Opinión

altLa pasividad de los Mozos de Escuadra el 21 de septiembre, mientras las hordas congregadas por la ANC, Omnium y CUP destruían vehículos de la policía judicial durante el registro de la consejería de Economía, dio una pista de lo que podía ocurrir y sucedió el 1-O: la mayoría de los Mozos incumplió flagrantemente las órdenes de la magistrada Armas de desalojar y sellar los centros de votación antes de las 6:00 horas para impedir la celebración de la ilegal consulta. ¿Acaso alguien creyó que el consejero Forn y el mayor Trapero iban a cumplir las órdenes? ¡Si su misión era precisamente facilitar la apertura de los centros! No me sorprendería nada que los mandos de los Mozos conocieran la localización de los centros desde los que se distribuyeron urnas y papeletas y hay indicios de que la operación pudo haber sido planeada por sus propios servicios de información.

Clemente Polo

altQué decepción. Puchi nos ha decepcionado. Éramos muchos los que pensábamos que bajo esa mata de pelo que luce Carles Puigdemont había una cabeza poderosa y un corazón de hierro dispuestos ambos a llegar con su desafío hasta el final; muchos creímos que estabas soñando con asumir de una vez por todas tu papel de mártir, deseando que te metieran en la cárcel, porque has ido demasiado lejos ya y no te ibas a rajar en la estación término de tu viaje a la gloria, tu vuelo a las páginas de la historia como el gran héroe de la República Independiente de ninguna parte, de modo que, suponíamos, ibas a ir adelante con los faroles y salga el sol por Antequera, entre otras cosas, además, porque aunque quisieras flaquear al rozar el precipicio, aunque el vértigo del momento te aconsejara dar un paso atrás, no ibas a poder, querido, porque ahí al lado, en el Arco del Triunfo, frente a la sede del TSJC, el 'generalito' Jordi Sánchez, uno de los poderes fácticos de esta revolución de Polichinela, se había situado al frente de sus tropas de la ANC dispuesto a no darte opción, a recordarte que sus 20.000 fieles, pongamos 30.000, no te iban a permitir un paso atrás.

Jesús Cacho

altCuenta la historia que tal día como hoy de 1698, Inglaterra, Francia y Holanda firmaron un tratado en La Haya dónde se repartían el imperio español como si fuera un solar ante la debilidad de un enfermizo Carlos II.

Juan Carlos Bermejo

Venciendo mi natural pereza para escribir sobre temas políticos, aporreo el teclado para comentar el inicio de la última etapa del “sainete catalán”. Hoy, en Cataluña hay dos tipos de reacciones: los que se están riendo de todo lo que ocurrió ayer en el parlament y los que lo lamentan. Incluso en reacciones emotivas, Cataluña está partida en dos. Pero el que unos se regocijen y otros experimenten en crujir de dientes, no quiere decir que hayan entendido lo que ha ocurrido, ni que prevean lo que puede ocurrir –y, de hecho, ocurrirá- en los próximos meses. Trataremos de resumir.

Ernest Milá

CANAL

 

elespiadigital.com
La información más inteligente
galeria de videos