Opinión

altA medida que se aproxima la fecha del referéndum unilateral se agudiza la polarización en la sociedad catalana y la división entre las izquierdas del país. Aquí se analizan los argumentos de los partidarios de apoyar la participación en el referéndum.

Antonio Santamaría


altEl hecho más destacable de la Diada del sí a la desobediencia y a la división es que fuera la menos masiva de las organizadas en los últimos años, a pesar de contar con la participación estelar de Puigdemont, Junqueras y la mayoría de sus consejeros, y haberla anunciado como el preludio del ‘referéndum de autodeterminación’ del próximo 1 de octubre (1-O). Dentro de lo malo, constituye una buena noticia que la primera Diada promovida abiertamente por el gobierno de la Generalitat y los diputados de Junts pel Sí (JxS) y CUP, declarados en rebeldía contra el Estado de Derecho desde que aprobaron la ‘ley del referéndum de autodeterminación” en el Parlament el pasado 6 de septiembre, haya sido un relativo fracaso.

Clemente Polo*

altQue nuestro president nos convoque a un referéndum para el que no hay censo, ni junta electoral, ni fun­cionarios, ni locales, ni urnas, ¿no da risa?

Laura Freixas

altLa sociedad catalana está fragmentada en dos. La decisión de sus gobernantes de iniciar un proceso independentista en contra de la ley provoca un conflicto habitual en sociedades avanzadas y complejas. John Nash, protagonista de la película Una Mente Maravillosa, recibió el premio Nobel de economía por sus aportaciones sobre este tipo de conflictos. La solución al conflicto es la cooperación. Si no hay cooperación el resultado es que las dos partes acaban empeorando su situación.

José Carlos Díez

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos