Laura Knight-Jadczyk

Como los lectores de SOTT deben saber, he estado en el "negocio de los profetas" por más de 25 años. Tampoco ha sido fácil. A pesar de tener una "lista de éxitos" más larga que mis dos brazos, todavía me siento como Casandra la mayoría de los días.

No he escrito nada para el consumo público desde hace algunos años, aparte de publicar en nuestro foro, y la razón es principalmente el "Complejo de Casandra" que acabamos de mencionar. Me di cuenta de que no hay nada que se pueda hacer para cambiar el loco descenso de la humanidad hacia casi su extinción. Además, desde los primeros días, se hicieron grandes esfuerzos para suprimir mis advertencias sacándome del escenario, por así decirlo.

Habiendo fracasado en ello, la censura global impuesta por Google, Facebook, Twitter y los principales medios de comunicación se ha hecho sentir. SOTT.net solía tener 6 millones de lectores al mes; ahora tenemos suerte si conseguimos 2 millones. Las referencias de FB y Twitter solían ser nuestro principal modo de conexión; ahora se han desvanecido en el olvido.

De todos modos, aún no estoy muerta y todo está avanzando como lo predijo nuestro proyecto profético, el Experimento Casiopeo, y tenemos una buena idea de dónde terminará.

Pero Greta Thunberg no tiene ni idea. Y la propagación de su ignorancia es literalmente criminal, lo que, al ser una participante voluntaria, aunque poco más que una niña, la convierte también en una criminal. Ella no se da cuenta de eso, por supuesto, porque le han lavado el cerebro a fondo, al igual que a toda una generación de niños en este planeta; pero ¿cuándo no fue así? Las palabras cambian pero la melodía es la misma: la manipulación y el control de la humanidad es de lo que trata el juego.

Profeta contra profeta

Permítanme contarles una divertida historia del Antiguo Testamento que parafraseé hace más de 30 años.

Érase una vez dos reyes de dos pequeños reinos que estaban emparentados por matrimonio. El primer rey decidió visitar a su cuñado, el segundo rey. Cuando llegó para su visita, fue recibido por el segundo rey, que había preparado todo tipo de manjares y entretenimientos.

Después de un gran festín y diversión, el segundo rey le dijo a su cuñado, el primer rey, que tenía la tendencia a pensar que todas sus posesiones eran mutuas y que esperaba que el primer rey sintiera lo mismo. Esto hizo que el primer rey se pusiera un poco nervioso y se preguntara a qué conducía todo esto, y no tardó en averiguarlo. El segundo rey quería hacer la guerra contra uno de sus vecinos, conquistar su territorio y saquearlo, pero para ello necesitaba ayuda. Sabía que su cuñado no tenía esas ambiciones, y lo había ablandado para pedirle ayuda.

El primer rey se sorprendió un poco por esta petición y preguntó si podían llamar a algunos profetas para averiguar si era sabio seguir este plan. El segundo rey llamó voluntariamente a 400 profetas. Todos ellos, hasta el último hombre, encomendaron el plan y alabaron la perspicacia y ambición de su rey. Pero, el primer rey todavía estaba inquieto; algo no se sentía bien para sus adentros. Preguntó si no había un profeta más a quien consultar. Resultó que sí, pero el segundo rey advirtió al primer rey que no esperara mucho de él, pues había odio entre ellos y este mal sentimiento hacía que este último profeta tuviera prejuicios contra cualquier plan del segundo rey. Después de haber destruido completamente la reputación del último profeta, lo llamó.

El último profeta contradijo con gran seguridad a los otros 400 profetas y le dijo al segundo rey que moriría si entraba en batalla. Para castigar esta grosería, el segundo rey hizo que el oráculo ofensivo fuera encarcelado para que reflexionara sobre su audacia hasta el regreso de los reyes y el ejército. Insistiendo en que su profecía era cierta, el último profeta le comentó al rey que ciertamente se asombraría de su regreso.

Pero el malvado segundo rey tenía un plan. Habiendo persuadido a su cuñado para que lo acompañara, se las arregló para ir a la batalla vestido como un soldado común, mientras su pariente se vestía con sus vestiduras reales.

Resultó que los soldados enemigos habían recibido instrucciones de buscar y matar inmediatamente sólo al segundo rey. Durante el curso del combate, los soldados enemigos persiguieron al único hombre vestido de rey y, al encontrar que no era el hombre que buscaban, se volvieron con rabia y frustración y mataron al soldado común más cercano, que resultó ser el malvado segundo rey. Profecía cumplida.

Hay varias lecciones importantes en esta historia. La primera es que la profecía es inexorable a menos que se realicen alteraciones fundamentales en la actividad y la dirección. ¡No se puede engañar a la realidad cuántica! La segunda es: la verdadera profecía se manifiesta muy a menudo en la misma proporción representada en esta historia: 400 a 1. Una tercera lección -y no menos importante- es que la gente rara vez quiere escuchar la verdad porque es difícil renunciar a los juegos y a las racionalizaciones. Y, finalmente, la manera más fácil de evitar la verdad es asesinar al que habla o destruir su reputación.

La historia de Jonás nos muestra la otra cara de la moneda. Como recordarán, Jonás había sido llamado a profetizar la destrucción sobre la ciudad decadente y pecaminosa de Nínive. Hizo bien su trabajo (después de estar suficientemente motivado por una meditación forzada en el conducto alimentario de un pez grande). Para sorpresa de Jonás, los ninivitas se arrepintieron y cambiaron sus costumbres y, como resultado, el desastre fue cancelado. En vez de estar contento, Jonás estaba mortificado. Le pareció que había quedado como un tonto. Estaba tan humillado que se marchó para sumirse en su enfado. Dios tuvo una pequeña charla con él y señaló que había otros propósitos para la iluminación profética, a saber, el arrepentimiento y el cambio.

En el presente tenemos profetas modernos -estadistas y varios científicos- que proyectan tendencias y probabilidades. En la mayoría de los casos, tanto en los asuntos públicos como en los privados, las decisiones se basan en este tipo de datos. Puesto que estos modernos métodos "adivinatorios" se basan en multitud de estadísticas que reflejan actos puramente materiales, la cualidad enaltecedora de un ideal no se considera ni se proyecta. Como resultado, las predicciones sobre las cuales nuestra cultura ha enmarcado sus actividades resultan en la verdadera evolución, que es una inexorable espiral descendente de declive y decadencia.

En este sentido, las predicciones escatológicas pueden servir como un peldaño hacia la conciencia, lo que ayuda a activar esas aspiraciones más elevadas, que luego pueden actuar de manera atenuante sobre eventos futuros. Si suficientes personas se convencen de que algo terrible está a punto de suceder a menos que cambiemos nuestros caminos, esto podría crear la elevación necesaria en los ideales que servirían para alterar las realidades cuánticas.

Cuando empecé a publicar las transcripciones del Experimento Casiopea, ingenuamente tuve la idea de que la gente entendería que a menos que hubiera un cambio global en las actitudes fundamentales hacia la realidad, la humanidad se encontraría en un barco que se hunde.

Pero ese cambio en las actitudes fundamentales no se ha producido; de hecho, difícilmente puedo imaginar un mundo más envuelto en mentiras y autoengaños que el actual. Pero no me sorprende. Lo predije todo hace 30 años.

Gurdjieff tenía una historia que describe exactamente lo que está pasando con los liberales/izquierdistas/demócratas/llenen el espacio en blanco con el partido a favor de quienes detentan el poder que sea similar en su país:

"Cierto cuento oriental habla de una mago muy rico que tenía numerosos rebaños de ovejas. Este mago era muy avaro. No quería contratar pastores, y no quería cercar los prados donde pastaban sus ovejas. Las ovejas se extraviaban en el bosque, se caían en barrancos, se perdían, y sobre todo se fugaban cuando se aproximaba el mago, porque sabían que él quería su carne y su piel. Y a las ovejas esto no les agradaba.

Por fin, el mago encontró el remedio. Hipnotizó a las ovejas y les sugirió en primer lugar que eran inmortales, y que no les haría ningún daño el ser despellejadas, que al contrario ese tratamiento era excelente para ellas, e incluso agradable; luego el mago les sugirió que él era un buen pastor que amaba mucho su rebaño, que estaba dispuesto a hacer toda clase de sacrificios por ellas; finalmente, les sugirió que si llegase a suceder la menor cosa, eso no ocurriría en ningún caso ahora, ese mismo día, y que por consiguiente no tenían que preocuparse. Después el mago les metió en la cabeza que de ninguna manera eran ovejas; sugirió a algunas que eran leones, a otras que eran águilas, y a otras que eran hombres o que eran magos.

Hecho esto sus ovejas no le causaron más molestias ni preocupación. No se escapaban más, esperando por el contrario con serenidad el instante en que el mago las esquilara o las degollara."

Esto describe con precisión la condición de las grandes masas de la humanidad en la actualidad. Para despertar, primero hay que darse cuenta de que se está en un estado de sueño. Y, para darse cuenta de que uno está, de hecho, en un estado de sueño, uno debe reconocer y comprender plenamente la naturaleza de las fuerzas que operan para mantenerlo en el estado de sueño, o hipnosis. Es absurdo pensar que esto puede hacerse buscando información de la misma fuente que induce la hipnosis. Gurdjieff continuó diciendo:

"Teóricamente, (un hombre puede despertar) pero prácticamente es casi imposible porque tan pronto como un hombre despierta por un momento y abre los ojos, todas las fuerzas que le causaron el sueño comienzan a actuar sobre él con una energía diez veces mayor e inmediatamente se duerme de nuevo, muchas veces soñando que está despierto o despertando".

Es en el despertar de la humanidad donde reside la esperanza de mitigar los desastres profetizados. Para poner fin a las condiciones que han operado para llevar a la humanidad a las deplorables condiciones actuales, estas deben ser expuestas y comprendidas. El Falso Profeta -la fuerte ilusión del error- debe ser superado.

"Guardaos de los falsos profetas que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos devoradores. Los reconoceréis plenamente por sus frutos. ¿La gente recoge uvas de las espinas o higos de los cardos? Un buen árbol no puede dar malos frutos, ni un mal árbol puede dar excelentes frutos". (Mateo 7:15,23)

Mientras que todo el mundo admitirá que probablemente haya demasiada violencia en la televisión e Internet y que la publicidad incesante es probablemente pura tontería, muy pocas personas tienen una concepción real de la naturaleza precisa y el alcance de la influencia hipnótica de los medios de comunicación. Aún menos tienen idea de los propósitos detrás de este incentivo. Wallace y Wallechinsky escriben en El Almanaque del Pueblo:

"Después de la Segunda Guerra Mundial, la televisión floreció [...] Los psicólogos y sociólogos fueron enlistados para estudiar la naturaleza humana en relación con la venta; en otras palabras, para averiguar cómo manipular a las personas sin que se sintieran manipuladas. El Dr. ErnestDichter, Presidente del Instituto de Investigación Motivacional, hizo una declaración en 1941 [...] 'la exitosa agencia publicitaria manipula las motivaciones y deseos humanos y desarrolla una necesidad de bienes con los que el público en un momento dado no estaba familiarizado -quizás incluso no sentía deseos de comprar.'

Discutiendo la influencia de la televisión, Daniel Boorstin escribió: 'Aquí por fin hay un supermercado de experiencia sustituta. La programación exitosa ofrece entretenimiento bajo la apariencia de instrucción; instrucción bajo la apariencia de entretenimiento; persuasión política con el atractivo de la publicidad; y publicidad con el atractivo del drama'.

La televisión programada no sólo sirve para difundir la aceptación y la conformidad, sino que representa un enfoque deliberado de la industria."

Aparte del hecho de que la televisión y la "cultura de la pantalla" han demostrado ser extremadamente perjudiciales para los niños y que ahora se piensa que la mayoría de los aspectos en deterioro de la sociedad pueden atribuirse a los valores en decadencia retratados en los medios de comunicación, hay un efecto más profundo y más insidioso sobre la psique humana. Como se cita, es una manipulación planeada y deliberada para difundir la aquiescencia y la conformidad, y para hipnotizar a las masas con el fin de que se sometan a la autoridad de la pantalla.

A Allen Funt, presentador de un programa popular, Candid Camera, se le preguntó una vez qué era lo más inquietante que había aprendido sobre la gente en sus años de tratar con ellos a través de los medios de comunicación. Su respuesta fue escalofriante por sus ramificaciones: "Lo peor, y lo veo una y otra vez, es la facilidad con la que la gente puede ser dirigida por cualquier tipo de figura de autoridad, o incluso por los tipos más insignificantes de autoridad. Un hombre bien vestido sube por la escalera mecánica y la mayoría de la gente se da la vuelta y trata desesperadamente de subir también... Pusimos un cartel en la carretera: 'Delaware cerrado hoy'. Los automovilistas ni siquiera lo cuestionaban. En vez de eso, preguntaban: '¿Está abierto Jersey?'"

Se está formando una imagen de una sociedad deliberadamente artificiosa de conformidad televisiva, de una incapacidad literaria y creativa, de malestar social y decadente. Es evidente que los medios de comunicación se encargan de propagar estas condiciones.

 

Aparentemente, los maestros de la motivación, en interés de sus clientes industriales, planificarían la programación para crear condiciones sociales beneficiosas, lo cual, de hecho, podrían hacer. Es evidente que la autoridad final sobre la programación de los medios de comunicación está en manos de los anunciantes, respaldados por las industrias cuyos productos e ideas se están vendiendo. Con toda la información psicológica a la que tienen acceso, lo lógico es que obligaran a la programación a corregir las condiciones sociales que les cuesta dinero. Más de 25 mil millones de dólares al año se gastan en enseñar a los trabajadores a leer y escribir, después de graduarse de los efectos combinados de un sistema escolar público y de la televisión.

Se acepta que el floreciente colapso social, que también les cuesta a estos gigantes industriales enormes sumas de dinero, es atribuible principalmente a las frustraciones e insatisfacciones generadas por la falsa visión de la realidad presentada a través de los medios de comunicación. ¿Por qué no utilizan sus recursos financieros en apoyar a los maestros de la motivación para encontrar la manera de presentar una programación que pueda producir cambios positivos? ¿Puede ser que las condiciones de la sociedad, incluida la respuesta programada a los "tipos insignificantes de autoridad", estén planeadas? ¿Alguien podría sugerir que las cifras y los estudios relacionados con la influencia perjudicial de la programación no les son disponibles y que no se dan cuenta de que les está costando dinero? Si ese es el caso, entonces son demasiado estúpidos para ser árbitros de nuestros valores y, en cualquier caso, deberíamos ignorarlos por completo. Si no es el caso, entonces debemos asumir que esta manipulación tiene un objeto.

Hay mucha evidencia que apoya la idea de que este propósito, o el objeto de esta manipulación, es crear una desunión psicológica y social suficiente para permitir la institución de un gobierno totalitario a instancias del pueblo. Es más, se teoriza que la "élite súper-rica" busca controlar al mundo entero desde detrás de las escenas y es con este fin que ellos planean y financian las diversas acciones que aparecen ante las masas como "accidentes" políticos e internacionales. Franklin Delano Roosevelt dijo: "Nada en la política ocurre por accidente; si sucede, ¡puedes apostar que fue planeado!" Y estaba en posición de saberlo.

Hay mucha evidencia que apoya la idea de que se fomentan y se libran guerras para redistribuir estos equilibrios de poder financiero entre bastidores y que, aunque nuestros padres, hermanos, abuelos, tíos, primos e hijos mueran en estas acciones, son meros juegos de "relaciones internacionales" jugados por aquellos cuyo dinero y posición les dan poco más con que ocupar su tiempo o inteligencia.

Hay, sin embargo, una consecuencia en este juego de ajedrez global que no es evidente ni para los jugadores ni para los peones del juego.

La realidad ideológicamente manufacturada contra la realidad objetiva

Enfrentémoslo, la vida en este planeta, gracias a los elementos patológicos que siempre se elevan al poder, nunca ha sido un jardín de rosas o un cuenco de cerezas. Pero las cosas están tan mal ahora como alguna vez lo estuvieron en lugares como Sodoma y Gomorra justo antes de que una aparente explosión de cometas los borrara del mapa, o la legendaria Atlántida en vísperas de la destrucción. Y eso es lo que debería hacernos pausar para reflexionar. George Santayana, en su obra Life of Reason (La vida de la razón) escribió "Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo". Pero los liberales/izquierdistas están ocupados limpiando y reescribiendo la historia, guiados por sus ideologías posmodernistas/marxistas, que básicamente equivalen a poco más que "Tú creas tu propia realidad" (TCTPR). Los hechos duros de la física clásica que operan en el mundo de las ondas colapsadas han sido desechados y reemplazados por la idea ilusoria de que la Incertidumbre Cuántica puede ser aplicada a la dura realidad.

A medida que el cerebro interactúa con su entorno, los circuitos sinápticos se combinan para formar mapas sinápticos del mundo percibido por los sentidos. Estos mapas describen pequeños segmentos de ese mundo -forma, color, movimiento- y estos mapas están dispersos por todo el cerebro. A medida que la red sináptica del cerebro evoluciona, a partir del nacimiento -o incluso antes- estos mapas procesan la información simultáneamente y en paralelo. A partir de nuestros mapas sinápticos del mundo, podemos tener una visión más o menos objetiva de la realidad.

La física clásica afirma que el futuro ya existe, al igual que el presente y el pasado. Todo lo que va a pasar ya ha pasado. Pero por alguna razón desconocida nuestras mentes sólo pueden experimentar el futuro pieza por pieza en lo que llamamos el presente.

La física cuántica, por otro lado, dice que nunca podemos predecir el futuro con absoluta certeza. El futuro no existe todavía en un solo estado definido. La incertidumbre cuántica no nos niega todo conocimiento sobre el futuro. Nos da las herramientas para hacer predicciones, pero sólo en términos de probabilidades.

Bohr y otros destacados físicos de la Escuela de Copenhague dicen que la realidad objetiva es un concepto ambiguo a nivel cuántico. En física, nuestro conocimiento sólo llega cuando realmente medimos algo, e incluso entonces la forma en que decidimos realizar la medición afecta a los resultados que obtenemos.

Hacer la misma pregunta de diferentes maneras puede dar respuestas aparentemente contradictorias, pero ningún experimento por sí solo proporcionará información contradictoria. Algunos experimentos mostrarán los electrones como ondas, y otros los mostrarán como partículas. En ningún experimento los electrones muestran simultáneamente un comportamiento ondulatorio y otro de partículas. Bohr llamó a esto complementariedad.

La mecánica cuántica deja al observador con dudas sobre la verdadera naturaleza de la realidad. ¿Son realmente ondas o partículas? No lo sabemos y ningún experimento nos lo dirá. La detección de uno de los atributos excluye automáticamente el conocimiento del otro.

El universo tiene muchos estados futuros posibles o potencialidades representadas por la función de onda. La función de onda está colapsando constantemente en el presente a medida que los muchos estados posibles se convierten en un solo estado conforme el presente se despliega y las posibilidades se convierten en hechos.

Muchos individuos han decidido que esta Incertidumbre Cuántica significa que pueden "crear su propia realidad" con lo que ellos piensen, o dependiendo de aquello a lo que le presten atención. Esta es una idea popular entre muchos tipos de la Nueva Era, y es en realidad la base de la mayoría de las religiones, se den cuenta o no.

Nuestro universo parece estar hecho de materia/energía y de conciencia. La materia/energía por sí misma "prefiere", según parece, un estado caótico. La materia/energía por sí misma ni siquiera tiene un concepto de "creación" u "organización". Es la conciencia la que da vida a estos conceptos y por su interacción con la materia empuja al universo hacia el caos y la decadencia o hacia el orden y la creación.

Este fenómeno puede ser modelado matemáticamente y simulado en una computadora usando EEQT (EventEnhanced Quantum Theory, o Teoría Cuántica Expandida por Evento). Si la EEQT modela fielmente la interacción de la conciencia con la materia, es algo que no sabemos; pero lo más probable es que lo haga porque parece describir correctamente los fenómenos físicos mejor que sólo la mecánica cuántica ortodoxa o sus teorías rivales (mecánica bohmiana, teoría del GRW, etc.).

Lo que aprendemos de la EEQT se puede describir en términos sencillos de la siguiente manera:

Llamemos a nuestro universo material "el sistema". El sistema se caracteriza por un cierto "estado". Es útil representar el estado del sistema como un punto en un disco. El punto central del disco, su origen, es el estado de caos. También podríamos describirlo como "Potencial Infinito". Los puntos en la frontera representan "estados puros" del ser, es decir, estados con "conocimiento puro, no confuso". En medio hay estados mixtos. Cuanto más cerca de la frontera se encuentra el estado, más puro, más "organizado" está.

Ahora bien, un "observador" externo, una "unidad de conciencia", tiene alguna idea -quizás exacta, quizá falsa o intermedia- sobre el "estado real" del sistema, y observa el sistema con esta "creencia" sobre el estado. La observación, si se prolonga, hace que el estado del sistema "salte". En este sentido, SÍ "creas tu propia realidad", pero el diablo, como siempre, está en los detalles.

Los detalles son que el estado resultante del sistema bajo observación puede ser más puro, o más caótico, dependiendo de la "dirección" del salto. La dirección del salto depende de cuán objetiva -cuán cerca de la realidad del estado real- sea la observación.

Según la EEQTT, si las expectativas del observador se acercan al estado real del sistema, el sistema salta, la mayoría de las veces, a un estado más organizado y menos caótico.

Si, por otro lado, la expectativa del observador es cercana a la negación del estado real (es decir, cuando las creencias del observador no son VERDADERAS según el estado REAL; la realidad objetiva), entonces el estado del sistema, típicamente, saltará a un estado que sea más caótico, menos organizado. Además, por regla general, se necesitará mucho más tiempo para lograr ese salto.

En otras palabras, si el conocimiento del observador del estado real está cerca de la verdad, entonces el mismo acto de observación y verificación causa un salto rápidamente, y el estado resultante es más organizado; puro. Si el conocimiento del observador del estado real es falso, entonces usualmente toma mucho tiempo para causar un cambio en el estado del sistema, y el estado resultante es más caótico.

En resumen, todo aquel que "cree" en un intento de "crear una realidad" diferente de la que es, se suma al aumento del caos y la entropía. Si sus creencias son ortogonales a la verdad, no importa cuán fuertemente las crean, esencialmente están entrando en conflicto con la forma en que el Universo se ve a sí mismo, y -les aseguro- no van a ganar esa competencia. Están invitando a la destrucción sobre ustedes mismos y sobre todos los que participan con ustedes en este ejercicio de "mirar fijamente al universo".

Por otro lado, si son capaces de ver el Universo como se ve a sí mismo, objetivamente, sin parpadear, y con la aceptación de la realidad y las respuestas apropiadas a cómo son realmente las cosas, entonces se vuelven más "alineados" con la energía creativa del universo y sus mismas conciencias se convierte en transductores de energía de orden, y sus acciones están en consonancia con lo que es. Su energía de observación, dada incondicionalmente, acompañada de las acciones apropiadas, puede poner orden en el caos, puede crear a partir de un potencial infinito.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue