alt

Paul Craig Roberts

Actualización: Washington ha reabierto el conflicto con un ataque con misiles Tomahawk contra bases de la Fuerza Aérea siria. Los sistemas de defensa aérea rusos y sirios no impidieron el ataque.

El establishment de Washington ha reafirmado el control. Primero Flynn y ahora Bannon. Todo lo que queda en el gobierno de Trump son sionistas y generales enloquecidos que quieren la guerra con Rusia, China, Irán, Siria y Corea del Norte.

No hay nadie en la Casa Blanca para detenerlos.

Beso de depedida a relaciones normalizadas con Rusia.

Se prevé la reapertura del conflicto sirio. Ese es el punto de la inculpación de Washington a Siria del ataque químico a pesar de la ausencia de cualquier evidencia. Es completamente obvio que el ataque químico es un evento orquestado por Washington. Según las informaciones, el secretario de Estado estadounidense, Tillerson, ha advertido a Rusia de que se están dando pasos para eliminar al presidente sirio, Assad. Trump está de acuerdo.

La eliminación de Assad permite a Washington imponer otro títere de Washington a los pueblos musulmanes, eliminar a otro gobierno árabe con una política independiente de Washington, eliminar a otro gobierno que se opone al robo de Israel de Palestina, y al Tillerson de Exxon y a los hegemonistas neoconservadores cortar el gas natural ruso fuera de Europa con un gasoducto controlado por Estados Unidos desde Qatar a Europa vía Siria.

Ignorando todas estas bazas estadounidenses, el gobierno ruso se apresuró a completar la liberación de Siria del ISIS, respaldado por Washington. Los rusos vacilaron, porque tenían esperanzas totalmente irreales de lograr una asociación con Washington a través de un esfuerzo conjunto contra el terrorismo.

Esta era una idea ridícula, ya que el terrorismo es el arma de Washington. Si Washington puede sacar a Rusia del camino con amenazas o con más esperanzas rusas equivocadas de "cooperación" con Washington, el terrorismo será dirigido contra Irán a gran escala. Cuando Irán caiga, el terrorismo comenzará a funcionar en la Federación de Rusia y en la provincia china que limita con Kazajistán. Washington ha dado ya a Rusia un bocado del terrorismo apoyado por Estados Unidos en Chechenia. Está por venir más.

Si el gobierno ruso no hubiera vacilado en limpiar a fondo el ISIS de Siria cuando Rusia inesperadamente tomó la delantera respecto a Occidente, Siria no se enfrentaría a la partición ni a la renovada determinación estadounidense de derrocar a Assad por las razones arriba expuestas. Pero los rusos, hipnotizados por los sueños de cooperar con Washington, han puesto a Siria y a ellos mismos en una posición difícil.

Los rusos tomaron la iniciativa y sorprendieron al mundo aceptando la invitación del gobierno sirio y entrando en el conflicto. Washington estaba desamparado. La intervención rusa inmediatamente cambió el rumbo contra el ISIS. Entonces, de repente Putin representó una retirada rusa, afirmando como Bush en el portaaviones, "Misión Cumplida".

Pero la misión no estaba cumplida, y Rusia volvió a entrar, todavía con la iniciativa, pero algo retrasado desde la irracional retirada. Si no recuerdo mal, este asunto de entrar y salir ocurrió un par de veces. Entonces, cuando Rusia tuvo de nuevo ganada la guerra contra el ISIS, se retuvieron en el final en la vana creencia de que ahora Washington finalmente cooperará con Rusia en la eliminación de la última fortaleza del ISIS. En cambio, los Estados Unidos enviaron fuerzas militares para bloquear los avances ruso/sirios. El Ministro de Relaciones Exteriores ruso se quejó, pero Rusia no utilizó a su poder superior sobre el escenario para apartar a las simbólicas fuerzas estadounidenses y poner fin al conflicto.

Ahora Washington lanza "advertencias" a Rusia para que no se meta en el camino de Washington. ¿Sabrá el gobierno ruso que la cooperación con Washington tiene sólo un significado: apúntese como vasallo?

La única alternativa de Rusia ahora es decirle a Washington que se vaya al infierno, que Rusia no permitirá que Washington elimine a Assad. Pero la Quinta Columna rusa, que está aliada con Occidente, insistirá en que Rusia puede finalmente obtener la cooperación de Washington si Rusia sólo sacrifica a Assad. Por supuesto, la aquiescencia de Rusia destruirá la imagen del poder ruso, y se utilizará para privar a Rusia de las divisas de las ventas de gas natural a Europa.

Putin ha dicho que Rusia no puede confiar en Washington. Esta es una deducción correcta de los hechos, así que ¿por qué Rusia sigue poniéndose en un dilema al buscar la cooperación con Washington?

"Cooperación con Washington" tiene sólo un significado. Significa rendirse a Washington.

Putin sólo ha limpiado parcialmente Rusia. El país sigue lleno de agentes estadounidenses. ¿Caerá Putin ante el establishment de Washington tal y como Trump lo ha hecho?

Es extraordinario qué pocos medios rusos entienden el peligro en el que está Rusia.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

galeria de videos