alt

Carlos E. Almanza Aguilar

Una de las carencias de mayor relevancia del hombre Moderno es el desconocimiento de su pasado, su antipatía y su falta de interés a este, de ahí parte su decadencia, apegado solo a vivir el “aquí” y el “ahora”.

Por lo que adquiere importancia el entender nuestra historia como Humanidad, vista no solo como materia de estudio a archivarse en un estante, por lo regular contada como algo meramente anecdótico, cosa de viejos que añoran sus memorias; si no como “la serie de eventos que suceden a la transformación de la realidad que se va dibujando en determinado periodo de tiempo”.

Dicha historia debe de entenderse como el elemento que nos nutre de “significado”, nos da sentido a la vida, y por ende nos corresponde “tomar con la debida responsabilidad el momento histórico que nos corresponde transitar por este mundo”.

Es de gran significación observar el error en el “modelo educativo moderno”, en el cual se trata dichos eventos como “Silos” independientes, inconexos unos con otros, pero cuando se entiende realmente el flujo histórico es que encontramos en esta una entramada de intereses, conspiraciones y traiciones que dan origen a la creación de “realidades”, que sirven a ciertos grupos de poder, los cuales, hoy por hoy dirigen en la sombra el mundo en el que vivimos: el “Gobierno en la Sombra”.

El no entender la “realidad histórica” es como estar parado sobre un terreno pantanoso en el cual a donde uno se quiera dirigir se dificulta la movilidad por lo que pareciera que no nos llevara a ningún lado más solo nos seguiremos hundiendo, por lo que el conocer el terreno donde estamos parados nos permite vislumbrar “posibles soluciones” para librar este terreno adverso.

Ya lo vislumbraba Oswald Spengler en su obra “La decadencia de Occidente”, el cómo se iría precipitando Occidente en una espiral hacia el vacío.

Siendo ahora el momento que este gobierno en la sombra está acelerando sus procesos de transformación y radicalización de la Humanidad por esta Infrahumanidad, para dar forma a lo que ellos conocen como su Nuevo Orden Mundial (NOM). La manipulación mental es tal que el hombre Moderno acepta con total obediencia todos los dictados de lo “políticamente correcto” de ese “buenísmo” que adormece. La Agenda LGBT (y anexas), Aborto, Eutanasia, degradación de la Iglesia y todos los valores que hacían a Europa el ejemplo a seguir; ahora todo es reducido a “todo sea por el bien del capital”, como si el capital fuera un ente vivo al que alimentar.

Neo-Liberales por la diestra y Neo-Marxistas por la siniestra, pero ambos comandados por la misma cabeza tras bambalinas.

Pareciera una funesta entelequia o producto de la elucubración maquiavélica, pero basta con tener los “ojos bien abiertos” haciendo alusión a la contra de la que el cineasta Stanley Kubrick hacía mención en el título de su última obra.

Es pues ahora que “se abren nuevas oportunidades” para los Pueblos, siendo el momento en el que se tiene que gestar un Nuevo Hombre, para ser así “los primeros del mañana”. Tomando como modelo lo visionado por Martin Heidegger con el Dasein; formando seres humanos que estén conscientes y presentes “al Saber” de “dónde venimos” para que sea más fácil forjar el, “a donde vamos”; una sociedad que respeta sus Tradiciones, su Legado y su Sabiduría Ancestral, ya que esa sabiduría antigua conocía el “Grandioso potencial de la manifestación Humana”.

Este es el verdadero motivo por el cual los enemigos de la Humanidad, quieren que seamos cada vez más reducidos, menos presente, mas ausente; esa es la “inversión del Ser” que se promueve desde el “Gobierno en la Sombra” y en nosotros su respuesta.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos