Libros Recomendados


Por Colectivo Alborán*

“Este domingo tengo el coñazo del desfile… en fin, un plan apasionante”, dijo Rajoy, descuidada y sinceramente, la víspera del Día de la Hispanidad de 2008. Al que fuera cabo del almacén de Capitanía General en Valencia en 1979 principalmente le dedicaron a limpiar escaleras, según Wikipedia, pero alguien habrá escrito a Wiki y otro alguien habrá dado el visto bueno.

Por otra parte, su primera visita al extranjero ha sido a Marruecos, nuestro cordial “amigo” y más principal fuente de tensiones objetivas (guerras de Ifni-Sáhara en 1958, conflicto del Sáhara en 1975, etc). En cualquier caso, Rajoy nunca ha demostrado demasiado afecto a los Ejércitos y a la Defensa. Estos poco prometedores trazos pueden servir de marco a lo que pensamos le espera a España en esos campos con el nuevo Gobierno. Para empezar a deshojar la margarita, veamos sumariamente algunos de los nuevos ministros que tienen responsabilidades con la Defensa Nacional.

Está claro que la Economía tiene una trascendencia fundamental en Defensa, sobre todo para un departamento; empecemos por ella, pero, para empezar recordemos que:- España está al borde de la intervención internacional para evitar la bancarrota a la que nos conducen nuestros gastos desmesurados y la falta de ingresos por desmantelamiento de la industria y la agricultura.

En este contexto Mazarino, durante el reinado del “Rey Sol” de Francia, Luis XIV, ya recomendaba aumentar la presión impositiva sobre las clases medias [1], cosa que ya se está haciendo (los españoles soportamos el IRPF más alto de Europa en todos los tramos de renta [2]), todo ello sin que apenas se oigan voces en contra[3] y en medio de la continuación del despilfarro por parte de la mayoría de las diversas Administraciones del Estado y aderezado con una corrupción generalizada y pública.

- No se han reducido, prácticamente, la estructura megalítica de las Autonomías de un Estado federal en la práctica, ni los megasueldos de los políticos, ni las canonjías sindicales. Por el contrario, para los que tenemos nóminas del Estado, sólo en 2010 y 2011 y teniendo en cuenta la rebaja de sueldo, la congelación salarial y el IPC, hemos perdido, aproximadamente, un 14% de poder adquisitivo; si a ello sumamos la congelación de sueldos del 2012, el IPC, el aumento del IRPF (400-500 € menos, según nómina), etc… en la práctica hemos sufrido una reducción del 20%.

- El presupuesto de defensa español, en relación a su importancia, población y PIB, es de los más bajos no ya de Europa sino del mundo, a pesar de que Industria corre con parte de los gastos de adquisición de material y Exteriores con los de misiones de paz. Como resumen, solo decir que en la década de los ochenta el presupuesto superaba el 2% del PIB y en 2011 fue nominalmente del 0,66% y en la práctica menor, pero siempre en una proporción bajísima del gasto público; y eso que entre 1985 y 2005 el PIB nacional se incrementó un 85 % en valor real y el presupuesto del Estado creció un 61 % (pero el Presupuesto de Defensa disminuyó un 31 %).

En 2009 el presupuesto de Defensa inicial fue de 7.846.872.840 euros, cantidad irrisoria de la que más de la mitad son gastos de personal, menor que la dedicada a Seguridad Ciudadana e Instituciones Penitenciarias (8.649.199.790), e ínfima en relación con los 66.414.577.660 € de Transferencias a otras Administraciones Públicas.

En 2010 España estaba a la cola del gasto en Defensa entre los países desarrollados, con un gasto, en relación con el Producto Interior Bruto, casi la mitad que Francia, Italia o Gran Bretaña. Y en 2011, recién admitida, por fin, la situación de crisis, ya se hicieron drásticos recortes en el presupuesto [4]. – Por si alguien quiere profundizar en la situación de las FAS, puede leer el trabajo del Coronel Candil titulado “Desidia, Incapacidad e Incompetencia” [5].

Pues bien, para ese fundamental puesto se ha elegido a Luis De Guindos, el que en 2008, cuando el Banco Lehman Brothers quebró por el escándalo de las hipotecas subprime, era el director de la misma en España y Portugal. Es decir, tenemos a la banca judeonorteamericana al timón de la economía española, como pasa en otros países “Pigs” con Monti (Primer Ministro de Italia, ex-director europeo de la Comisión Trilateral, ex-miembro del equipo directivo del Grupo Bilderberg [6] y asesor de Goldman Sachs), Papademos (Primer Ministro de Grecia, ex-gobernador del Banco de la Reserva Federal de Boston, miembro de la Comisión Trilateral [7] y hombre de la Banca Goldman Sachs) y Draghi (Presidente Banco Central Europeo, ex-vicepresidente por Europa de Goldman Sachs). Recordemos que Goldman era uno de los 12 bancos privados, de familias judías, que crearon la Reserva Federal norteamericana. Como para confirmar lo anterior, recordemos que De Guindos fichó a la abortista del PSOE y “portavoz” Carmen Vela para dirigir la política de Investigación española.

Una situación nada esperanzadora para un sector tan “marginal” para el mundialismo como es la defensa de España. Pero en España nuestros políticos decidieron hace mucho que no estaba bien visto gastar en Defensa, por lo que, además del recorte general en el número de hombres y el tipo de materiales, disimularon parte del pago de los adelgazados Ejércitos mediante programas de Industria para adquirir nuevos materiales. El monto de este “suplemento” sobre el inicial “presupuesto anual ficticio” [8] casi una cuarta parte del final “presupuesto real”. Quizás por el peso general que la economía tiene en el Gobierno actual, José Manuel Soria, Ministro de Industria y Energía, es economista y no ingeniero; en sus manos estarán los recortes que, sin duda, se harán a los programas de Defensa.

Una parte importantísima del gasto militar procede de las misiones de paz, de guerra apenas encubierta (Afganistán: 97 muertos y 2.490 millones euros en una década) o abierta (94.804.000 euros en Libia, 500.000 diarios), por lo que el Ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, tiene mucho que decir [9], además de capear con Marruecos.

García-Margallo, que también, ¡cómo no!, es economista, hay que agradecerle declaraciones tale como que la broma de Gibraltar se ha terminado y ¡Gibraltar Español!, le cae una gran responsabilidad en Defensa y habrá que ver como la enfrenta, pero es de temer que tampoco recortará misiones, siendo el ahorro más sencillo y obligado en una nación en práctica bancarrota y que, además, dada su proximidad a un Magreb a punto de hundirse definitivamente en la integrista “primavera árabe”, no debería buscarse más motivos de problemas que, en caso de guerra, muy difícilmente podría resolver.

Y, hablando de guerra, la Ministra de Sanidad, Ana Mato, también tiene algo, mejor dicho, muchísimo, que decir en Defensa, sobre todo cuando se ha eliminado, en la práctica, la Sanidad Militar. No podrá decir que la Sanidad Militar es el menor problema de su cartera, igual que dijo que “el aborto es el menor problema de la familia”, y tampoco podrá ignorarla, como ignoró el Audi que tenía su marido en el garaje (caso Gurtel).Dado que una de las principales misiones de los Ejércitos es salvaguardar la integridad de España, el tema de ETA, como cabeza visible del separatismo vasco, e incluso catalán, tiene especial relevancia para Defensa.

Alberto Ruiz-Gallardón, Ministro de Justicia, el de los 1.500 asesores en el Ayuntamiento de Madrid y de quien Ricardo de la Cierva alguna vez comentó que es masón, mucho tendrá que ver con el proceso negociador abierto con los asesinos de tantos militares por el Gobierno anterior. Por cierto, Gallardón, en el acto de toma de posesión de su cargo, colocó su mano derecha primero sobre la Biblia y luego en la Constitución; Sáenz de Santamaría y de Guindos ni siquiera llegaron a tocar la Biblia, poniendo su mano derecha sobre la Carta Magna durante el juramento-promesa. Un aspecto que no se suele tener en cuenta cuando se analiza la Defensa Nacional es la Guardia Civil. Antaño cuerpo militar, hoy, a pesar de tener varios tenientes generales, es práctica y únicamente “civil”. Pero, dada la debilidad de los Ejércitos, resulta que tiene más hombres que los Tierra, Mar, Aire y Cuerpos Comunes, además de ser considerada siempre, como en otras naciones, fuerza paramilitar. Por lo tanto, Arsenio Fernández de Mesa y Díaz del Río, el Ministro de Interior, tendrá que tener presente ese aspecto fundamental de su cartera, aunque no lo parece, dada la falta de sensibilidad que ha demostrado nombrando Delegado del Gobierno en Melilla a Abdelmalik El Barkani, y la peculiar biografía del Director General de la Guardia Civil, merecedora de un tratamiento personalizado posterior.

Soraya Saenz de Santamaría, Ministra de Presidencia, tiene en su cartera no solo el CNI, definitivamente desgajado de Defensa, la cual queda huérfana de servicios de información propios dignos de ese nombre, sino El Valle de los Caídos, el mayor y más trascendente cementerio militar de España. No poco tendrá que velar por ambos trascendentales asuntos.

Por último, dado que el Ministro de Economía y Hacienda, Cristóbal Montoro, a quien rozó el escándalo Gescartera, es responsable de proponer anualmente los Presupuestos Generales del Estado, mucho tendrá que trabajar en el ámbito de Defensa, dado que, como dijo el General de División Francisco Pérez Muinelo (procedente de Intendencia del Ejército de Tierra, ex-Director General de Asuntos Económicos del Ministerio de Defensa), “…con este nivel de recursos no es factible financiar unas Fuerzas Armadas, con más de 80.000 soldados y marineros profesionales, con una dotación de material, acorde con los compromisos asumidos en Praga, que permita su homologación con los ejércitos aliados de la OTAN, y capaz de enviar en operaciones en el exterior a unos 3.000 efectivo; se estima que para poder mantener el modelo vigente se precisaría un mínimo de 10.000 millones de euros, lo que supondría contar con un presupuesto inicial de un 1 % del PIB”.

Por ello, tendrá que tener presente que, como en otros campos trascendentales de la vida nacional, la mera visión económica de años precedentes no tiene lugar en la actualidad, pues nos jugamos la existencia de España como nación y, seguramente, muchas vidas.

NOTAS

[1] Diálogo entre Colbert y Mazarino:

Colbert: Para conseguir dinero, hay un momento en que, engañar [al contribuyente] ya no es posible. Me gustaría, Señor Superintendente, que me explicara cómo es posible continuar gastando cuando ya se está endeudado hasta al cuello…

Mazarino: Si se es un simple mortal, claro está, cuando se está cubierto de deudas, se va a parar a la prisión. Pero el Estado… ¡¡¡cuando se habla del Estado, eso ya es distinto!!! No se puede mandar el Estado a prisión. Por tanto, el Estado puede continuar endeudándose. ¡Todos los Estados lo hacen!

Colbert: ¿Ah sí? ¿Usted piensa eso? Con todo, precisamos de dinero. ¿Y cómo hemos de obtenerlo si ya creamos todos los impuestos imaginables?

Mazarino: Se crean otros.

Colbert: Pero ya no podemos lanzar más impuestos sobre los pobres.

Mazarino: Es cierto, eso ya no es posible.

Colbert: Entonces, ¿sobre los ricos?

Mazarino: Sobre los ricos tampoco. Ellos no gastarían más y un rico que no gasta, no deja vivir a centenares de pobres. Un rico que gasta, si.

Colbert: ¿Entonces cómo hemos de hacer?

Mazarino: ¡Colbert! ¡¡¡Tú piensas como un queso de gruyere o como el orinal de un enfermo!!! ¡¡¡Hay una cantidad enorme de gente entre los ricos y los pobres!!! Son todos aquellos que trabajan soñando en llegar algún día a enriquecerse y temiendo llegar a pobres. ¡Es a esos a los que debemos gravar con más impuestos…, cada vez más…, siempre más! ¡¡¡Esos, cuanto más les quitemos, más trabajarán para compensar lo que les quitamos!!! ¡¡¡Son una reserva inagotable!!!

[2] http://www.libremercado.com/2012-01-23/los-espanoles-soportan-el-irpf-mas-alto-de-europa-en-todos-los-tramos-de-renta-1276446972/

[3] Francisco Cases, obispo de Canarias: Leemos todos los días que los bancos reciben ayudas. Y recibir ayudas significa que nosotros, los ciudadanos, les damos dinero para que no exploten. Resulta que el Banco Central da dinero al 1 % para que los bancos tengan liquidez. Después, ellos lo emplean para comprar deuda soberana de los estados, que les rinde el 3 o 4 %. Los ciudadanos quedan como los permanentemente castigados. Este tema está insuficientemente reflejado en los medios.

[4] Nuestro 1’27 % del PIB/Defensa para 2001 (“PIB per cápita”, según el IISS en The Military Balance 2001-2002; ó 0’81% PIB normal, según el boletín ICE nº 2774) solo tenía por debajo a Eslovenia, Finlandia, Irlanda, Islandia, Letonia y Luxemburgo. Y desde entonces ha disminuido aun más la proporción, conservando la posición relativa, estando en 2009 en 0’72 %.

Esta tendencia a la reducción al límite (en 1986 era de 2’2 y en 1995 de 1’5) ha sido uniforme tanto con el PP/UCD como con el PSOE, en el mejor ejemplo de “consenso político”, por no decir identidad. (Nota: las posibles disparidades de las fuentes, son debidas a no reseñar/considerar si se trata de “euros corrientes” o “IB per cápita”, pero reflejan claramente la tendencia y los hechos).

[5] http://www.militar.org.ua/foro/la-situacion-actual-de-las-ff-aa-t34620

[6] El Club de Biderberg es, según dijo The Times en 1977, “… una camarilla formada por algunos de los hombres más ricos del mundo, (y los más) poderosos e influyentes de Occidente, que se reúnen secretamente para planear eventos que después, simplemente, se cumplen”.

El historiador Ricardo de la Cierva, el Padre Manuel Guerra Gómez (especialista en sectas y masonería), el escritor Daniel Estulín y otros investigadores, afirman que el Club Biderberg (en el campo de la defensa) y La Trilateral (en la economía) son organizaciones masónicas ocultas (masonería encubierta) que influyen en la orientación de los aspectos mas básicos del modo de vida de la sociedad. La financiación del Club de Bilderberg corre a cargo del grupo Rockefeller, la Banca Rothschild, la Banca Dillon Read, la Banca Warburg, la banca Lehman y dos instituciones muy vinculadas al mundialismo: el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

A la reunión Bilderberg-2010, celebrada en España (Sitges, con los inevitables David Rockefeller y Henry Kissinger a la cabeza), asistieron la Reina Sofía (como en 1991, 1994, 1996, 2001, 2005 y 2009, al menos), Alberto Ruiz-Gallardón, José Luis Rodríguez Zapatero, Bernardino León (ex-Secretario del Estado de Exteriores y para Iberoamérica), Pedro Solbes (ex-miembro de la Trilateral), Joaquín Almunia Amann (Unión Europea, ex-Secretario General PSOE, ex-Ministro de Industria, miembro de la Comisión Trilateral), Ana Patricia Botín (Banesto), Juan María Nin (Director General de La Caixa), Juan Luis Cebrián (PRISA), Ignacio Polanco (PRISA) y César Alierta (Telefónica). Otros miembros e invitados del Club han sido o son: Juan Carlos de Borbón (en 1989, en La Toja), Cristina de Borbón y Grecia, Manuel Fraga Iribarne, José María Aznar (ex-Presidente del Gobierno), Rodrigo Rato (ex-Ministro de Economía y ex-Director Ferente del FMI), Esperanza Aguirre (Presidenta de la Comunidad de Madrid, una de las asiduas participantes), Federico Trillo Figueroa (ex-Ministro de Defensa), Loyola de Palacios (ex-Ministra de Agricultura y Vicepresidenta de la Unión Europea), Jorge Pujol, Eduardo Serra (ex-Ministro de Defensa ), Narciso Serra (ex-Ministro de Defensa), Javier Solana (responsable de la política exterior de la Unión Europea), Miguel Ángel Moratinos (ex-Ministro de Exteriores), Ramón de Miguel (ex-Secretario de Estado para Asuntos Exteriores), Matías Rodríguez Inciarte (Vicepresidente Ejecutivo del Grupo Santander y Presidente de la Fundación Príncipe de Asturias), Jaime y Urquijo (financiero, ex presidente de Ford España, amigo de juventud del Rey Juan Carlos, miembro de la Trilateral), Guillermo de la Dehesa (presidente del Instituto de Empresa), Gustavo A. Cisneros Rendiles (hispanovenezolano, presidente del Grupo Cisneros), Juan Yañez Barnuevo (ex-embajador de España ante las Naciones Unidas), José María Entrecanales (Acciona), Miguel Sebastián (ex-Ministro de Industria) y varios altos cargos de La Caixa y del grupo Danone, entre otros.

[7] Miembros españoles de la Trilateral han sido: Miguel Herrero de Miñón (incombustible hombre público, miembro del Comité Ejecutivo de la Comisión desde 1995), Antonio Garrigues Walter (vicepresidente de la sección europea), Joaquín Almunia, Trinidad Jiménez (ex -Ministra de Sanidad y AA.EE.), el financiero Claudio Boada, Julio Feo (asesor de Felipe González), Victoria Camps (académica de la Historia y preceptora del príncipe), Carmen Iglesias, Emilio Ibarra (Banco Bilbao), Pedro Ballvé, Ana Patricia Botin, Jaime Carvajal Urquijo, Alfonso Cortina (Repsol YPF), Pedro Miguel Echenique, Oscar Fanjul (Hidroeléctrica del Cantábrico), Nemesio Fernández-Cuesta, Abel Matutes, Antón Sarasqueta, Pedro Schwartz, etc.

[8] Defensa es uno de los ministerios que hace/sufre más modificaciones presupuestarias de su presupuesto anual inicial, llegando a un 16 % del total final, tanto por créditos de industria, como fondos de misiones internacionales y los de la nada desdeñable fuente que es su desamortización mediante las ventas de inmuebles que hace la Gerencia de Infraestructura.

[9] En 2011 España gastó 861.398.049 euros en operaciones internacionales, más del doble de los 380.619.000 que se gastaron en 2004, primer año de mandato de ZP. Como en otros conceptos, el presupuesto inicial de operaciones de paz solía aparecer, como crédito ampliable, con una cifra simbólica de solo unos 10 millones, que posteriormente se ampliaba hasta más de 700.

*El ‘Colectivo Alborán’ lo forma un grupo de altos mandos del Ejército español, retirados y en activo, que cuentan con una cualificada experiencia militar y una notable preparación académica. A todos ellos les une un denominador común: el amor a España y la preocupación ante los acontecimientos que vive nuestra nación.

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente

El Tiempo por Meteoblue