oro sucio en que se ha convertido Gibraltar.

El Profesor Velarde afirmó que en Gibraltar se da la peligrosa combinación de Guerra y Capitalismo.

La cuestión militar de la ocupación, con lo que significa, ya no es lo esencial; ahora prima la cuestión económica, el Paraíso Fiscal en que se ha convertido la colonia. Y es que la economía gibraltareña, a pesar de lo que diga Wikipedia y sus asesores bajo nómina de la troika del Peñón, depreda a la española, la saquea de capitales y humilla la dignidad nuestros trabajadores.

Ya en un informe de 1989 se afirmaba categóricamente que la lesión económica para España de la apertura de la verja ascendía a la cantidad de 25.000 millones de las pesetas de entonces, que Ceuta había resultado perjudicada seriamente al igual que el Puerto de Algeciras y que los daños alcanzaban hasta al aeropuerto de Málaga.

Flaco favor hizo ZP a la causa, cuando para poder ir a una inútil cumbre del G20, aceptó que la OCDE sacara de su lista negra de Paraísos Fiscales a Gibraltar, siento ésta el modelo del Paraíso Fiscal pues cumple a la perfección las tres condiciones que se necesitan y que son: tener impuestos cero o nominales, falta de transparencia y protección de información financiera personal.

Hoy, Cádiz, la provincia limítrofe con esa vergüenza que es Gibraltar, tal y como la definía el heroico aviador Ruiz de Alda, padece un paro del 40% mientras que los ocupantes del Peñón disfrutan del pleno empleo, de unos incrementos del PIB anuales del 5% y un superávit presupuestario considerable.

Con apenas 30.000 habitantes, tienen domiciliadas 80.000 sociedades mercantiles, en un ejemplo de descompensación y uso indebido de estructuras societarias digna de elogio.

Sus sectores económicos más importantes son el financiero (30%) y el turismo (30%) mientras que el comercio de mercancías (25%) y sus casinos en Internet (15%) van ganando cada vez más peso.

La renta per capita anual del gibraltareño ronda los 41.000 euros mientras que la del británico es de 28.500 y la del depauperado y cosido a impuestos español de 24.000.

El impuesto de sociedades gibraltareño es del 10% y además sólo se aplica a las rentas generadas en su territorio, estando las de fuera exentas, mientras que en España la presión tributaria está rozando ya abiertamente la confiscación.

Este agravio fiscal considerado como un claro “dumping” tributario está perjudicando a España y deslocalizando muchos de nuestros negocios.

Además, debido a su peculiar forma de adhesión a la UE, los bienes y servicios que allí se venden no van gravados con el IVA, con lo que sus precios son mucho más competitivos que los de las comarcas de alrededor.

Sin olvidar que los capitales que allí se refugian provienen en parte de las mafias criminales que tanto abundan desgraciadamente en estos tiempos.

Gibraltar para la prensa europea más prestigiosa como Le Monte o Stern sigue siendo un Paraíso Fiscal como una catedral. Prueba de ello es que Madoff tenía escondidos ahí más de 75 millones de dólares.

Mientras España se hunde económica y políticamente por la incapacidad de sus políticos, Gibraltar crece exponencialmente porque el capitalismo cuasi-delincuencial que la sustenta tiene confianza plena de que sus privilegios se perpetuarán en el tiempo bajo la protección de Inglaterra.

Desconfianza en su futuro inglés es lo que tiene que poner España sobre la mesa ya. Desestabilizando Gibraltar, sus capitales huirán rápidamente como lo hacen los roedores que abandonan rápidamente un barco a la deriva porque la confianza en la Roca, soporte fundamental del capitalismo, estará en entredicho.

El verdadero conflicto es a ellos a quienes perjudicará y lo saben. Por eso sus provocaciones no son constantes en el tiempo, están convenientemente dosificadas.

Y es que no se trata sólo de cerrar esa dichosa puerta que nunca se debió abrir, hoy se deben de cerrar muchas verjas más. Como la verja bancaria, para que ninguna entidad bancaria española tenga allí intereses, la verja de Internet, para que ningún casino virtual como Bwin, contagie la peste de la ludopatía entre los sufridos españoles, la verja política, para que en cualquier foro internacional donde España esté, la cuestión de Gibraltar sea un punto de controversia máxima, la verja fiscal, para que cualquier producto que entre en España de ese lugar pague el IVA que allí no se paga, y acompañado todo ello de un plan para el desarrollo económico de la zona limítrofe, como el que ya tuvo, que garantice un empleo digno a los miles de españoles que allí residen.

Hoy, la mayoría de los Paraísos Fiscales pertenecen a Inglaterra.

Nicolas Shaxson, en su libro titulado “Las islas del tesoro: paraísos fiscales y hombres que robaron al Mundo” afirma que “los catorce territorios de Ultramar, el siguiente anillo de la tela de araña, son los últimos puestos fronterizos que han sobrevivido del Imperio Británico formal. Con apenas un cuarto de millón de habitantes, entre ellos se incluyen algunas de las jurisdicciones más secretas del Mundo: Islas Caimán, Bermudas, Las Islas Vírgenes, Gibraltar, Las Malvinas,...”.

El Imperio económico inglés sigue por lo tanto existiendo de una forma poco transparente.

Chesterton, ese grandioso católico en la Inglaterra sectaria, afirmó que el verdadero peligro no estaba en Moscú sino en la Isla de Manhattan y se refería a la Bolsa de Nueva York. Y hoy, el Euro pervivirá lo que quiera la City (la Bolsa) londinense.

Es ese capitalismo salvaje y especulativo el que está matando el capitalismo productivo y en esta depredación, Gibraltar se está retratando como un Cáncer económico que España no pude ni debe tolerar más.

Es un principio de Teoría Económica que los Paraísos Fiscales hunden económicamente sus territorios limítrofes hasta convertirles en sus colonias. Y hoy España se está convirtiendo en Colonia de Gibraltar y por ende de Inglaterra.

Nos gustaría saber qué políticos y dirigentes españoles tienen sus cuentas secretas en Gibraltar.

Ya sabemos que Artur Mas era beneficiario de varias cuentas opacas al Fisco español en Suiza y Liechtenstein y en Gibraltar se deben refugiar muchos piratas más.

La displicencia y el desprecio con que las autoridades gibraltareñas tratan a España nos induce a pensar que muchos “secretos” deben conocer de nuestros actuales dirigentes.

España mientras duró su Imperio expoliado en Utrech llevó a gala la persecución y el castigo a los piratas. Hoy la piratería tiene distintas formas y matices, como la financiero fiscal, y España hoy podría volver a tener la ocasión de reencontrase con su destino histórico.

La Hispanidad es hoy un proyecto inacabado pues los anglosajones ambicionaron nuestro poder político y comercio marítimo mundiales hasta que lo destruyeron.

Gibraltar tiene un significado vital para nuestro futuro. Puede y debe marcar el punto de inflexión para el papel que deseamos para nuestra Patria y nuestras Naciones Hermanas en el futuro.

España es la Madre Patria de 500 millones de hombres y Gibraltar es sólo un accidente de la Historia que dura ya demasiado tiempo.

Fortaleciendo España, vertebrando la Hispanidad, unificando nuestras industrias, servicios y comercio, protegiendo nuestros mercados, dignificando nuestro proyecto histórico, Gibraltar (y Las Malvinas) caerán sobre nuestras manos, como fruta madura, y los piratas abandonarán sus Islas del Tesoro y ya no encontrarán refugio ni en Inglaterra cuyo Pueblo está ya más de harto de ellos que nosotros.

* Doctor en Económicas y miembro del Foro “Recuperemos Gibraltar”

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue